¿Sabías que el padre de Ceferino Namuncurá fue bautizado en Paraná? Lo que no sabemos es en que pila bautismal se realizó el sacramento. Te contamos la historia de las cuatro pilas bautismales que tienen las dos iglesias principales de nuestra ciudad capital.

¿Hablamos de Pilas?

No de cualquier pila, específicamente de los baptisterios o comúnmente bautisterios,que según Wikipedia

sirve para designar a las pequeñas iglesias y capillas destinadas a la administración del Bautismo, ya estén aisladas de las grandes basílicas (aunque siempre próximas a estas), adosadas a ellas o dentro de las mismas. Se denomina así también al lugar donde se halla la pila bautismal. Los primeros cristianos, según san Justino mártir y Tertuliano, no tenían más bautisterios que las fuentes, los ríos, los lagos o la mar que estuviesen más cerca de su habitación y como muchas veces la persecución no les permitía bautizar en medio del día, acudían de noche o conferían el bautismo en sus casas”.

Y regularmente era redondo, teniendo un hoyo al que se bajaba por algunas escaleras para entrar en el agua; propiamente era un baño. Luego estaba limitado a una gran cuba de mármol o de pórfido como una bañera, por último se reducía a una pila como son en el día las fuentes sigue relatando este artículo de internet, pero hoy nos dedicamos a la pila bautismal.

pila bautismal catedral Paraná

Cuatro pilas bautismales para un villorrio

¿Cuál? Pensaran ustedes, ¿la famosa jesuítica de la iglesia San Miguel? ¿La que está en la actual Catedral? Hay dos en San Miguel y hay dos en Catedral.

Después de mucho investigar y aprender podemos decir con certeza que una Pila Bautismal que está en la iglesia San Miguel perteneció a la antigua iglesia de Nuestra Señora del Rosario.

Y esta investigación comienza en el gobierno de Mons. Rosendo de La Lastra y Gordillo. En 1897 creada la Diócesis de Santa Fe, Mons. Gelabert se traslada allí y se propone una terna donde encontramos a los Sacerdotes Jacinto Viñas, Clementino Balcala y el padre Rosendo, quien resulta electo.

División del Curato de la Catedral

Una de las primeras medidas que toma al asumir es la división del Curato de la Catedral, ya que dada la cantidad de población resultaba insuficiente la atención pastoral.

Por Auto del 23 de junio de 1898 separó del curato rectoral del Rosario toda la parte de la ciudad comprendida desde calle Urquiza al N. con sus sección de quintas, al N. y O. el rio Paraná al S calle Urquiza y al E boulevard de Chacras. En esa porción se constituyó la Iglesia San Miguel.

De este acto adjuntamos el acta que obra en el legajo de la parroquia como así también esta copiado en el libro de decretos de ese año. Ahí leemos que se adquirirá:

“los vasos sagrados, ornamentos y enceres necesarios pudiendo entre tanto usar las que pertenecen a la Parroquia del Rosario. Y declaramos pertenecías de la nueva parroquia las sagradas imágenes y pila bautismal que antes lo fueron de la del Rosario. Y se celebrara con la solemnidad posible en cada fiesta del Titular y Patrono de la nueva Parroquia dejando al celo y piedad del cura nombrado y de los que en adelante lo fueren”.

En este mismo texto indica que como no hay pila bautismal en la catedral, mandan y ordenan que se erija. Dado el 23 de junio de 1898, firman Rosendo Obispo de Paraná y Niella Secretario.

Después de esto aparece en el inventario de 1911 la pila bautismal de mármol, tapa de Metal. Supongo que esta es la donación que viene de la iglesia del Rosario.

La Pila Jesuítica de San Miguel

Dijimos que hay dos pilas en San Miguel, la que fue donada y la jesuítica. ¿Podemos suponer que fue traída en la donación de elementos de cultos que se hizo después de la expulsión de los jesuitas?

Del Libro de Ernesto J. Maeder “La administración y el destino de las temporalidades jesuíticas en el Río de la Plata”, en cuanto a Santa Fe extraemos lo siguiente:

«El destino que tuvieron los edificios urbanos, en particular el colegio y la iglesia de Santa Fe, así como las capillas rurales, fue semejante al que aconteció en otras ciudades rioplatenses. La iglesia, clausurada desde el momento de la expulsión, quedó cerrada durante cuatro años, entre 1767 y 1771. El 18 de febrero de este último año, la Junta provincial ordenó abrir la iglesia y celebrar en ella las misas correspondientes, dejando en custodia los vasos sagrados que le pertenecían.”

Dice además que a pedido del cura de naturales, Pedro José Crespo, la Junta Municipal acordó que se tuviera dicho templo por parroquia de indios, mientras se determinara su destino definitivo.

La insignia picada y donada

Cuenta además que el presidente de la Junta de Temporalidades Riva Herrera dispuso picar la insignia con el nombre de Jesús, que grabado en una lápida estaba colocado en el lugar en que se sustituyeron el 4 del corriente las armas reales en madera tallada, pintada y dorada, puesta a cubierto de las aguas…

«Y como si ello no fuera suficiente, se sacó del nicho principal del retablo del altar mayor la imagen de San Francisco Javier, santo de la Compañía de Jesús, por otra de Nuestra Señora de la Soledad, “por no caber en él la de Nuestro Señor Crucificado”. Con los ornamentos y vasos sagrados se acordó el 15 de agosto de 1774 su distribución entre la iglesia matriz, la parroquia de naturales, y las de Rosario, Coronda y Paraná, así como también en las capillas de las reducciones que anteriormente atendían los jesuitas: San Jerónimo del Rey, de abipones; San Francisco Javier y San Pedro de mocobíes, y la más reciente de Concepción de Cayastá, de charrúas.»

Sabemos que existió esta donación de objetos de culto de la iglesia jesuítica hacia Paraná en 1774 Guillermo Furlong la menciona en su libro Glorias Santafesinas, pero no especifica que se entregó a cada una.

El camino mercedario

Pero siguiendo con la historia de esta iglesia de Santa Fe, fue transferida, junto con una parte del Colegio a la orden mercedaria.

En esta etapa, y bajo la advocación de Nuestra Señora de la Merced, la iglesia fue atendida por los frailes mercedarios hasta 1848. Extinguida esta comunidad en Santa Fe, el templo pasó a jurisdicción del delegado eclesiástico, y en 1861 fue restituida a la Compañía de Jesús. También en 1774 fue el remate de la estancia jesuítica de la zona de Feliciano.

La construcción de la Capilla norte es de 1822 en adelante y no encuentro datos de la pila, tampoco referencia de que hubiera una capilla en Paraná además de la del Rosario, donde los jesuitas tenían una casa de ejercicios en 1739 al lado de la Capilla.

La pila jesuítica de la Catedral

Rastreamos entonces desde cuando hay referencias a pilas de bautismo en la iglesia del Rosario. Sabemos de la atención de los sacerdotes y de la capilla precaria antes de 1730. También tenemos inventario de las imágenes donadas desde el rincón para la nueva iglesia que se levanta en la bajada.

En el informe del Visitador Atienza en 1732 donde describe lo que encuentra, imágenes, cáliz, manteles, floreros, no menciona la pila bautismal. Llegamos a octubre de 1738, en la transcripción de un inventario hecha por el Cura Arias Montiel y el notario José de Aguiar aparece por primera vez una “pila bautysmal” y en este mismo informe de lo que le fue entregado al padre Francisco encontramos tres sacras, un hostiario y las imágenes que ya conocemos, de nuestra Patrona la Virgen del Rosario y de San Antonio.

En custodia de los objetos de Catedral se siguen guardando tres sacras coloniales, por lo que deberían ser las mismas de ese informe y no pertenece a la donación jesuítica posterior. ¿Podría la pila bautismal jesuítica haber estado en la primera capilla del Rosario? Es una posibilidad a seguir investigando.

El candado de la pila bautismal

Entre 1732 y 1818 no hay rastros sobre el tema. No sabemos qué características tenia esta pila bautismal, porque no hay descripción. En 1807 el Cura Gil y Obligado comienza la construcción del tercer templo del Rosario y el mismo Cura en 1822 comienza la construcción de la Capilla Norte. Más adelante en 1818 entre los gastos de fábrica figura la compra de un candado para la pila bautismal.

En la entrada de la iglesia Catedral hay una muy bonita de mármol con tapa de madera de la que también adjuntamos la foto, pero no tiene referencias que indiquen su origen y más nueva.

En conclusión…

Para concluir lo que podemos afirmar en base a los documentos de nuestro archivo, es que la pila bautismal que está en la Iglesia San Miguel es la que perteneció a Catedral hasta 1898 y que la actual que hoy se encuentra en esta última iglesia fue hecha en 1898 por orden del Obispo Mons. Rosendo de la Lastra.

No hay documentación en el legajo de Catedral que aporte datos sobre su fabricación u origen, solo la mención en papeles sueltos que es de esa fecha, además del mencionado decreto.

De esta pila adjuntamos fotos y en la inscripción de la misma se lee FRACO POSCETTI MARMORARII ROMA VIA SAN GIOVANNI DECOLLATO NRO. 34

Lleva tallado el escudo del Obispo y la inscripción IN NOMINE PATRIS BAPTIZANTES EOS ET FILII ET SPIRITVS SANCTI M.XXVIII.1.

pila bautismal catedral Paraná

Una pila bautismal y Ceferino Namuncurá

Y según la historia el Cacique Namuncurá, padre de Ceferino, fue bautizado en nuestra ciudad, con el nombre cristiano de Manuel en 1854. Se dice que su padrino fue Justo José de Urquiza.

Había venido, enviado por su padre, para la firma de la Constitución de 1853. Juró lealtad y cumplimiento a la Constitución Argentina y fue bautizado al año siguiente.

De esto tampoco consta documentación en nuestro archivo, ni mención de la fuente de esta historia y en relación a este tema, si fue en la pila bautismal de la iglesia, podría ser en la de San Miguel no en la actual de Catedral.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorVarón y mujer los creó 3
Artículo siguienteEstancias jesuíticas de Entre Ríos
Correntina, casada y madre de tres hijos... todos varones. Profesora en Bibliotecología y en Discapacitados Visuales. Soy la encargada del Archivo Arquidiocesano de Paraná. Me encanta la historia e investigar documentos. Y aquí estoy… haciendo las dos cosas que más me gustan.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí