Una red de comunicación, comunión y cooperación

358

Hoy se celebra la fiesta de la ascensión de Jesús al cielo. Junto con esto, la Iglesia celebra desde hace cuarenta años, la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. Un momento especial para orar por quienes trabajan en los medios y, todos, meditar sobre su importancia en nuestra vida.
El Papa Benedicto XVI, como ya es costumbre desde Pablo VI, dio a conocer un mensaje para nuestra reflexión. Allí propone un lema que es muy sugerente: “Los medios: red de comunicación, comunión y cooperación”.
El primer término que utiliza es la imagen de la red. Una red está hecha de muchos puntos entrelazados por un hilo. Al plantear esta metáfora el Santo Padre nos sugiere que pensemos a los medios no como algo frente a lo cual estamos, sino como una parte de nuestra vida cotidiana. Una red por un lado nos envuelve, pero por el otro nos intercomunica. Lo cual nos lleva a fijar nuestra mirada no tanto en los medios, como en las relaciones humanas que estos posibilitan. Por esto el desarrollo con el cual continúa el lema tiene sentido. El Papa habla con tres términos que humanizan lo meramente tecnológico o comercial.
En primer lugar plantea que es una red de comunicación. Es decir, una red que posibilita el encuentro de las personas. O por lo menos así debería ser.
Para que esta realidad sea posible, nos vuelve a proponer el término comunión. En nuestra fe cristiana esta no es carente de sentido. Todo lo contrario. La comunión de personas es la realidad intima de nuestro Dios: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Comunión de vida y de amor a cuya imagen y semejanza hemos sido creados. Por lo tanto la comunión es el destino final de todos los hombres, no solo de los cristianos. Por esto la Iglesia siempre ha pensado la comunicación como un camino para la comunión.
Y el tercer término no es sino la consecuencia lógica de el desarrollo de estas ideas. Si en verdad quiero estar en comunión con la Trinidad, ¿cómo puedo quedar indiferente frente a la vida y a las necesidades de mis hermanos? La cooperación es mucho más que la dádiva que se da por el sentimiento de culpa frente a la desgracia ajena. La co-operación es el trabajar juntos en la construcción de un hábitat mas justo porque me siento hermano del otro.
Frente a esto, el Papa constata que “los avances tecnológicos en los medios han conquistado en cierta medida tiempo y espacio, haciendo la comunicación entre las personas tanto instantánea como directa, aun cuando están separadas por enormes distancias. Este desarrollo presenta un potencial enorme para servir al bien común y “constituye un patrimonio a salvaguardar y promover”. Sin embargo, como todos sabemos, nuestro mundo está lejos de ser perfecto. Diariamente se nos recuerda que la inmediatez de la comunicación no necesariamente se traduce en la construcción de la cooperación y la comunión en la sociedad.”
Todo un desafío tanto para quienes trabajamos en los medios como para quienes los usamos diariamente.

1 Comentario

  1. miguel de san nicolás dijo…
    Querido padre y amigo
    Ayer fue un día ideal para ir creando esas “redes” que hablamos en el mensaje del Papa Benedicto. Y sin embargo hay siempre un “pero” para concretarlo. Son cosas de “entre casa” que no andaremos ventilando por ahora… En procura de ir haciendo de la comunicación un vínculo de cooperación, se me ocurre si podemos ir concretando una actividad de reflexión mensual, a modo de encuesta primero, y de subsidio de estudio después, preparándonos para el Congreso. Una cosa sencillita que podamos reenviar por mail, o impreso para ir formando algunos conceptos, algunas definiciones, y calentando los espíritus para participar. Podríamos repartirnos los temas y los meses; y obviar un Congreso Regional que saldría muy forzado. ¿Qué te parece?
    6:58 AM

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí