El ecumenismo del amor

309

Mi grupo… mi grupete… mi grupúsculo… a veces la vida de Iglesia de algunos se resume solamente a los cercanos… a los que piensan como uno… a los que tienen la misma experiencia espiritual… y nos empobrecemos.

Corneta

La vida de la fe es abrirse a la acción del Espíritu Santo en el propio corazón. Pero, por eso, es abrirse a lo que el Santo Espíritu produce en los demás. Un sacerdote argentino le llamó a eso el “ecumenismo del amor”. Es descubrir cómo el amor de Dios también está vivo y operando en los otros. De eso trata, brevemente, este video.

 

Y vos… ¿te encerrás con los tuyos o te abrís a la riqueza del Espíritu?

1 Comentario

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí