Terminando las dos Convivencias con Pedro en España

515

Más concretamente en Fuente del Maestre, provincia de Extremadura. Una experiencia muy llena del Espíritu.

El viaje a España fue muy… intenso. Salí de Paraná a las 21.30 rumbo a Rosario. Ali tomé otro transporte que me llevó directamente a Ezeiza. El vuelo salió seis horas después. Duró una hora menos de lo previsto pero con muchas turbulencias… lo cual me asustaba bastante. En Madrid tomé primero el subte y luego un Colectivo en un viaje de cuatro horas. Al llegar a Zafra me esperaba una hermanita que, en quince minutos de auto, me llevó a la casa de retiro.

Hacía un día que la primera Convivencia estaba ya en marcha. Yo me fui a dormir y me sumé al día siguiente. Las Convivencias siempre dan un fruto espiritual en quienes la hacen y, redoblados, en quienes servimos en ellas. Y esta no fue la excepción.

Pero quedé doblemente lleno del Santo Espíritu por mi compartir con la Congregación Marta y María. 130 hermanitas participaron de las dos tandas de Convivencias. Una alegría impresionante, contagiosa, es la que sembraban a cada paso estas mujeres consagradas. Una vida espiritual y de trabajo digna de admirar. El lunes la Madre General (que es la fundadora y que participó del equipo en las dos Convivencias) me contaba que estaba felíz porque estaban ingresando en este mes de octubre 40 postulantes y 70 comenzaban la etapa de noviciado: son cerca de 700 las hermanas que están ya en 99 conventos, 11 países y 3 continentes. En verdad, una riqueza de vida para toda la Iglesia, en particular para esta Europa tan avejentada en la fe.

La foto es del grupo que hizo la segunda. Les debo la de la primera para otra vez.

8 Comentarios

  1. Que lindo, el Espíritu sigue soplando en nuestra Iglesia. Los esperamos rejuvenecidos.
    Un abrazo

  2. cuanto me alegro por ud padre q EL ESPIRITU SANTO decienda sobre todos los q comparten este encuentro

  3. GLORIA A DIOS PADRE QUE ALEGRIA VER LOS FRUTOS QUE FUE DANDO, GRACIAS POR SU ENTREGA ! BENDICIONES!

  4. ABUNDANTES BENDICIONES Y UNA GRAN GRATITUD QUE NOS A MIRADO Y ELEJIDO, PARA ANDAR EN SUS CAMINOS
    BENDICIONES

  5. Hermosa experiencia Padrecito, además de lo que decis, lo nuestro fue de verdad una experiencia de oración y de vida. El Señor permitió que nos conozcamos mas, lo que hace que en Su Amor nos amemos mas. Todavia mi cabeza no puede pensar y mi corazón no puede reaccionar de tantos regalos del Señor. Que Dios nos siga bendiciendo como Iglesia.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí