El método de Control Mental Silva

583

Hace ya varios años escribí un texto sobre el método de control mental Silva. Lo hice preocupado por el “uso inocente” que muchos católicos hacían de él. En el 2005 lo subí a este blog con la intención de compartirlo para que se pierda la ingenuidad.

Encerrado

Hoy he recibido el primer comentario a ese post. Ignoro si fue leído con anterioridad. Pero la comentarista Andrea me hace un pedido que me desconcertó: “desearía saber si dan cursos de control mental”. O me está haciendo una broma o no entendió nada. Por esto temo no haber sido claro en lo que escribí.

El texto lo titulé “El método de autoredención mental”. Es una presentación del contenido y de la intención de Silva. El término autoredención hace referencia a que la redención es un efecto de los meros actos humanos. Como cristiano sostengo lo diametralmente opuesto: es obra de Dios que nosotros aceptamos y hacemos nuestra con la fe y las obras de cada día.

Para que no queden dudas, les transcribo un trozo del Catecismo de la Iglesia Católica, referente a la Muerte Redentora de Cristo (N° 599 al 605):

“Jesús entregado según el preciso designio de Dios”

La muerte violenta de Jesús no fue fruto del azar en una desgraciada constelación de circunstancias. Pertenece al misterio del designio de Dios, como lo explica S. Pedro a los judíos de Jerusalén ya en su primer discurso de Pentecostés: “fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios” (Hch 2, 23). Este lenguaje bíblico no significa que los que han “entregado a Jesús” (Hch 3, 13) fuesen solamente ejecutores pasivos de un drama escrito de antemano por Dios.

Para Dios todos los momentos del tiempo están presentes en su actualidad. Por tanto establece su designio eterno de “predestinación” incluyendo en él la respuesta libre de cada hombre a su gracia: “Sí, verdaderamente, se han reunido en esta ciudad contra tu santo siervo Jesús, que tú has ungido, Herodes y Poncio Pilato con las naciones gentiles y los pueblos de Israel (cf. Sal 2, 1-2), de tal suerte que ellos han cumplido todo lo que, en tu poder y tu sabiduría, habías predestinado” (Hch 4, 27-28). Dios ha permitido los actos nacidos de su ceguera (cf. Mt 26, 54; Jn 18, 36; 19, 11) para realizar su designio de salvación (cf. Hch 3, 17-18).

“Muerto por nuestros pecados según las Escrituras”

Este designio divino de salvación a través de la muerte del “Siervo, el Justo” (Is 53, 11;cf. Hch 3, 14) había sido anunciado antes en la Escritura como un misterio de redención universal, es decir, de rescate que libera a los hombres de la esclavitud del pecado (cf. Is 53, 11-12; Jn 8, 34-36). S. Pablo profesa en una confesión de fe que dice haber “recibido” (1 Co 15, 3) que “Cristo ha muerto por nuestros pecados según las Escrituras” (ibidem: cf. también Hch 3, 18; 7, 52; 13, 29; 26, 22-23). La muerte redentora de Jesús cumple, en particular, la profecía del Siervo doliente (cf. Is 53, 7-8 y Hch 8, 32-35). Jesús mismo presentó el sentido de su vida y de su muerte a la luz del Siervo doliente (cf. Mt 20, 28). Después de su Resurrección dio esta interpretación de las Escrituras a los discípulos de Emaús (cf. Lc 24, 25-27), luego a los propios apóstoles (cf. Lc 24, 44-45).

“Dios le hizo pecado por nosotros”

En consecuencia, S. Pedro pudo formular así la fe apostólica en el designio divino de salvación: “Habéis sido rescatados de la conducta necia heredada de vuestros padres, no con algo caduco, oro o plata, sino con una sangre preciosa, como de cordero sin tacha y sin mancilla, Cristo, predestinado antes de la creación del mundo y manifestado en los últimos tiempos a causa de vosotros” (1 P 1, 18-20). Los pecados de los hombres, consecuencia del pecado original, están sancionados con la muerte (cf. Rm 5, 12; 1 Co 15, 56). Al enviar a su propio Hijo en la condición de esclavo (cf. Flp 2, 7), la de una humanidad caída y destinada a la muerte a causa del pecado (cf. Rm 8, 3), Dios “a quien no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que viniésemos a ser justicia de Dios en él” (2 Co 5, 21).

Jesús no conoció la reprobación como si él mismo hubiese pecado (cf. Jn 8, 46). Pero, en el amor redentor que le unía siempre al Padre (cf. Jn 8, 29), nos asumió desde el alejamiento con relación a Dios por nuestro pecado hasta el punto de poder decir en nuestro nombre en la cruz: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Mc 15, 34; Sal 22,2). Al haberle hecho así solidario con nosotros, pecadores, “Dios no perdonó ni a su propio Hijo, antes bien le entregó por todos nosotros” (Rm 8, 32) para que fuéramos “reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo” (Rm 5, 10).

Dios tiene la iniciativa del amor redentor universal

Al entregar a su Hijo por nuestros pecados, Dios manifiesta que su designio sobre nosotros es un designio de amor benevolente que precede a todo mérito por nuestra parte: “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó y nos envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados” (1 Jn 4, 10; cf. 4, 19). “La prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros todavía pecadores, murió por nosotros” (Rm 5, 8).

Jesús ha recordado al final de la parábola de la oveja perdida que este amor es sin excepción: “De la misma manera, no es voluntad de vuestro Padre celestial que se pierda uno de estos pequeños” (Mt 18, 14). Afirma “dar su vida en rescate por muchos” (Mt 20, 28); este último término no es restrictivo: opone el conjunto de la humanidad a la única persona del Redentor que se entrega para salvarla (cf. Rm 5, 18-19). La Iglesia, siguiendo a los Apóstoles (cf. 2 Co 5, 15; 1 Jn 2, 2), enseña que Cristo ha muerto por todos los hombres sin excepción: “no hay, ni hubo ni habrá hombre alguno por quien no haya padecido Cristo” (Cc Quiercy en el año 853: DS 624).

1 Comentario

  1. Estimado padre, usted dicta cursos de control mental ? me puede pasar tarifas y horarios ?
    Gracias

  2. Ramiro: leé todo el texto de la entrada en la cual comentaste. Leé todos los comentarios anteriores al tuyo, especialmente los firmados por mí. Después mandame un correo electrónico a la dirección que figura en la página contacto.
    Bendiciones

  3. Disculpe padre, era una broma. En mi opinion cada uno con lo suyo, me da un poco de bronca que la iglesia opine. Primero tiene que rendir cuenta de muchas macanas que se mandaron y que aun se siguen mandando. Un abrazo

  4. Padre Fabian, ¿Cuando empieza el dictado de los cursos 2009?.

    ¡Es broma! 🙂 ja ja ja, si supieras los mensajes que recibo en mi entrada del Padre Ignacio.

  5. Me imagino. Lo mismo me ocurre con los que me preguntan si se pueden tener dos madrinas…
    Es frustrante que no lean y después te pregunten lo que pusiste más arriba… pero bueno… así son las cosas.

  6. Estimado padre: quisiera saber su opinión no ya respecto al método control mental silva, que despúes de haberlo leido personalmente, me da la impresión que es una técnica destinada a mejorar rendimientos laborales, académicos,concentración, memoria, y por lo visto de manera colateral soluciona algunos problemas como transtornos sicóticos leves, y quizá alguna psicopatia. Como el método Silva tiene como base la meditación, quisiera saber su postura ante esta actividad, de probados beneficios para la salud: la meditación, cuyos antecedentes se remontan miles de años atras en oriente, y por tanto no puede ser considerada como una creación new age, que utilizó Buda, y que se ha dicho es compatible con cualquiera religión y nada contradice, pues su objetivo es ponernos a tono con la conciencia del universo, el amor, y la compasión, todo lo cual no tendría que tener efectos adversos ni fisicos, ni emocionales, vale decir escapar de la mente y sus construcciones que nos enferman y en el silencio de la mente,conectar con lo sagrado que esta en nuestro interior, porque cada uno como creación divina lleva esa semilla en el interior. Quisiera saber su opinión sobre esto.

  7. Padre: totalmente de acuerdo respecto de las desviaciones ideológico del método, en el fondo, las mismas herejías de siempre. Pero en lo concreto y su base científica (frecuencias alpha, etc.), y en cuanto método de relajación, mejoramiento de la memoria, algo de autohipnosis, ¿tiene algo de verdad?. Muchas gracias.

  8. Frente a esas cuestiones supuestamente científicas, no se que responderte. Deberías consultar a quién esté capacitado para ello. A mí, solamente, me preocupó la sustitución de Dios por la criatura, algo que está en la raíz del pecado original. Y si esto se da de esta manera, aunque tenga algo de verdad científica, lo desaconsejo totalmente. Creo que como cristianos deberíamos tratar de crecer en las riquezas de nuestra fe antes de andar, como veletas, detrás de las falacias que nos propone el mundo.

  9. Realmente no entiendo, las intenciones del libro son buenas. Y aclara varias veces que solo para hacer el bien sirve. No le veo nada negativo a eso. Soy cristiano y sinceramente no influyo para mal en mi religion o creencias, es mas me dio ideas de como lograr superar situaciones de pecado y asi poder estar en mejor comunion con Dios… Y puedo asegurar que no veo la sustitucion de Dios por la criatura. Ademas si el objeto, intencion y circunstancia es bueno, no creo que Dios se oponga a su uso. Realmente me pregunto si leiste el libro.???

  10. Estimado Padre. Yo creo que el método silva o cualquier otro método de meditación pasiva o dinámica no son malos en si mismo. Son simplemente herramientas. Después habrá que ver con que intención la utiliza cada uno. Yo encontré en la meditación, y particularmente en algunas técnicas del método Silva, un medio para encontrarme con Dios. Intento que mi meditación sea un momento de encuentro entre mi interioridad y Dios. En ese grado de conciencia todo mi ser está abierto a la presencia de Dios. Es increíble como ha cambiado mi vida desde entonces. Porque esa paz, ese amor, ese bienestar después se prolonga durante el día y se trasmite con quienes me relaciono.
    Por eso han nacido movimientos católicos que impulsan esta práctica.
    Acaso no era esta la práctica de los Padres del desierto.
    Un abrazo y bendiciones para todos.

  11. Gracias Padre, no lo habia visto de esa manera, puede que tnto el autor como el que lo estudia lo haga con buena intencion, pero eso no quita que el fin sea el mismo, “Mi mente lo puede todo, y gracias Dios por darmela, ahora la utilizo a mi antojo.” Es mejor como ud. dice en un comentario, conocer primero los principios de nuestra Fe. Y ademas dice el Señor “ocupate de mis cosas, que yo me ocupo de las tuyas” de nuevo gracias

  12. Lei todo lo que TRANSCRIBE del catecismo universal de la Iglesia, y no entendí la relacion con las tecnicas que hay de relajacion y autoayuda en el mundo, dentro de las cuales esta la del metodo Silva… y bueno, ahora hay muchas mas… algunas con aciertos y otras con desaciertos… mas bien le preguntaria a usted: Cómo ayudar a que los Cristianos catolicos del mundo, logren tener herramientas que les faciite fortalecerse en su psique, alma, cuerpo-biologia, de manera tal que fortalecidos, logren enamorarse o reenamorarse de la propuesta de Jesucristo: El Reino de Dios anunciado en al nuevo testamento y anunciado por los profetas… “…He venido para las ovejas que tengan vida, y la tengan en abundancia…” Juan 10, 10

  13. Para entender este escrito y las citas del Catecismo debés primero leer el artículo que está citado con un link al comienzo. Es que estas citas simplemente completan lo que dice allí. Bendiciones.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí