Los Incas no eran astrólogos pero si astrónomos. Como el horóscopo es la “predicción del futuro basada en la posición relativa de los astros y de los signos del zodiaco en un momento dado”, en sentido amplio, podríamos decir que el Intihuatana (o Intiwatana) del Machu Picchu es un instrumento para hacer un horóscopo personalizado Inca.

Los habitantes del imperio Tihuantinsuyo vivían de la agricultura. Por eso era necesario contar con instrumentos que le sirvieran para conocer los ciclos naturales y aplicarlo así a la producción de los alimentos.

Por este motivo, en la parte más elevada de la ciudadela, se encuentra la piedra denominada Intihuatana. En esta foto se encuentra en la parte superior izquierda, al finalizar la larga escalera. Está semitapado por unas paredes.

Horóscopo Inca 1

En el comienzo de las escaleras, en una explanada con varias personas, tenemos tres habitaciones sin techo. La primera, dicen los guías, es la habitación de los sacerdotes. La que sigue, en el medio a la derecha, es el templo de las tres ventanas. La que está casi al pie de la escalera es el templo mayor, donde vemos una gran piedra en la cual se ofrecían sacrificios.

Atrás de este hay una sacristía con unas interesantes cualidades sonoras (alguien de pantalón rojo está ingresando a la misma, para que se ubiquen). También hay una representación de la cruz del sur en el piso.

Horóscopo Inca 4

En la cima de las terrazas, creadas alrededor de la roca, se encuentra la piedra que mencionamos. En la segunda foto la podemos ver, ya no tapadas por las paredes de la lejanía.

Horóscopo Inca 3

En la tercera foto nos aparece en primer plano. Como podemos observar, es una piedra de granito tallada a mano, con unas escaleras y un torreón en el centro. De esta piedra se dice de todo. Desde los disparates de que produce visiones místicas hasta que es un signo hecho por los extraterrestres para volver al lugar.

Lo más serio es que es uno de los tantos Intihuatanas construidos por los Incas. Luego de la destrucción que hicieron los españoles con motivo de extirpar las idolatrías, este es el que ha quedado en perfecto estado de conservación.

Horóscopo Inca 4

El torreón tiene cuatro caras que están perfectamente orientadas a los cuatro puntos cardinales. Las versiones más serias dicen que se trataría de un reloj solar. Con sus sombras no se calcularía las horas del día sino los días del año. Más precisamente el solsticio de junio, fecha en la cual se hacían sacrificios en el Templo del Sol (les debo la foto para otra entrada).

Qué es el Intiwatana Inca

Intiwatana significa algo así como “año solar”. Intihuatana se traduce “el lugar en que se amarra el sol”. Haría referencia a alguna ceremonia religiosa en la cual, el día más corto del año se lo sostiene a Inti (sol) para que no desaparezca sino que vuelva a reinar en el día.

La función del Intihuatana era permitir el Intiwatana… valga el juego de palabras. Las ceremonias que se hacían varían con las ideas que tiene cada guía turístico (allí son egresados universitarios luego de 5 años de estudio) o historiador.

Cómo se relaciona esto con Jesús

Lo que más me sorprende de todas estas cosas es la religiosidad con la cual el ser humano intenta relacionarse con Dios (para ellos Inti-sol era uno de los dioses más importantes).

Nosotros, en el hemisferio sur, el solsticio de invierno lo tenemos a fines de junio. Los del hemisferio norte lo tienen a fines de diciembre. Los romanos, en épocas apostólicas, también tenían sus fiestas al “sol invicto”.

Los primeros cristianos la catequizaron y, por eso, hoy celebramos el 25 de diciembre la Navidad, la fiesta del sol que nace de lo alto (Lc 1,78): Jesús.

Ellos, como nosotros, no sabemos el día exacto del nacimiento del Señor, por eso bautizaron esa fiesta pagana. Aunque ciertos estudios dicen que está relacionada con la fecha de la Pascua (25 de marzo)… lo que no desarrollaremos aquí.

Es lindo pensar que si Jesús hubiera nacido y muerto en la Quebrada de Humahuaca (algo así como la Galilea de los Incas…) y los primeros cristianos hubieran evangelizado el imperio Inca llegando hasta su capital Cuzco (por esa época todavía no existía, pero… imaginemos), entonces a fines de junio podríamos cantar: “esta noche sería Nochebuena y mañana la Navidad”.

Artículo escrito el 21/6/09 y actualizado el 25/8/20

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLa Virgen del dorado
Artículo siguienteHago el mal que no quiero
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!