Hoy estuve de reunión de presbiterio todo el día. El motivo fue la presentación de la traducción argentina al Misal. El sacerdote benedictino Rubén Leikam, uno de los traductores, nos contó el trabajo de veinte años que realizó un grupo de Obispos junto a peritos en liturgia, biblia, teología y pastoral. Pudimos comprobar que no es muy fácil poner en lenguaje actual textos en latín. Y, mucho más, cuando se intenta no solo ser fiel a ese texto sino a la tradición de 2000 años que tiene la Iglesia en lo concerniente a fe y oración.

Ya les voy a ir contando algunas cosas. Hoy sólo quiero transcribirles como quedarán las fórmulas de la consagración del pan y del vino. Ya les había adelantado que tendría dos cambios. El primero era el uso del ustedes en lugar del vosotros (cambio que ya se había realizado en el resto del misal). El segundo era el “por muchos” en lugar de “por todos”. Quedó así para el pan:

TOMEN Y COMAN TODOS DE ÉL,

PORQUE ESTO ES MI CUERPO,

QUE SERÁ ENTREGADO POR USTEDES.

Y para el vino:

TOMEN Y BEBAN TODOS DE EL,

PORQUE ESTE ES EL CALIZ DE MI SANGRE,

SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA,

QUE SERA DERRAMADA

POR USTEDES Y POR MUCHOS

PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.

HAGAN ESTO EN CONMEMORACIÓN MÍA.

Cabe acotar algunas cosillas. Con respecto al uso de ustedes, ha sido aprobado por el Papa para el uso ordinario en Hispanoamérica. Dos Conferencias Episcopales han decidido continuar usando el vosotros. Una, la Colombiana, que posee una traducción propia del Misal. La otra es la Conferencia Episcopal Chilena. Esta última usará el Misal con la traducción argentina completa, salvo la fórmula de la Consagración. Para esto se imprimieron misales con esta salvedad.

Con respecto al uso de “por muchos” en vez de “por todos”, recordemos lo que se dijo (sobre todo en los comentarios) de una entrada anterior sobre este tema. Este cambio no es un capricho episcopal, sino que es una directiva de la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del Vaticano. Quisiera copiarles una parte de la carta del Cardenal Arinze sobre este tema:

1. El texto, correspondiente a las palabras pro multis, entregado por la Iglesia a lo largo del tiempo –que constituye la fórmula que ha sido de uso en el Rito Romano desde los siglos más tempranos- en los últimos 30 años o término cercano, en algunos textos aprobados en lengua vernácula ha sido traducido en el sentido interpretativo de “por todos”, “for all”, “per tutti”, o equivalentes.

2. No hay duda, en cualquier caso, sobre la validez de las Misas celebradas con el uso debidamente aprobado de la fórmula que contiene una formula equivalente a “por todos”, como la Congregación para la Doctrina de la Fe ha declarado ya. Verdaderamente, la fórmula “por todos” seguramente correspondería a la intención del Señor expresada en el texto. Es dogma de fe que Cristo murió en la cruz por todos los hombres y mujeres (cfr. Jn 11,52; 1Cor 5,14-15; Tit 2,11; 1Jn 2,2).

3. Hay, sin embargo, muchos argumentos a favor de una traducción más precisa de la formula tradicional pro multis:

a. Los Evangelios Sinópticos (Mt 26,28; Mc 14,24) hacen una referencia específica a “muchos” (la palabra griega transliterada sería polloi) por los cuales el Señor está ofreciendo el Sacrificio, y estas palabras han sido remarcadas por algunos eruditos bíblicos relacionándolas con las palabras del profeta Isaías (53,11-12). Sería completamente posible que los Evangelios hubiesen dicho “por todos” (por ejemplo, cfr. Lc 12,41); pero, la fórmula de la narración de la institución dice “por muchos”, y estas palabras han sido fielmente traducidas por la mayoría de las versiones bíblicas modernas.

b. El Rito Romano en latín siempre ha dicho pro multis y nunca pro ómnibus en la consagración del cáliz.

c. Las anáforas de los distintos ritos orientales, sea el griego, el siríaco, el armenio, el eslavo, etc. Contienen fórmulas verbales equivalentes al latín “pro multis” en sus respectivos idiomas.

d. “Por muchos” es una traducción fiel de “pro multis” en tanto que “por todos” es más bien una explicación más adecuada a la catequesis.

e. La expresión “por muchos”, mientras permanece abierta a la inclusión de cada uno de los seres humanos, refleja, además el hecho de que esta salvación no es algo mecánico, sin el deseo o la participación voluntaria de cada uno; por el contrario, el creyente es invitado a aceptar por la fe el don que le es ofrecido y a recibir la vida sobrenatural que es dada a los que participan del misterio, viviéndolo en sus vidas de modo tal que sean parte del número de los “muchos” a los que se refiere el texto.

f. En concordancia con la Instrucción Liturgiam Authenticam, ha de hacerse un esfuerzo para ser fieles a los textos latinos de las ediciones típicas.

La nueva traducción entrará en vigencia el 15 de Agosto. A partir del primer domingo de Cuaresma de 2010 (21 de febrero) esta nueva traducción será obligatoria en todo el territorio argentino, afectando la licitud la celebración de la Misa con el Misal actualmente en uso.

Un dato: todavía no se sabe si estarán los misales para el día 15. La razón: fueron impresos en España y están varados, hace varios meses, en la aduana argentinos…

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorClave de lectura de Caritas in veritate
Artículo siguienteMétodo de Control Mental Silva
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!