El desinterés es algo que no está de moda en los portales de los medios de comunicación. Pero, sin embargo, forma parte de nuestras actividades cotidianas. Porque hacemos muchas cosas a lo largo del día sin esperar  recompensa… simplemente porque nos hace bien hacerlas.

gratuidad

Jesús nos invita a vivir desde la gratuidad como camino para alcanzar la plenitud. Sobre esto medito en este video:

 

Y vos… ¿vivís la gratuidad en lo cotidiano? ¿o solamente hacés las cosas cuando hay de por medio una recompensa?

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLa levadura en la masa
Artículo siguienteEl camino de la felicidad
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!