Tres buenas y una mala

572

Cosas buenas y malas pasan en la vida. Es la sal que tiene lo cotidiano. Y así ha sido este fin de semana… que todavía no ha terminado.

La primera buena… la efusión del Espíritu en la Experiencia de Kerygma y Vida que tuvimos el viernes. Muy llena de Dios esa noche. En esta foto están los participantes, reunidos en grupo para el compartir de lo vivido.

ekyv

El sábado por la mañana, cinco ordenaciones presbiterales. Si, como ya dije, el clero de Paraná está bendecido. Este es el video que armé de la ceremonia.

Y cerramos la jornada sabatina con el casamiento de Ricardo y María Laura. Me invitaron a participar de la ceremonia y les prediqué en la misma. Para mí, en lo personal, fue un gozo inmenso estar… que se acrecentó cuando la novia recibió la comunión eucarística. En ese momento yo también me emocioné y casi lloro junto a mi amiga (todo llega, Lauri, todo llega…).

boda

Y la mala… hoy a la mañana me encuentro con que me abrieron el Templo y robaron equipos de sonido de la Sacristía. En la página del Face de la parroquia (El Pompeyano) cuento como fue y otras fotos más, aparte de esta.

robo

Así que bendecido fin de semana, en cruz y gloria. Y, como siempre… ¡más gloria que cruz!!!

 

2 Comentarios

  1. Que bueno padre que las mas sean las buenas noticias, espero que el equipo de sonido emita solo notas de conversión para los amigos de lo ajeno y que se arrepientan de lo que hicieron.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí