El vitral paranaense de Madre Catalina

81

¿Sabes que en Paraná, donde vivió y donde estuvo la congregación de la Madre Catina hay un Vitral en una Capilla? ¿Conoces cual es el milagro que se le atribuye a la Madre Catalina? Datos que te ayudarán a conocer mejor a quién será canonizada.

Vitral Madre Catalina

Mujer, laica y religiosa

El 19 de enero de 2017 con la aprobación de la Comisión Teológica de la Congregación para las Causa de los Santos del Vaticano, se aprobó por unanimidad el milagro atribuido a la intercesión de la Venerable Catalina de María Rodríguez, la Madre Catalina.

Esta mujer, laica y religiosa entregada al Corazón de Jesús y a la humanidad, es cada vez más querida y buscada por la gente, por su personalidad, su obra y su intercesión en los momentos difíciles. Madre Catalina, cordobesa contemporánea del Cura Brochero, será beatificada este sábado 25 de noviembre.

Muchas son las gracias concedidas por Madre Catalina de María. Se la invoca principalmente en casos de dificultades para tener hijos pero también con enfermedades concretas en donde se ha apreciado su poder de mediación ante Dios. Porque las gracias y milagros las hace Él y los santos o personas a quienes invocamos son los mediadores de ese favor.

El milagro que se le atribuye

Una noche de abril de 1997, en la ciudad de Tucumán, en donde las Hermanas Esclavas tienen un Colegio, la madre de una profesora del mismo de menos de 60 años, sufrió una muerte súbita. Auxiliada por su hija, su esposo y un vecino y temiendo por los síntomas, de que estaba muerta la llevaron a una clínica distante a varias cuadras a donde llegaron más de quince minutos después.

Los médicos intentaron la reanimación mientras la familia afuera rezaba, sin saberla bien, la oración a Madre Catalina. Pasados aproximadamente veinte minutos de vanos intentos para lograr que el corazón volviese a funcionar, el médico les dijo a los familiares que la señora había fallecido.

La hija y el esposo le pidieron al facultativo que siguiera intentando pues estaban seguros que Madre Catalina también estaba actuando con ellos. El médico sin saber bien porqué ya que había cumplido con todos los protocolos, hizo un nuevo esfuerzo y comprobó que aunque había decretado la muerte biológica, la señora comenzaba a tener actividad cardíaca.

La trasladaron a la unidad coronaria para una mejor atención a la vez que diagnosticaron edema pulmonar y grave afección cerebral con lo cual el pronóstico de supervivencia era acotado y en caso que se diera quedaría con enormes secuelas.

Mientras tanto comenzaron las cadenas de oración y las alumnas del Colegio rezaban fuertemente por la curación de la mamá de su profesora. Inesperadamente a las 24 horas hablaba correctamente, se movía y fue evolucionando de un modo asombroso.

Estuvo en la clínica más por precaución que por necesidad diez días más y regresó a su casa sin necesidad de rehabilitación y sin ninguna secuela haciendo vida normal a 20 años de aquella situación.

Sofía de Valdez es esta señora que una noche de abril se encontró con la Madre Catalina de María y hoy está viva para dar su testimonio en esta beatificación.

Este fue el milagro de Madre Catalina y por este hecho hoy podemos pedir su ayuda en nuestras oraciones.

Madre Catalina en la ciudad de Paraná

En otro artículo hablamos de su vida, de su paso por nuestra ciudad y del vitral que quedo en la Capilla de lo que fue el Liceo Pensionado de las hermanas y hoy la UCA como la conocemos.

A partir de 1891 comienza en nuestro archivo la documentación relacionada con este Instituto Esclavas del Corazón de Jesús. El padre Luque, en vida todavía de la Madre Catalina, le pide a  Mons. Gelabert que le ayude en las diligencias ante la Santa Sede para lograr la aprobación de este instituto y va acompañada de datos históricos.

Obra Madre Catalina Parana 1

Entre 1902 y 1903 continua esta relación pero ya con Mons. De la Lastra, por la intención de que se instalen en Nogoyá. Y sigue esta correspondencia también con el Obispo Mons. Bazán a quien piden que escriba sobre esta comunidad y se ve que hay una especial relación por la cantidad de cartas que contiene este legajo.

Aquí de la mano de Dios se van a juntar las donaciones de dos mujeres muy piadosas de la ciudad de Paraná y de estas también piadosas Hermanas Esclavas. En septiembre de 1926 se va  a concretar  el establecimiento de la comunidad en Paraná.

La ayuda de dos señoras

Para que esta instalación se concrete vamos a tener la ayuda de dos buenas señoras, Dolores Velázquez,  por un lado con la donación de un campo y con su pedido que con ese producido se hiciera la fundación de un pensionado para niñas estudiantes  dirigido por Hermanas y una casa de ejercicios espirituales atendidas por las mismas.

El mismo Obispo había recibido también, una donación de la Sra. Micaela de Comaleras; y la promesa de contribuir con 150.000 pesos a la construcción de un asilo para ancianos en los días de la gran Colecta Nacional Pro Paz Social.

Pero después cambio la finalidad para la realización de esta obra del pensionado, Liceo y Colegio de señoritas que debía ser entregado a una comunidad religiosa. Esto lo atestigua la copia de la carta del 10 de marzo de 1927 dirigida a la Sra. Palma de Comaleras por Mons. Claudio Poyet, Vicario Capitular.

Obra Madre Catalina Parana 2

Mons. Bazán ofrecía al Instituto de las religiosas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, Esclavas argentinas esta fundación una vez que se hiciera efectiva la donación.

La señora Comaleras comenzaría la obra una vez que estuviera asegurada la comunidad religiosa. Quería Monseñor Bazán que la obra estuviera unida a la Casa de ejercicios, de modo que la misma comunidad atendiera las dos cosas. Encargó como ejecutor a Mons. Nicolás de Carlo.

Sabemos por la documentación obrante en nuestro archivo que la construcción estuvo a cargo del ingeniero Carlos Lochner y el arquitecto José Serrano.

El vitral en la capilla

En el pliego de condiciones ya figura que se colocaran los vitrales que se envíen de la dirección. No hay otros datos de los mismos, ni en nuestros archivos  ni en los de la Casa Madre en Córdoba, por lo que deduzco que se pusieron en ese momento.

De este vitral sabemos que su autor es Antonio José Estruch.

El Vicario Mons. Claudio Poyet, (había fallecido Mons. Bazán) en representación del Obispado y la Rda. Madre Gral. Margarita Luque acuerdan lo siguiente, sujeto a la aprobación de la Santa Sede a causa de hallarse vacante la silla episcopal.

Se entregará la propiedad al Instituto de las Hermanas Esclavas del sagrado Corazón de Jesús la casa sita en calle Buenos Aires, con las nuevas construcciones  a pensionado, casa de ejercicios y escuela de niñas.

Se concederá al mismo instituto uso y usufructo de la casa de calle Santa Fe destinada a casa de ejercicios.

Obra Madre Catalina Parana 3

El instituto se comprometía a establecer un pensionado de señoritas para alumnas del colegio nacional, escuela normal y Facultad de educación de la Universidad del Litoral con reglamentos adecuados.

Establecer y hacer funcionar un liceo de señoritas; una escuela de primeras letras. Atender  las tandas y la casa de Ejercicios. Quedando la curia a cargo de la conservación de la casa y los gastos de las tandas de ejercicios.

El Instituto se comprometía a mantener estas finalidades, pero si  el porvenir mostrara la mayor utilidad de otras obras de fin cultural religioso, podría modificarse de común acuerdo con la curia,  pero nunca enajenar la propiedad para levantar la fundación, dejarla o llevarla a otro lado. En cuyo caso volvería a la curia la propiedad.

La obra en marcha

Se coloca la Piedra Fundamental del Liceo-Pensionado el 22 de marzo de 1927. Se publica en el Diario “La Acción” con las fechas del 19 y 22 de marzo del mismo año. El 1 de marzo de 1928 ingresa la primera pensionada.

La bendición e inauguración del edificio del Liceo-Pensionado  es el 21/03/1928. Publicado en el Diario “La Acción” con fechas del 18 y 21 de marzo del mismo año.

Las Hermanas fueron llegando, el 11 de febrero de 1928, Madre Provincial y otra Hermana. El 15 de febrero 2 Hermanas más y finalmente 3 Hermanas el 21 de febrero, conformando así la Comunidad completa.

Los que colaboraron con el alojamiento e instalación de la Comunidad de las hermanas fueron Monseñor De Carlos, Obispo Auxiliar, y las Hnas. Franciscanas del “Asilo de San Antonio”.

Obra Madre Catalina Parana 4

El 8 de marzo de 1928 el Obispo Mons. Julián Martinez concede el permiso necesario para que el Instituto de las Religiosas Esclavas del Sagrado Corazón de Jesus Argentinas pueda erigir una comunidad en esta ciudad. Es en el edificio de su propiedad sito en Buenos Aires nro. 125 y en Santa Fe N° 124–126, dice el texto de este decreto, que este día es el centenario del nacimiento del fundador del Instituto de las Hermanas.

La piedra fundamental

Se coloca la Piedra Fundamental de la Capilla el 27 de Septiembre de 1929, se publica en el Diario “La Acción” el día 1 de octubre de 1929.

El 22 de abril de 1934 el Obispo Auxiliar Nicolás de Carlo, bendice el templo que en honor del Sagrado Corazón de Jesús se levanta en el Liceo Pensionado.

Están presentes la Superiora General Madre Ignacia Oliva, la Superiora Prov. Madre María Amelia Argañaras, la Rectora y comunidad, miembros del clero y publico.

Previamente Mons. De Carlos  dona la imagen del Sagrado Corazón, que se trae desde Buenos Aires. La Srta. Dolores Velázquez dona la imagen de la Inmaculada;  las de San José, San Miguel y Santa Teresita la  Sra. Micaela Palma de Comaleras;  el Vía Crucis la Sra. Rita Granda de Rivero.

Obra Madre Catalina Parana 5

Colaboraron con manteles y otros ornamentos para la nueva Capilla las “Hijas de María” y las “Hnas. Franciscanas”

En 1944 el Instituto cuenta con el pensionado para estudiantes,  escuela secundaria incorporada (comercial), escuela primara elemental Pedro Goyena, Academia de corte, mecanografía y Labores. Cursos libres de idioma, piano, pintura, etc.

La partida a otros rumbos

El 2 de diciembre de 1963, en Córdoba en la Casa Madre del Instituto,  las Hermanas reunidas en consejo ponen a votación la decisión de dejar la Casa de Paraná por la escases de personal religioso.

En 1992 la Congregación de la Causa para los Santos revisa nuevamente el pedido de beatificación de la Madre fundadora. Este pedido fue entregado el 19 de abril de 1990.

En 1991 el Presidente de la Conferencia Episcopal Cardenal Quarracino solicita celeridad en esta causa y que si hasta el momento no se había realizado ningún milagro que atribuible a la Sierva Madre Catalina, podía ser oportuno exhortar a los fieles para que recen a fin de obtener del Señor un milagro de la Sierva de Dios. Y ese milagro llegó como escribimos al principio

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí