El hijo pródigo

352

En estos días surgió el tema de esta famosa parábola de Jesús en una charla con amigos. No viene al caso el contexto, pero me pareció interesante intercambiar algunas líneas con ustedes. En primer lugar, no voy a ponerles el texto, porque creo que lo conocen muy bien. Busquen sus biblias y léanlo en Lc 15,11-31. O bien, en línea pueden hacerlo desde aquí. Tengamos en cuenta que es una parábola a través de la cual Jesús habla de la relación de Dios y los hombres y de los hombres entre sí.

Primero vamos a detenernos en la actitud del hijo menor. Se lo conoce como “el hijo pródigo”. Este nombre significó siempre para mí algo incomprensible. El término “pródigo” lo asocio a algo que es abundante (pródigo en buenas obras, por ejemplo). Por eso me cuesta, de primeras, relacionarlo con la figura de este joven. Si vamos a los sinónimos, vemos que junto a abundante también figura lo contrario: derrochador, gastador, desordenado… entre otros vocablos que casi no usamos en el lenguaje vulgar. Quedémonos con el primero y rebauticémoslo como “el hijo derrochador” porque eso fue lo que hizo: derrochar todo lo que tenía, por “derecho” o por donación.

Junto es ese adjetivo con el que calificamos su conducta, quiero usar otro que defina su estatura moral. Para eso uso un término muy nuestro (argentino) y que está relacionado con la manera con la cual alcanza el cenit de su devenir: chanchada. En nuestro lenguaje cotidiano, solemos decir que es una chanchada un sitio desordenado y sucio. También calificamos con esta palabra a ciertos actos sexuales desordenados. Refiriéndonos a una persona, hace una chanchada alguien cuando comete acciones malas que defraudan la confianza depositada por alguien en ella. Así este hijo “derrocha” “sus bienes” haciendo muchas “chanchadas” que lo denigran progresivamente como personas.

La seguimos el jueves.

1 Comentario

  1. El joven tomó su herencia anticipada y la despilfarró.
    Sediento, angustiado y hambriento volvió a su Padre, porque lo sabe un hombre justo y bondadoso.
    Y regresa esperando un lugar como peón, porque sabe que al menos trabajo, techo y comida , a pesar de todo, su Padre no le va a negar. POR QUE NO SE LO NIEGA A NADIE.

    Que bueno es nuestro Padre, con todos nosotros.
    Todos, en algún momento de la vida, derrochamos alguna o muchas de las Gracias y Dones que El nos dá.
    Y a pesar de ello, nos espera. Y cuando decidimos volver a El, cuanta felicidad sentimos junto a El.
    Nuestros Hermanos Mayores, los que no derrocharon nunca, los que estuvieron siempre al lado del Padre, sienten el aguijón del enojo, por la misma naturaleza humana, que a veces desata los celos y la rabia.
    Pero con el correr de los días y los años llegan a ver, desde el amor y la sabiduría, que es maravilloso tener un PADRE MISERICORDIOSO.
    Por que nadie esta exento de equivocaciones, derroches, pérdidas y despilfarros.
    Espero le guste mi manera de ver y continuar su meditacion padre.
    Le pido que pase por mis blogs y los bendiga.
    http://mi-refugio-y-el-de-mis-amigos.blogspot.com/
    http://pizarraparalosamigos.blogspot.com/

  2. quien esta libre de cometer derroches, en la vida nos equivocamos para aprender.Dios infinitamente misericordioso, ama a los pecadores y los perdona como solo EL puede hacerlo,fijense en estos dias, nosotros los comunes ,a los que nos cuesta todo y ante tanto noticia de derroche, de perdidas de vidas inocentes, de pecado, de cosas incomprencibles para nosotros, podemos darnos cuenta que lejos estamos de parecernos a ese PADRE MISERICORDIOSO,cuantas veces la sangre nos fluye con intenso calor cuando vemos tanta injusticia, tanta porqueria.Ojala DIOS perdone tanto derroche de maldady quiera EL que a nosotros los comunes de todos los tiempos nos mantenga siempre en su camino, en el camino de la libertad y de la verdad, porque cuantas veces pensamos que pareciera que toda esta prole de sinverguenzas, tienen los derechos que a nosotros no nos asisten. Pero bueno EL es quien juzga , le pido y le imploro que sane en ellos sus oidos sordos sus ojos ciegos su alma dura y sus tinieblas y que se conviertan al PADRE, porque en realidad el pasado no puede ser modificado ni un milimetro pero si puede ser reparado para su Gloria.seguimos ofendiendolo y es EL tan grande que nos sigue aguantando.Que tenga tambien MISERICORDIA de mis pensamientos,porque aveces………me dan tantas ganas de……Cariños para todos GRACIELA

  3. Pues misión cumplida. Ya esta desde hoy en nuestra oración por los sacerdotes. Todo el día los blogueros que siguen esta campaña, lo ofrecerán por Ud.Un saludo

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí