El Padre Manuel Baños

384

En este encuentro recordamos y conocemos un poco más de otro sinodal. Investigar la vida de estos sacerdotes ha sido para mí también un descubrimiento. Aunque sus nombres me son conocidos, no sabía mucho de ellos y de la historia que se encontraba detrás. Cada uno de los padres que hemos tratado en esta sección ha tenido en su momento una trayectoria, dentro y fuera de su vida sacerdotal.

Datos de filiación

¿Que sabemos del Padre Manuel? Este sacerdote era entrerriano, nacido en La Paz, el 4 de octubre de 1882. Fueron sus padres Don Manuel Baños y Doña Celina Centurión y fue el mayor de cinco hermanos, Juana, Joaquín, María Dolores y José.

Según el acta de bautismo del Libro 6 folio 350 de a Parroquia Nuestra Señora de La Paz, el 7 de abril de 1883 fue bautizado “Manuel, blanco, hijo legitimo de Manuel Baños y Celina Centurión, naturales él de España y ella de Corrientes, comerciante, fueron padrinos Manuel García y Manuela García.

Estudios en el Seminario

En su ingreso al Seminario, declara bajo juramento haber recibido la confirmación, de la cual no se halla la constancia. Dice el texto de este documento que tiene en ese momento 19 años y que la ha recibió cuando tenía diez años en La Paz de un sacerdote Redentorista del que no recuerda el nombre y estaba también el Cura de la Paz, el Padre Antonio Iglesias. Fue su padrino Florentino Monzón.

Aficionado desde niño a los estudios, realizo el nivel secundario y superior, Humanidades, Filosofía y los dos primeros años de Teología en Santa Fe, en el Colegio La Inmaculada dirigido por los Padres Jesuitas, siendo el último eclesiástico que por no existir entonces el Seminario de Paraná, se educó allí. Los dos últimos ya los realizó en nuestro seminario diocesano.

Recibió todas las órdenes de manos de Mons. De la Lastra, la Primera tonsura y cuatro órdenes menores, el 24 de mayo de 1902. El Subdiaconado en el Seminario, el 4 de diciembre de 1904 y el Diaconado el 18 de septiembre de 1905.

Primeros pasos en el sacerdocio

Fue ordenado sacerdote en la Catedral el 3 de diciembre de ese año. Cantó su primera misa en la Capilla del Huerto. Ejerció el cargo de Teniente de cura en varias ciudades de la provincia. Fue teniente de cura de la Paz desde el 17 de octubre de 1906 hasta el 14 de agosto de 1907. Fue destinado a Gualeguay con el mismo cargo del 14 de agosto de 1907 al 21 de mayo de 1910.

Cuando Mons. Bazán se hace cargo de la Diócesis en 1910 lo nombra Pro secretario del Obispado el 21 de mayo de ese año. El 30 de junio de 1915 fue nombrado Segundo Canónigo sub diacono del Cabildo, lugar donde estuvo casi 30 años, hasta que se jubiló: Primer Canónigo Sub Diacono el 20 de marzo de 1916, Segundo Canónigo Diacono, 9 de mayo de 1917; Canónigo de Merced el 3 de agosto de 1918 y Canónigo Penitenciario el 5 de julio de 1919.

Sus tareas sociales y periodísticas

Desarrolló una gran labor en el Circulo Católico de Obreros, en la liga de damas. Fundó y dirigió los Centros de Estudio de Apologética de las Señoritas de San Antonio y del Huerto, además de ser dirigente del Centro de Estudios Sociales que funcionara en el Circulo Católico de Obreros, cuya vicedirección espiritual también tuvo.

Dos veces presidente del Círculo de Periodistas de Paraná y militó siempre en la institución como uno de los elementos más activos. La representó en importantes congresos en Buenos Aires y Rosario, sosteniendo siempre el punto de vista democrático. Fue Presidente de la Caja de Asistencia Social.
También director del diario La Acción. Formó parte del grupo de caballeros que en 1912 resolvió fundar este diario, lo dirigió y fue colaborador durante varios años, y en 1922 fue secretario de Redacción durante algunos meses.

Iniciador de los Boletines Parroquiales en Entre Ríos. Cuando Mons. Bazán pensó en la fundación de un boletín parroquial en Paraná le encargo al Padre Manuel que proyectara una hoja semanal que consultara las necesidades de las parroquias. Y así se fundó en Paraná en 1916 el primer boletín parroquial del que fue director durante dos lustros y de ese boletín se derivaron los otros que hoy recorren la provincia.

Gran Orador, pronuncio magníficos discursos, algunos de los cuales merecieron su publicación en diarios como La Nación.

Tareas en el Seminario

En 1926 poco antes de fallecer, Mons. Bazán lo destino a Rector de nuestro seminario el 2 de marzo de ese año, dejando entonces el cargo de Prosecretario. Permaneció hasta el 2 de enero de 1930 en que renunció, quedando como profesor del establecimiento. A través de 28 años ejerció la docencia en el seminario. Anteriormente su espíritu de estudioso lo había inducido a inscribirse como alumno de la Sección Filosofía y Pedagogía cuando se fundó la Universidad del Litoral, en 1921, pero por razones de salud debió interrumpir el curso. Capellán del Colegio San Vicente en 12 de marzo de 1930.

Inspector de Parroquias el 5 de abril de 1935. Arcediano del Cabildo, por rescripto pontificio del 25 de enero de 1937 y tomando posesión el 8 de abril de 1937.

En 1940 formó parte de la Acción Argentina, entidad constituida para defender los ideales democráticos del país frente a cualquier clase de totalitarismos y por encargo de esta organización pronunció en el teatro 3 de febrero una celebrada conferencia sobre “Democracia y Cristianismo”.

El escritor

Es el único clérigo argentino que hasta ese momento había escrito un libro sobre Pedagogía Catequística, inspirándose en autores alemanes e italianos. Una obra de valiosos contenido, cuya edición, absorbida por los establecimientos religiosos del país, se agoto rápidamente. Su ansiedad por promover la cultura general le llevó a donar una nutrida colección de valiosos volúmenes a un colegio de la ciudad de La Paz, que dirigían las Hermanas Mercedarias.

Otro libro de los más conocidos que escribió fue “Origen de la Religión desde el punto de vista histórico, científico y filosófico”. Sus primeros trabajos fueron de colaboración en la revista El Litoral, de Paraná. Aquí publicaba con el sub titulo “Revista semanal noticiosa de actualidades, religión, ciencias, literatura y estudios sociales”.

Sus últimos años

Se jubiló el 1 de diciembre de 1945. Siguió sin embargo trabajando en el ministerio y en el periodismo. De un artículo del diario de Paraná del 26 de enero de 1961 rescatamos más datos sobre su vida.

“El mundo asiste a una transformación cuyo rumbo no se adivina pero, aun así, corresponde no ser pesimista. Toda ha de desembocar en algo favorable. Así nos lo enseña la historia a través de múltiples acontecimientos, que en su hora parecieron decisivos, pero que han demostrado a la postre como el catolicismo, luego de ser perseguido, ha vuelto a imponerse para luz y guía de la humanidad.”

Dice el padre en esta entrevista cuando le piden su opinión sobre el agudo problema internacional y las cuestiones que afligen al pueblo argentino en ese momento. Dice en este artículo, que nació en el Pago del Yacaré, pintoresco lugar a la vera del Arroyo en el distrito Tacuaras del departamento La Paz.

Los últimos años, los achaques de la edad y de la enfermedad lo hicieron retirarse a su casa, manteniendo sin embargo una gran lucidez de mente que le hicieron seguir escribiendo y hasta pronunciar algunas conferencias por radio. Una relativamente corta enfermedad termino con su vida. Falleció en Paraná el 5 de junio de 1967, a los 84 años, sus restos fueron velados en la Capilla del Seminario Viejo y llevados a La Paz, donde recibieron sepultura.

Profesora Celia Godoy
Archivo Arquidiocesano

1 Comentario

  1. Falleció en el año que yo me casé, me llevaba 64 años. Nunca lo escuché nombrar. De La Paz igual que yo . Pero mucho mas sabio que yo . Gloria a Dios por su vida su todo lo que nos dejó

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí