Este miércoles el Padre Gabriel Viola, de la Arquidiócesis de Paraná, participó de modo activo de la Catequesis que todos los miércoles el Papa Francisco brinda con motivo de la Audiencia General que se hace para todos los fieles en la Plaza Vaticana.

En estos días, por la pandemia reinante, la misma se hace de manera privada a través de los medios de comunicación vaticanos. Por eso el Papa se ve rodeado de un pequeño grupo de sacerdotes que cumplen alguna función durante la misma.

En la de este 17 de marzo pudimos ver que participó de la misma el Padre Gabriel Viola, sacerdote nacido en Paraná y perteneciente al clero arquidiocesano.

El Padre Gabriel Viola fue llamado a este servicio en el Vaticano mientras servía en la Nunciatura de Filipinas. Antes de esta tarea pastoral, desempeñó funciones en la Nunciatura de El salvador y Belice. En el Vaticano actualmente sirve en la Primera Sección de la Secretaría de Estado de la Santa Sede y como Ecónomo-Prefecto de Estudios de la Pontificia Academia Eclesiástica.

Padre Gabriel Viola con Francisco

En una entrevista concedida este mes de enero a la Oficina de Prensa de la Arquidiócesis de Paraná, contó varios detalles de su vida, su relación con la Arquidiócesis y la tarea que le fue encomendada. Decía lo siguiente:

Yo tendré que colaborar en la oficina de legua española de la Sección de Asuntos Generales o Sección Primera que es la encargada de tratar los asuntos relacionados con las actividades diarias del Sumo Pontífice, tanto en la preocupación por la Iglesia Universal como en las relaciones con los Dicasterios de la Curia Romana. Esta primera Sección supervisa la redacción de los documentos que el Santo Padre le confía. Cumple los actos relativos a los nombramientos de la Curia Romana y mantiene el sello de plomo y el anillo del Pescador. Realiza todo lo relativo a las Embajadas ante la Santa Sede. Supervisa los órganos oficiales de comunicación de la Santa Sede y se ocupa de la publicación del Acta Apostolicae Sedis y del Annuario Pontificio.

Esta cercanía al Papa Francisco le permitió participar de la audiencia de ayer. En primer lugar proclamó, en español, el Evangelio sobre el cual el Papa Francisco predicaría.

Luego de la Catequesis del Papa, el Padre Viola dejó un saludo al Sumo Pontífice de parte de los hispanosparlantes y comunicó las actividades que se realizarán luego de la misma.

Esta es una de las actividades que algunos sacerdotes de la Arquidiócesis hacen fuera de nuestra Iglesia Local, en distintas tareas pastorales en Uruguay, Estados Unidos y el Vaticano.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorBolsa de trabajo de la Junta Arquidiocesana de Educación Católica
Artículo siguienteEl hijo pródigo
Portal de noticias católico. La actualidad religiosa a un clik.