Presencia eucarística, misterio de amor hecho Pan de Vida que colma el corazón humano de paz, vida y libertad. Es el gran regalo del Cuerpo y la Sangre de Jesús. Regalo para ser celebrado, comulgado y adorado.

La Eucarístía se transforma en una corriente de vida nueva para aquél que quiere abrirle las puertas del corazón.

Cielo y tierra en adoración
Credito: Augusto Bompadre – www.facebook.com/augusto.unoestudios
(Tomado desde: https://www.facebook.com/cieloytierraenadoracionargentina )

Cielo y tierra en adoración

Es un espacio de oración, escucha de la Palabra y alabanza el Cristo Vivo. El 5 de mayo se juntaron cantantes y predicadores católicos en Paraná para adorar la Presencia.

Este es el largo video de toda esa jornada. Para que lo escuches de manera íntima y orante. Para que lo gustes espiritualmente.

Si estás interesado en participar de estas experiencias espirituales la gente de Cielo y Tierra en Adoración te informa de sus actividades a través de su página de Facebook.

La contemplación y el sentido de la vida

Orar no es perder el tiempo: es encontrarse con el autor del tiempo. Ora el que se hace un tiempo para llenarlo de eternidad.

Contemplar no es de locos: es de inteligentes que están plenos. Contempla el que le encontró el verdadero sentido a la vida.

El desquiciado se mira a sí mismo y se crea su propio mundo de ilusiones. El contemplativo pisa fuerte en la realidad y la ve impregnada del sentido que le da la Inteligencia Creadora.

El contemplativo es capaz de ver más allá de lo visible y se estremece de gozo por lo que siempre permanece. Su alma no necesita de razones porque se abandona al que es la razón de todo. Su cuerpo no necesita sensaciones porque toda su pasión ha sido realizada en el Amor fundante.

Cielo y tierra en adoración, el video que te compartimos, es sumergirse en una aventura de plenitud, de eternidad y de gozo por el Totalmente Lejano que se hizo cercano… apto para la Comunión.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí