Según algunas voces afines a la mentalidad de las organizadoras, los únicos problemitas de este fenomenal encuentro de mujeres fueron ocasionados por «patotas católicas».

Otra dijo que los problemas se solucionaron cuando sacaron a las «infiltradas católicas». ¿Mujeres infiltradas en un encuentro de mueres cuya participación era libre y gratuita? Algo no cierra.

Ya hablamos de lo que no cierra aquí, aquíaquí y aquí. Pero claro, eran palabras y hoy son las imágenes las que muestran «la verdad de la milanesa». Gracias a Dios que existe Youtube y cualquiera puede tener un canal y subir videos. Y muchas gracias a Silvia Borbore que ha subido una serie de videos sobre lo ocurrido en la Escuela Sarmiento. Pueden visitar sus videos haciendo clik aquí. Les comparto este:

Y acá se cierra el tema de mi parte. Podría decir que se entiende la violencia ejercida contra estas mujeres católicas si se piensa que las que la ejecutan piden que la sociedad ejerza violencia al niño por nacer. Pero termina así, sin más comentarios que las imágenes.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLa nueva evangelización
Artículo siguienteUn perfil del mundo de los jóvenes
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!