Prevención de problemas de madurez afectiva en sacerdotes

296

“La Iglesia quiere ser Iglesia y que la gente no sea dañada” afirmó rotundamente la doctora Ruth Ramasco en la mañana de Radio Corazón. Ruth es miembro del Equipo Jeremías que busca iluminar la formación sacerdotal en vistas a las problemáticas actuales que tienen que ver con abusos sexuales y abandono ministerial. Además aseguró que

“una formación que tiene cosas hermosas, como es la sacerdotal, tiene que abrirse a los problemas y desafíos que tiene este momento”.

alfarero

El Equipo Jeremías

La formación sacerdotal enfrenta hoy desafíos particularmente complejos y difíciles. El Equipo Jeremías surgió como un intento de respuesta a los interrogantes que surgen de una Iglesia que se cuestiona por la salud integral de los presbíteros. Aunque inicialmente, la preocupación estuvo centrada en el abordaje de algunos problemas particularmente agudos que hoy se presentan: abusos sexuales de menores, abandonos ministeriales y otras problemáticas de vida sacerdotal, se busca trabajar para una formación integral que requiere el ejercicio pleno del ministerio de los sacerdotes.

Ruth Ramasco, Doctora en Filosofía, es una de las integrantes y aseguró en la mañana de Radio Corazón que

“el equipo surgió por la iniciativa de sacerdotes y psicólogos. Es un grupo interdisciplinario que trata de colaborar con la formación y la prevención de problemas de madurez afectiva en los seminaristas y sacerdotes”.

Desde el Equipo Jeremías, que tiene más de siete años, proponen

“cursos y encuentros con formadores y psicólogos. Además trabajamos con los test que se realizan y con los criterios que se toman de las entrevistas a los candidatos. El equipo está disponible para cualquier consulta”.

Una realidad que desafía

Respecto a los desafíos que enfrenta la formación sacerdotal, Ruth aseguró que

“creemos en un Dios encarnado, entonces sabemos que tenemos que enfrentar los problemas del hombre. Una formación que tiene cosas hermosas, tiene que abrirse a los problemas y desafíos que tiene este momento. Hay que producir nuevas integraciones de todo lo humano y sobrenatural. Tenemos que producir mucho acompañamiento en la primera etapa del sacerdocio. No es posible que queden solos enfrentando tareas muy difíciles. A veces hay mucha soledad y la formación se considera terminada. Hay que plantearse cómo ser hombre y sacerdote en un mundo que cambia y está en crisis continuamente”.

Además resaltó que los problemas que aparecen en el clero, son una

“gran preocupación de la Iglesia. La Iglesia quiere ser Iglesia y que la gente no sea dañada. Es una gran preocupación que está atravesando la Iglesia en todo el mundo”.

Finalmente, afirmó que

“la formación sacerdotal tiene que construir una identidad totalmente realista, humilde, centrada en Dios y dispuesta a superar los errores. Hay muchas dificultades que se superan de otro modo cuando hay una profunda identidad de pastor dispuesto a cambiar porque ama a la gente. Hay que descubrir nuevas formas de acompañar y amar pastoralmente. Hay que construir un corazón nuevo. Y además hay que tener muchísima esperanza”.

Fuente

Esta nota ha sido producida por Radio Corazón. Para escuchar el audio completo de la entrevista, hacer click en el link anterior.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí