Sínodo aguado

416

Salí como de costumbre para estar alrededor de las 8.00 en el Cristo. Cielo amenazante y clima fresco. Así que tomé mi paraguas y una campera impermeable. Llego. Estaciono. Veo que no es necesario ni paraguas ni campera. Entro a la escuela. Comienzo a armar mi netbook para recibir las ponencias… y se largó el chaparrón. Caía agua a baldazos. Yo bajo techo.

Al rato bajo al primer piso a ver como andaba la gente de Inscripción y a hacer la mía… las galerías estaban casi vacías. Se habían refugiado en los espacios más interiores y habían habilitado algunas aulas para que se trabaje más cómodo.

El director de Radio Corazón me dice que no tenía internet para transmitir… No encontrábamos el cable de la impresora… afuera seguía lloviendo, más leve… pero lluvia al fin.

Una decisión rápida de la Comisión Central: Presidente, Secretario General y Moderadores… una pregunta: ¿Qué corresponde hacer? Entonces se siguió el Reglamento: al no estar el dos tercio de los sinodales presentes se pospone media hora el inicio. Si en ese momento está la mitad más uno entonces se puede comenzar. Mucha gente llamaba desde Paraná y del interior diciendo que estaban viniendo… retrasados por la lluvia… pero en camino.

A las 9.30 anuncian desde la Comisión Central que se había superado el número reglamentario de la mitad más uno así que se comenzaba. Es más… ya casi éramos el dos tercio de los sinodales. Así que tuvimos el momento de oración del la Entrada y se dio por comenzada la Cuarta Sesión del 3° Sínodo Arquidiocesano de Paraná.

Todo transcurrió, de allí en adelante, de acuerdo al orden del día. Se votaron las mociones de modificación del Esquema de Conclusiones de la Segunda Cuestión: Parroquia e iniciación cristiana. Luego se expuso el Esquema de Conclusiones de la Tercera Cuestión: la comunicación en la vida parroquial. Se votó en general el documento. Como salió aprobado se votó de manera particular cada conclusión. Se pasó a un cuarto intermedio de unos quince minutos.

Concluido el recreo se presentó el contenido del Instrumento de Trabajo de la Cuarta Cuestión: la Parroquia como Comunidad Eucarística. Al finalizar nos avisaron que estaban aprobadas en particular las conclusiones de la tercera cuestión, así que se abrió un espacio para mas mociones de modificaciones: fueron cuatro.

Terminada esta etapa… pasamos al recreo del almuerzo. Yo salí con mi camarita a tomar las fotos de rigor… pero seguía garuando. Así que tomé unas poquitas y guardé la máquina para que no se me arruinara con la humedad. Esta es una de la cola que estaba esperando la vianda.

El resto de la tarde… lo de costumbre. Se presentaron 20 ponencias sobre la cuarta cuestión. Se pidieron dos aclaraciones de contenidos. Y se presentaron varias mociones para destacar aspectos que no habían sido considerados ni por el Instrumento de Trabajo ni por las Ponencias. Se votaron cuatro integrantes representantes de los sinodales para integrar la Comisión de Trabajo que elaborará las conclusiones. Se rezó. Algunos fueron a celebrar la Misa y el resto de vuelta a sus casas.

Una nota de color: durante la sesión inaugural una niña venía en la panza de su mamá. Hoy se hizo presente por primera vez afuera… y compartió toda la sesión. No está inscripta como sinodal… no tiene voz ni voto… pero participó. Y no será la última vez.

De mi parte, me quedé un rato más esperando las grabaciones del sonido de toda la sesión. Cuando salí… el sol partía la tierra. Toda una invitación a seguir Sinodiando con fe y esperanza. El título dice que este fue un “sínodo aguado” haciendo referencia al clima atmosférico. Pero se vivió un precioso clima de intercambio y Koinonía: así que nada aguado el resultado.

3 Comentarios

  1. MUY BUEN RELATO PADRE FABIAN,ADEMAS CON ESE TOQUE DE HUMOR QUE NOS TIENE ACOSTUMBRADO, LA VERDAD QUE MIGRE……QUEDO UN POROTO AL LADO SUYO!!!!!!!!!!!!!!!!!! MUCHAS BENDICIONES PARA SINODEANDO-AGUADO !!!!! JAJA

  2. Gracias a Dios por permitirnos vivir una jornada plena, dese el trabajo silencioso de tanta gente, que hace posible que lo planificado salga bien y sin dudarlo: las bendiciones que derrama el Señor en abundancia sobre todos los que participamos de éste 3ª Sínodo Arquidiocesano. Vamos por más. Nos encontramos si Dios así lo permite, el próximo 12 de diciembre en el mismo lugar y a la misma hora: Gracias Señor por tanto….

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí