La experiencia religiosa 2

377

Una aproximación a lo “Numinoso”

La experiencia de lo numinoso es a través de los signos o señales con los cuales el se manifiesta. Esto es muy importante para tenerlo en cuenta desde un principio. No es el resultado fatigoso de una búsqueda de lo que trataremos aquí. Por el contrario, es una reflexión sobre el resultado del encuentro de “Algo” que me estaba buscando a mí, que se me manifestó, que me descubrió las tinieblas de su rostro, que se dejó ver por un instante… El espíritu humano por más que se fatigue no podrá nunca alcanzar esa altura. Fabricamos de mil maneras la escalera y nunca llegamos. Pero basta con que él abra una pequeña ventana y tenemos esa experiencia real pero inexplicable.

Ahora bien, si buscamos es porque hay algo en nosotros que nos dice que lo que vemos y sentimos, lo que pensamos o nos imaginamos, no alcanzan a explicar todo lo que somos. Agustín de Hipona lo ha expresado de manera admirable en sus confesiones: “Nos hiciste para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti”. Esta inquietud que busca define nuestro caminar por la existencia. Y las migajas de un destello bastan para darnos certezas que no podemos explicar. Otto ha descripto los sentimientos que esta experiencia produce en nosotros. Y lo ha traducido en un concepto interesante: lo numinoso es un misterio tremendo y fascinante. Es decir, algo que está más allá de mi “mundo”, que hace que huya de su presencia pero, a la vez, me sienta atraído y quiera estar en permanente comunión con “eso”.

Creo que es práctico partir de alguna experiencia narrada por alguien, para no decir cosas en abstracto y que podrían sonar a meros conceptos inventados por una búsqueda inútil. Otto pone muchas experiencias que ha recogido de las distintas culturas, no necesariamente cristianas. Y es desde esa serie de “coincidencias” que elabora lo que estamos compartiendo. Quisiera que nos acerquemos a una en concreto. Parece ser un relato fantasioso… pero tiene mucho de relato y poco de fantasía. Es la experiencia que Isaías nos cuenta en su libro (6,1-8):

“El año de la muerte del rey Ozías, yo vi al Señor sentado en un trono elevado y excelso, y las orlas de su manto llenaban el Templo.

Unos serafines estaban de pie por encima de él. Cada uno tenía seis alas: con dos se cubrían el rostro, y con dos se cubrían los pies, y con dos volaban. Y uno gritaba hacia el otro: “¡Santo, santo, santo es el Señor de los ejércitos! Toda la tierra está llena de su gloria”.

Los fundamentos de los umbrales temblaron al clamor de su voz, y la Casa se llenó de humo.

Yo dije: “¡Ay de mí, estoy perdido! Porque soy un hombre de labios impuros, y habito en medio de un pueblo de labios impuros; ¡y mis ojos han visto al Rey, el Señor de los ejércitos!.

Uno de los serafines voló hacia mí, llevando en su mano una brasa que había tomado con unas tenazas de encima del altar. El le hizo tocar mi boca, y dijo: “Mira: esto ha tocado tus labios; tu culpa ha sido borrada y tu pecado ha sido expiado”.

Yo oí la voz del Señor que decía: “¿A quién enviaré y quién irá por nosotros?”. Yo respondí: “¡Aquí estoy: envíame!”.”

Aquí el relato poético deja al manifiesto estas tres características de lo “Numinoso”.

(Esta serie comenzó aquí y continúa…)

1 Comentario

  1. Ahora si Padre es mas concreto, posiblemente lo que este autor llame “numinoso” nosotros lo llamemos de otra manera en nuestra Escuela de Espiritualidad, pero que lo entiendo….lo entiendo.
    Pregunto al hablar de “Experiencia religiosa” no importa si la persona esta preparada o no si sabe poco o mucho ¿verdad? digo por esas experiencias que estan de moda en TV en estos dias , no se si las viste, pero son experiencias de Dios creo, pero no alcanzan a transformar el corazón porque siguen con la idea de que Dios es una energia ¿o es ignorancia?

  2. Energía es una de las tantas maneras de decir dios. Es que Dios puede ser cualquier cosa… por eso rescato el termino numinoso de Otto. Habla así de algo de lo cual se hace una experiencia, pero no le pone nombre. Después hablaremos de cómo es eso numinoso que experimento. Luego hablaremos de como lo numinoso se ha manifestado en algo inaudito: su encarnación. Pero falta algunas entradas más para eso. Paso a paso.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí