El Señor, en su misteriosa Providencia, nos ha regalado una cuaresma y una Semana Santa muy distinta a lo que pensamos y planeamos. Sin lugar a dudas, está llena de su Gracia para que podamos valorar la vida de cada día y la Vida Plena que en su Pascua nos regala.

Quiero dirigirme a ustedes a través de un texto y no de un video para que puedan tener a mano una serie de datos.

Antes que nada, recordemos sobre todo el mensaje de despedida de Jesús, que constituye un verdadero testamento para todos los que queremos ser sus discípulos: “ámense los unos a los otros así como yo los he amado” (Jn 13,34-35).

De manera muy práctica y concreta debemos recordar que, en estos momentos de pandemia: cuidarte es amar al prójimo; cuidar a otros es amar al prójimo; quedarte en casa es amar al prójimo; salir de tu casa para servir es amar al prójimo. Que nuestras “quedadas” o “salidas” tengan siempre esa medida: amar como Jesús nos amó.

La tentación de satisfacer las necesidades del ego siempre va a estar a presente. No caigamos en la tentación del egoísmo: no salgamos de nuestras casas en esta Semana Santa si no es imprescindible.

semana santa virtual

Dicho esto, les paso algunos avisos parroquiales para esta Semana Santa.

Apertura del Templo Parroquial

El Templo Parroquial va a permanecer abierto desde el Domingo de Ramos al Domingo de Pascua desde las 8.00 hasta las 18.00 hs. Es para que puedan pasar a orar todos aquellos que tengan permiso de circulación (personal sanitario, de seguridad, trabajadores autorizados…).

Les recuerdo que estamos en pandemia y los mayores de 60 años y personas con afecciones preexistentes deben quedarse en casa. Que el Templo esté abierto no es excusa para salir.

Atención de confesiones

Voy a estar disponible en ese horario, en mi casa, para atender confesiones a personas autorizadas a circular. Eso sí, tengan en cuenta que no voy a atender a personas mayores de 60 años que salgan de sus casas simplemente porque desean confesarse.

Para las confesiones voy a tomar los recaudos necesarios para no contagiarme ni contagiar. Si necesitan confesarse, pasen por mi casa y me tocan el timbre. Si estoy transmitiendo por internet o grabando, voy a dejar un cartelito en ese momento con el horario en que estaré nuevamente disponible.

Recuerden que el papa Francisco nos ha recordado que, cuando no podemos confesarnos, recuperemos esa antiquísima práctica del “acto de contrición perfecta” (Catecismo N° 1452),

Unción de los enfermos

La Decisión Administrativa 429/2020 del Jefe de Gabinete de Ministros permitió «la circulación de los ministros de los diferentes cultos a los efectos de brindar asistencia espiritual, debiendo los templos ajustarse en su funcionamiento a lo estipulado en el primer párrafo del artículo 5° del Decreto N° 297/20.» (Art.2).

Por este motivo no duden en llamar a la parroquia en caso de que haya un enfermo grave para darle la Unción.

La comunión a los enfermos la volveremos a realizar recién cuando se levanten las medidas restrictivas de la pandemia.

Cáritas Parroquial

Este tiempo de cuarentena, y los meses siguientes (tal vez años), van a ser de penurias económicas para muchísimos hermanos. La pobreza va a extenderse y afectar muchos más hogares en nuestra patria y en el mundo. Y esto no nos podrá dejar indiferentes como comunidad creyente.

Es el Estado quien debe, en primer lugar, encargarse de promover la justicia social. A eso lo tenemos claro y aplaudimos todas las medidas que ya se están tomando.

Pero los cristianos debemos, también, tender la mano solidaria al prójimo necesitado. Por este motivo vamos a tener que reforzar la acción de Cáritas Parroquial.

Este tiempo de Semana Santa será, sin lugar a dudas, un tiempo en el cual el Espíritu Santo mocionará a muchos católicos a crecer en el bien y el servicio.

Si alguno siente  la moción interior de sumar su esfuerzo solidario de manera organizada, sepa que tiene la puerta abierta. No dude en decirlo, a mí o a alguna de las voluntarias de Cáritas.

Necesitamos que muchas más manos, sobre todo jóvenes y adultos jóvenes, se sumen a esta pastoral parroquial. Una vez que se levante la cuarentena nos reuniremos para planificar las acciones que el momento exige, con todos aquellos nuevos voluntarios que el Espíritu suscite.

Programa de Semana Santa

Celebraré las Misas (como lo estoy haciendo hasta ahora) por mi canal de Youtube para que la puedan seguir desde allí. Es, también, una manera concreta de participar comunitariamente. También estoy haciendo un rosario a las 3 de la tarde.

Este es la grilla con los links para que puedan conectarse:

Misas

1.- Domingo de Ramos (05/04 – 9.00 hs) (tener a mano Ramos para bendecir)  

2.- Lunes Santo (06/04 – 9.00 hs)

3.- Martes Santo (07/04 – 9.00 hs)

4.- Miércoles Santo (08/04 – 9.00 hs)

5.- Jueves Santo (09/04 – 20.00 hs) (Misa y luego 1 hora de adoración al Santísimo)

6.- Viernes Santo (10/04 – 15.00 hs)

7.- Vigilia Pascual (11/04) (Nos uniremos a la celebración del Papa Francisco)

8.- Domingo de Pascua (12/04 – 9.00 hs) (tener a mano velas y agua para bendecir)

La hora de la Pasión

1.- Lunes 15.00 hs

2.- Martes 15.00 hs

3.- Miércoles 15.00 hs

Un tiempo de gracia

Este es verdaderamente un tiempo de gracia para crecer en nuestra fe, ya sea de manera personal como familiar.

Aprovechemos a compartir con nuestros seres queridos también lo relacionado con la oración y el estudio del Catecismo de la Iglesia Católica (¿por qué no?).

Aprovechemos para construir nuestro altar familiar si no lo hemos hecho todavía (sencillo: un espacio fijo, una mesita [o repisa], un crucifijo, una imagen de la Virgen y del santo de nuestra devoción, una biblia… [¿por qué no también una foto de la familia y de nuestros seres queridos lejanos para hacerlos presentes en nuestras oraciones?], una vela…).

Aprovechemos a hacer la oración familiar para cada domingo que nos regalan los Obispos argentinos (las podemos descargar desde aquí)

Aprovechemos para amar a la distancia lo que era cotidiano y hoy se ha vuelto extraordinario: trabajo, deportes, amigos, parientes…

Que el Señor los bendiga, los proteja y los lleve a la Vida Eterna. Fructífera Semana Santa y Pascua de Resurrección.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí