Orar con insistencia

658

Golpear a la puerta de la Casa del Padre para rogarle por nuestras necesidades es un derecho de quienes somos hijos de Dios. A esto se le dice oración: es el clamor de un alma que se sabe cercana al creador y por eso no teme importunarlo.

orante

Jesús nos enseña que nuestra oración debe ser confiada y persistente. Y nos pone un ejemplo concreto para que descubramos que nunca será desoída por Dios. Sobre esto hablo en este video:

 

Y vos… ¿orás con confiada insistencia?

1 Comentario

  1. Me gusta asi verlo y escucharlo corto y claro me hace bien muchas gracias Ma Cristina Pagano

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.