Este no es un artículo contra el reiki. Cada uno es libre de obrar de acuerdo a su propia conciencia: basta que no se vaya contra la justicia, las leyes y el bien común. Por eso, quien quiera practicar o difundir esta técnica está en todo su derecho a hacerlo.

Si: nos queremos preguntar con toda sinceridad: ¿puede un católico practicar el reiki? ¿es el reiki compatible con la fe cristiana? Preguntas que necesitan respuestas, no para discriminar, sino para ser coherentes con nuestra identidad de creyentes.

reiki manos

Partimos de presentar el reiki tal cual lo hacen sus maestros: no estamos de acuerdo con esas afirmaciones, pero es justo conocer exactamente lo que ellos afirman sobre su propia identidad. Luego vamos a compartir la postura católica sobre el tema, de la mano de testigos y pastores que han estudiado el tema en profundidad.

¿Qué es el reiki?

El reiki es una práctica espiritual japonesa que transmite energía a través de las manos y asegura el alivio de muchas enfermedades. Canaliza la energía universal (rei) y la energía vital (ki) sobres los chakras (centros de energía que conectan al ser humano con su entorno).

Surge en Japón, a mediados del siglo XIX, del estudio que hiciera el budista zen japonés Mikao Usui sobre antiguos textos budistas o tibetanos. A partir de allí concibe la enfermedad como la consecuencia de trastornos o desequilibrios de la energía vital (Ki) de la persona. La energía vital (llamada Chi en la China, Prana en la India o Ki en Japón) es la energía universal (Rei) transformada a nuestra propia vibración.

Para armonizar estos trastornos el practicante de reiki pone sus manos en determinadas posiciones sobre el cuerpo del enfermo. Así facilita el flujo de la energía universal (Rei) del practicante al paciente. De acuerdo al problema a tratar se utiliza una de las tantas posiciones de manos que existen. Es una técnica holística ya que actúa sobre todos los planos del ser humano, físico, mental, emocional y espiritual.

El practicante es simplemente un canal para que fluya la energía (el no es la fuente). Por eso debe recibir una iniciación o armonización de un maestro reiki. Hay tres niveles diferentes de armonización, por lo cual esta iniciación del alumno será gradual. En el nivel superior se puede llegar a hacer curaciones a distancia, sin contacto físico inmediato.

Te puede interesar este otro artículo de nuestra web: Con el yoga hay que optar entre un gurú o Jesús

Hay terapias que incluyen el uso de elementos para focalizar aún más los chakras. Por eso se dice que hay reiki con piedras, cristales, péndulo, cuencos, cuencos tibetanos, cuarzos, gemas, imanes, agua, campanas o campanillas…

reiki piedras

¿Para qué sirve el reiki?

Según sus difusores el reiki se puede utilizar para:

  • Libera emociones reprimidas.
  • Aumenta el nivel energético, proporcionando vitalidad física y anímica y el rejuvenecimiento de todo el organismo.
  • Fortalece el sistema inmunológico.
  • Reactiva los centros energéticos, desbloquea los meridianos y limpia el aura.
  • Aumenta los efectos del tratamiento médico cuando se usa en unión con él, nunca reemplazando a éste.
  • Provoca un estado de relajación reduciendo o eliminando la ansiedad y el estrés.
  • Alivia el sufrimiento así sea físico, emocional, mental o espiritual.
  • Ayuda a eliminar el estrés diario al que somos sometidos por las exigencias de la vida actual.
  • Migrañas, depresión, dolores menstruales, estreñimiento.
  • Ayuda a limpiar el organismo y la mente de todo tipo de toxinas.
  • En el caso de pacientes en fase terminal, puede dar alivio tanto a la persona afectada como a su grupo familiar.
  • Incrementa la consciencia intuitiva, produce un florecimiento de la creatividad y acelera el crecimiento espiritual.
  • Facilita el sueño y disminuye el abatimiento.
  • Trastornos alimentarios (bulimia y anorexia).
  • Puede ser usado para ayudar a animales y plantas.

¿Es un método de curación científico (natural) o espiritual?

Dejadas ya las opiniones de los difusores, vamos a meternos en la mirada desde nuestra fe. Esto es para vos católico, cristiano, que te preguntás si el reiki es compatible con tu fe.

Hace ya algunos años (2009) los Obispos de Estados Unidos estudiaron este tema para dar una respuesta a los creyentes. Elaboraron un documento para darnos luz en varios aspectos (lo puedes descargar desde este link). Lo voy a utilizar como fuente ya que nos hablan como pastores que fundamentan su respuesta. Veamos que dicen al respecto (cito todo el párrafo para que no crean que es interpretación subjetiva mía).

«Hay algunos practicantes de reiki, sobre todo enfermeras, que intentan acercarse al reiki como un mero medio natural de curación. Pero si se considera como un medio natural de curación, el reiki pasa a ser evaluado bajo los parámetros de las ciencias naturales. Es cierto que puede haber medios de curación natural que no hayan sido entendidos o reconocidos por la ciencia. Sin embargo, la ciencia es la que proporciona los criterios fundamentales para juzgar si alguien se debe confiar o no a un medio natural de curación en concreto.

Juzgado de acuerdo con estos parámetros, el reiki carece de credibilidad científica. No ha sido aceptado por las comunidades científicas y médicas como una terapia efectiva. Faltan estudios científicos acreditados que atestigüen la eficacia del reiki, así como la explicación científica plausible de cómo podría posiblemente ser eficaz. La explicación de la eficacia del reiki depende enteramente de una cosmovisión particular que ve el mundo como permeado por esta “energía vital universal” (reiki) que está sujeta a la manipulación por el pensamiento y la voluntad humanos.

Los practicantes de reiki afirman que su capacitación les permite canalizar la “energía vital universal” que está presente en todas las cosas. Sin embargo, esta “energía vital universal” es desconocida para la ciencia natural. Como la presencia de tal energía no se ha observado por los medios de la ciencia natural, la justificación para estas terapias debe provenir necesariamente de algo diferente a la ciencia.»

Otra opinión sobre su carácter científico

Para que quede claro: de natural que científicamente pueda ser comprobado (como ocurre con la medicina) no tiene nada. Es una “sanación” (si es que ocurre de veras) de otro tipo. Y, si quedan dudas, te comparto el final de un informe escrito por el padre Gareth Leyshon. Este sacerdote es Doctor en Física. Así que habla con autoridad sobre estos dos campos: el espiritual y el científico. Su informe, en inglés, lo podés descargar en este link. Lo que sigue es textual:

“Los practicantes de Reiki creen que están invocando una energía espiritual, el ki, que tiene propiedades curativas. Incluso si el ki existe como un fenómeno natural, que aún no ha sido explicado por la ciencia, los practicantes intentan manipular el ki con la creencia de que es espiritual.

La Iglesia Católica no rechaza nada «verdadero y santo» de otras religiones. La verdad sobre el Reiki, sin embargo, en el sentido de si funciona o no, exigiría un ensayo clínico para demostrar su eficacia. Otro aspecto de la verdad exige una comprensión completa del ki, que está más allá del alcance de este trabajo.

La «santidad» del Reiki depende de si se puede demostrar o no que honra e invoca al Dios Trino excluyendo todos los demás poderes espirituales. Puesto que esto no se puede demostrar, el ejercicio del Reiki constituye un pecado de «tentar a Dios» y es profano.

La práctica del Reiki, por lo tanto, constituye una manipulación prohibida de los poderes espirituales, y hace que tanto el practicante como el cliente sean vulnerables al ataque de los espíritus malignos.”

¿Exagera al final? Ya veremos más adelante que no.

reiki energía

La cosmovisión religiosa de trasfondo en el reiki

Si no es natural, no podemos aproximarnos con la ciencia. Entonces son técnicas de carácter religioso o espiritual. Y si esto es así, no lo hace inocente para que lo practique cualquier católico sin más.

Miguel Palomino, en una entrevista que le hiciera la agencia Zenit, destaca varios aspectos de esta cosmovisión. Advierte, en primer lugar, contra el dualismo cósmico. Este tiene la teoría taoísta de los opuestos (yin – yang) en la base. Esta dice que hay una constante guerra espiritual de las energías positivas contra las negativas. Para esto hay que protegerse con una serie de símbolos protectores a manera de escudos (nosotros le diríamos amuletos). Y como todo es “energía”, entonces todo es Dios (a eso lo denominamos panteísmo).

Su presentación se hace con términos que para nosotros son conocidos. Pero no significan lo mismo. Así lo explica Palomino:

“El sincretismo es tal, que en sus oraciones al “Padre”, lo llaman “Ser universal superior” y al “Espíritu Santo” lo igualan al “Ki” o “Chi”, es decir, a la energía que pasa a través de nosotros y que recibiríamos del universo, con lo cual Dios ya no es persona, sino una energía que podemos “sintonizar”. En algunos casos recurren a un lenguaje pseudocientífico para explicar que a Dios no lo vemos simplemente porque es una energía a otro nivel de frecuencia. Con esto basta para entender que están muy lejos de la fe cristiana y empapados de la New Age.

Semejante a algunas antropologías gnósticas sus manuales nos hablan de una “chispa divina” atrapada en nuestra carne, y el 90% de sus adherentes creen en la reencarnación.

Por otra parte, el mismo Jesús es nombrado como un gran maestro sanador que imponía manos, y hasta graciosamente lo proponen como un maestro Reiki muy antiguo. Incluyen una doctrina sobre Jesús que desfigura su identidad como Dios hecho hombre y como único salvador, quedando como un sanador entre tantos. El sentido cristiano de la imposición de manos no tiene nada que ver con el uso que se hace de ese gesto en el Reiki.”

Esto, a los católicos, ya nos huele muy mal.

Este otro artículo de nuestra web podría ser de tu interés: ¿Se puede prender una vela a un santo?

Energías y reiki

El documento de los Obispos Norteamericanos, que arriba citáramos, fue traducido al español por el Padre Luis Santamaría del Río. Él es miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES). Podés conocer más sobre esta organización visitando su sitio Oropel.

Este sacerdote, además de su ministerio pastoral, está dedicado a temas como la Nueva Era, las sectas, el esoterismo, el ocultismo, el reiki, el yoga, la meditación trascendental, el satanismo, el espiritismo. Aporta sus conocimientos ayudándonos a comprender en qué consisten estas formas de religiosidad, qué peligros comportan para los cristianos y cuál es el juicio de la Iglesia al respecto. Te invito que veas este programa de televisión en el cual lo entrevistan sobre el reiki.

Pero… ¿un católico no puede practicar el reiki?

Si hasta ahora no te quedó claro que la respuesta es NO, entonces te transcribo las conclusiones del documento de los Obispos de Norte América:

«La terapia reiki no encuentra apoyo ni en los hallazgos de la ciencia natural ni en la doctrina cristiana. Para un católico, creer en la terapia reiki plantea problemas irresolubles. En términos del cuidado de la salud física propia o la de los demás emplear una técnica que no tiene apoyo científico (ni siquiera plausibilidad) por lo general no es prudente.

En términos del cuidado de la salud espiritual personal, existen importantes peligros. Para usar el reiki, uno tendría que aceptar, al menos de forma implícita, conceptos claves de la cosmovisión que subyacen a la teoría reiki, elementos que no pertenecen ni a la fe cristiana ni a la ciencia natural.

Sin justificación ni en la fe cristiana ni en la ciencia natural, no obstante, un católico que pone su confianza en el reiki estaría actuando en la esfera de la superstición, tierra de nadie que no es la fe ni la ciencia. La superstición corrompe la adoración personal de Dios, ya que conduce el sentimiento religioso personal y la práctica hacia una dirección equivocada. Dado que a veces la gente cae en la superstición por ignorancia, es responsabilidad de todos los que enseñan en el nombre de la Iglesia eliminar tal ignorancia en la medida de lo posible.

Dado que la terapia reiki no es compatible ni con la doctrina cristiana ni con la evidencia científica, no sería apropiado para las instituciones católicas (como aquellas encargadas del cuidado de salud o los centros de retiro) o para las personas que representan a la Iglesia (como los capellanes católicos) promover o prestar apoyo a la terapia reiki.»

Y los laicos… ¿qué dicen sobre esta práctica?

Te puede quedar la impresión de que todo esto es una toma de postura meramente clerical. Por eso dejo para el final este video testimonio. El que habla es Juan Sánchez. Era naturólogo. Le interesaba cualquier técnica que ayudara a sus clientes.

Descubrió el reiki, sin conocer su naturaleza esotérica y oscura, y quedó maravillado por los «resultados». Se hizo maestro de reiki e inició a más de 1.500 personas durante casi 16 años. Esto hizo que su fe católica se resintiera totalmente, rehuyendo de los consejos de la Iglesia. Su proceso de vuelta le llevaron a una fe más fuerte y ahora ayuda a muchos sobre los peligros de estas prácticas. Puedes leer su testimonio de porqué dejó esto en su blog. O puedes ver este video:

¿Esto es todo?

No, Nos queda muchísimo en el tintero para desarrollar y profundizar. Y no prometo que lo haga. Ya que lo hasta aquí aportado bastaría saber que el reiki no es una inocente cuestión de imposición de manos, acompañada o no por piedritas de colores. Es algo mucho más profundo: pone en contradicho la fe cristiana y la fe de quién lo practica.

ADVERTENCIA: el artículo original es de abril de 2009. Ha sido reelaborado y vuelto a publicar. Por eso posee comentarios antiguos.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido

5 Comentarios

  1. más supersticiosa de lo que cualquiera puede imaginarse- y me parece que… son extranísimos (personalidad);

    muchos de ellos se creen «portadores de la energía» y ganan mucho pasando energía… a otra gente…

    Que esto es, para muchos, el negocio del siglo… No me cabe duda. Y que juegan y se aprovechan de la buena fe de otros, tampoco me cabe duda…

    Saludos y gracias!

  2. Yo creo que, todo es un complemento de cada espiritualidad.
    Soy católica religiosa pero puedo discernir que es favorable para mi, pero no puedo ver lo de las demás personas. No me cambio de religión, sería como traición y no me sentiria cómoda
    Leo mucho para cultivarme y crecer y enriqueser el bocabulario…
    El Scerdote es una persona que vive educandose, tratando de alguna manera con diferentes culturas. Su filosofía de vida no le permite, por el evangelio ya con eso es suficiente para desarrollar su teorí misal, un beso

  3. No comprendo xq tanta discucion de si el Reiki es Cristiano o Budista o Musulman o Judio o Krisna acaso no somos todos hijos de Dios, acaso el en su AMOR nos envio a su hijo Jesùs, como maestro de ese AMOR, y si con el reiki y las oraciones o pedidos o rezos y clamores a Dios y solo Dios ya que lo demàs son nombres que pusieron los mismos hombres a diferentes maestros enviados por EL UNICO «EL CREADOR», lo que en realidad debiera importarnos que estamos hablando de vida, Si el mismo DIOS EL CREADOR, NOS DIO LA VIDA CON SU SOPLO, que interpretamos x SOPLO (ES LA ENERGIA DIVINA QUE NOS DOY PARA PODER ESTAR EN ESTE MUNDO EN ESTE PLANETA Y VIVIR AQUI, LLamemosla Alma, Energia Vital, la llama del ESPIRITU SANTO, etc. etc Lo importante es que somos hijos todos de DIOS, y como hermanos amados nos tratemos de ayudar en la enfermedad, el sufrimiento, en las penas y alegrias, en la desgracia y el dolor. Cristianos y no Cristianos de todas las religiones somos HERMANOS HIJOS DE UN MISMO PADRE NO HAY OTRO, dejemonos de hacer diferencias religiosas entre nosotros y tratemos de ayudarnos con AMOR, como se nos enseño «AMENSE LOS UNOS CON LOS OTROS COMO LES HE AMADO YO»

    Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros (Jn 13,34).

    Se preguntarán cuándo dijo Jesús estas palabras. Habló así antes que comenzara su pasión, cuando pronunció el discurso de adiós que constituye su testamento, del cual estas palabras forman parte. Pensemos qué importantes son.
    Si lo que dice un padre antes de morir no se olvida nunca ¿qué será de las palabras de un Dios? Tratemos de comprenderlas profundamente.

  4. María Esther, creo que citas algo pero no le das el contexto que merece tener. Entonces la cita sobre el amor a los demás a la altura del amor de Jesús… pierde todo el peso que en verdad tiene.

    Jesús dijo esto en su Última Cena, según el relato de San Juan. Pero también, en ese mismo contexto, dijo: «Yo soy EL Camino, LA Verdad y LA Vida. NADIE va al Padre, sino POR MÍ» (Jn 14,6). Es impresionante como Jesús se pone en un lugar de absoluto que no deja lugar a otras opciones religiosas. Lo podés aceptar o no. Pero no podés comparar, desde la pretensión de Jesús, al cristianismo con el budismo, el islamismo, el judaísmo, el krisnaismo… Es decir, las podés poner a la misma altura si no sos cristiana. Pero si lo sos… no… si tomás en serio a Jesús, no.

    Por eso es importante preguntarse si el reiki es compatible con el cristianismo o no: cuestión de fe para los que en verdad reconocen que Jesús es el Señor, Palabra de Dios hecha carne.

    Por si te interesa profundizar sobre las implicancias de la cita bíblica que te dí, lo podés hacer en este artículo: http://padrefabian.com.ar/la-esencia-del-cristianismo/

    Todo esto no es para que te ofendas. Simplemente aclaro porque una técnica de relajación, que hace signos mágicos, no está de acuerdo con nuestra fe. Nada más que eso. Si vos querés consumirlo… es problema tuyo. Yo solamente advierto. Bendiciones.

  5. Hola Padre, hace muchos años fui con una amiga, catequista ella, a estudiar para ser reikista, tenían enlace entrada a Jesús Mí, y a Nuestra Milagrosa, yo, feliz.
    Empezó la sesión o como se llame y el «maestro» comenzó a hablar del Credo a «su manera». Se imagina yo con mí carácter tranquilo, le dije que no era así y hubo un debate importante.
    Me sacaron a las patadas más o menos. Tengo una amiga menos, gracias a DIOS.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí