Siempre necesitamos abrirnos al amor divino para que su presencia sanadora nos transforme. Y el tiempo de Adviento es tiempo de gracia para esto.

misericordia

Hoy la iglesia hace esta oración en la Misa:

«Señor y Dios nuestro,
muestra tu poder y ven a socorrernos con tu fuerza,
para que tu misericordia nos conceda
lo que nuestros pecados nos impiden alcanzar.»

En este video hago una breve explicación:

Abracemos la misericordia divina.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí