Estamos a las puertas mismas del inicio de este tiempo  fuerte de conversión. Le pedí una Palabra al Señor para que me ayude a vivirlo y me dio esta: Mc 2,23-28. Esta es mi reflexión sobre el tema, convertida en video.

Una invitación a no perdernos en las prácticas: lo esencial le da sentido a todas ellas.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLas reacciones del lobby abortista
Artículo siguienteBreve introducción a lo que es un Concilio
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!