Abismado en el nosotros trinitario

675

No se fue. Simplemente está. Nos enseñó a “tender” a la unión con Dios. Pero ese tender, a mi modo de ver, era simplemente para animarnos a nosotros a caminar, a volar cada vez más altos. Y como somos limitados… caminamos cada día, entre caídas y levantadas… tendemos a la unión transformante. Y como el fin es grandísimo… nos daba el caramelito del “tender”…

Pero cuando uno veía sus ojos percibía que él no tendía: ya estaba. Cuando uno veía las ganas que le ponía a las cosas, los viajes que con sus ochenta y pico se mandaba, las predicaciones apasionadas… percibía que era verdaderamente un mistagogo, alguien que compartía el misterio de una Presencia Divina que lo llenaba.

Me impactó varias veces que no hablara de sus logros. Simplemente, se perdía en el “nosotros” de una Comunidad. Cuando vino a Paraná, el año pasado, a predicar un retiro a los carismáticos no lo hizo solo ni lo hizo con sus hijos espirituales: lo hizo como comunidad que predica lo que ha vivido. Algunos no terminaron de entenderlo. Por eso creo importante volver a citar las palabras que Francisco dijo este año en Roma a los carismáticos. Y hablaba de quién había sido parte de esa comunidad jesuítica que Bergoglio comandó:

“Otra cosa son los fundadores que han recibido del Espíritu Santo el carisma de fundación. Por haberlo recibido tienen la obligación de cuidarlo, de hacerlo madurar en sus comunidades y asociaciones. Los fundadores permanecen así por la vida, es decir, son los que inspiran y dan la inspiración, pero dejan que las cosas vayan adelante. Conocí en Buenos Aires a un buen fundador, que a un cierto punto se volvió espontáneamente el asesor, y dejaba que los líderes fueran los otros.

Yo les he contado varias veces en mi blog lo que han significado para mí las Convivencias con Dios que él fundó. El libro que regalo a pié de página cuenta varias de las historias que viví. Así que no quiero repetirme con eso. Simplemente, quiero compartirles una certeza el Padre Alberto Ibañez ya está abismado en el nosotros trinitario. Desde allí es otro intercesor.

11 Comentarios

  1. Gracias a la Renovacion Carismatica,encuentros,seminarios,charlas etc.Aca en Santa Fe.Hace mas de 20 Años Volvi a las Misas y pertenezco al Movimiento de Misioneras y Manzaneras de mi Parroquia San Pablo,a pesar que en dicha Parroquia no hay Carismaticos……..,me cuesta integrarme a las misas!!!! pero voy porque Dios me espera en ella.!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Su corazón entendió la simpleza del Servidor de Dios.
    Así de groso con lo q nos regalo: delicias q el alma anhela, así de humilde fue su caminar en Él.

  3. …descansa en brazos del Padre querido PA, has trabajado incansablemente en esta vida para cumplir con la mision que El te encomendo…tus inmumerables hijos espirituales estamos ahora llamados a cuntinuar la obra…TE EXTRAÑO!!!

  4. Sabemos que fue un ángel que Dios permitió que habitara entre nosotros que Dios nos siga dando fortaleza sencillez y sobre todo mucho amor al prójimo para poder ser un poquito como fue este maravilloso ser humano que ya esta es seguro en la Iglesia triunfante.Amen

  5. Y sus ideas, enseñanzas, ejemplo, y ternura hacia Dios Trinitario llegaron a Boston…aunque yo tenga que ir a la Argentina para encontrarme con la C de CcD…el PA vive en los lugares y personas en que dejó su semilla de fundador. Gracias PAdre Alberto por mostrarnos a Jesus, al Padre, y al Espíritu Santo…gracias por traer la Renovación a la Argentina y gracias por la Comunidad de C. We all love you!

  6. Son los intrumentos d Dios para hacernos gustar el cielo de antemano!Dejan huellas en todo corazon al q hablan el lenguaje del Espiritu.

  7. Grande PA,por quedarte entre nosotros,por regalarnos tu acercamiento a testimoniar con la vida de la Rúaj Santa,Gloria a Dios…!!!

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí