Soy de River… ¿y?

455

Le contesté a Daniel Mora una pregunta que me había hecho en un intercambio de correos electrónicos. Y mi respuesta no es fácil en este tiempo. Los hinchas de River Plate estamos sufriendo algo muy importante y dos cosas secundarias. Es secundario el hecho de que estemos, solos, en el último puesto de la tabla del campeonato local. Es también secundario que estemos “casi” eliminados de la Copa Sudamericana. Es importante que hace un largo rato, a la hinchada del paladar negro se le brinde un fútbol malísimo. El último campeonato lo festejamos desde la vergüenza de haber jugado pésimo…

Hace unos días, dos hombres golpearon a mi puerta para charlar algunos temas que no vienen al caso. Uno de ellos, el más joven, tenía puesta una camiseta de River. Bromeando, cuando le apreté la mano en el saludo, le dije: “¡Así me gusta! ¡No aflojés en tus convicciones!” Su respuesta fue: “No, Padre, nunca”. Una broma para romper el hielo, pero que hacía referencia a que no es fácil circular con una camiseta con los amados colores rojos y blancos, sobre todo en medio de tantos bosteros circundantes (que ahora, encima, están punteros).

Después me quedé pensando sobre la broma. “¡No aflojés en tus convicciones!” Todo un consejo para un cristiano. Pero no es lo mismo.

taza.jpg¿Qué es ser hincha de un equipo de fútbol (o del deporte que sea)? Antes que nada, una pasión que se vive intensamente para algunos y epidérmicamente para la mayoría (entre la que me incluyo). Es alentar a un equipo (en la cancha o desde la tele). Alegrarnos cuando se gana, amargarnos cuando se pierde. Bromear entre amigos y compañeros con los resultados. Comprar alguna camiseta (si alguien me la quiere regalar, yo no tengo ninguna), o una bandera, o un gorrito, o una taza (eso si tengo) y usarla delante de “ciertas personas” cuando los resultados lo ameritan (esconderlas en los “otros momentos”). Añorar equipos y jugadores del pasado, “hacer el trabajo” del director técnico o pedir que se vaya porque no nos gusta…

Pero, salvo algunos pocos desubicados, para la mayoría la vida pasa por otro lado. Nos divertimos con todo lo que dije, pero la vida no es ser “hincha de…”.

Por eso me di cuenta que, si no fuera por el contexto de broma en la cual fue dicha, aquello de “¡No aflojés en tus convicciones!” es un desatino total. Y si se toma en serio… que pobreza la vida de quién tiene sus convicciones puestas en los resultados del fútbol (salvo de quienes hacen del deporte su vida: futbolistas, utileros, periodistas…)

Algo diametralmente opuesto sucede con el hecho de ser cristiano. El hincha se pone una camiseta, la transpira, se la saca y su vida ocurre sin que se altere nada. Ser cristiano es mucho más que ponerse la camiseta de alguien. Es encontrarse con Jesús y, desde allí, vivir toda la existencia. Me encanta como Benedicto XVI habla sobre este tema:

“Hemos creído en el amor de Dios”: así puede expresar el cristiano la opción fundamental de su vida. No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva.

Quién considera que ser cristiano significa solamente ponerse la camiseta de Jesús en una hora de culto semanal, o unas monedas o ropas viejas donadas a los que la necesiten, o solamente no robar ni matar… se están perdiendo de lo más hermoso y plenificante que tiene nuestra fe.

Hace mucho tiempo subí un post sobre la esencia del cristianismo. Los invito a visitarlo para seguir profundizando sobre el tema.

1 Comentario

  1. Padre Fabian, antes quiero expresarle mi acompañamiento, como hincha, en este momento de dificultad de su equipo, no es lo mismo ir de ultimo siendo River, yo ya he pasado con mi equipo por ahi que casi se va al descenso hace unos dos años.

    Y como diria Alberto Hurtado: “Esta muy bien no hacer el mal, pero esta muy mal no hacer el bien”

    Saludos desde la tierra del coqui

  2. Estimado Padre:

    Lamento lo de su afición futbolítica, una fatalidad.

    En cuanto al tema de fondo me parece lamentable el modo en el que el fútbol suele reemplazar la dimensión religiosa de muchos hombres. De un modo inconciente hay un reemplazo que va desde lo litúrgico a lo moral pasando por lo social. El día del Señor que solía girar en torno a la Misa se convierte en el día del fútbol donde hay una liturgia cabulera en derredor del gran evento.

    Evidentemente me refiero a ciertos casos extremos que, desgraciadamente, no son pocos.

    El paroxismo de esta cosa triste y pobre la ví en la “iglesia maradoniana” cuando lo eligieron técnico.

    En cualquier caso, me parece muy paulino lo de tomar estas cuestiones para reconducirlas desde su lugar adecuado.

    Respetos.

    Natalio

  3. Padre Fabián. El párroco de la Iglesia María Madre de la Iglesia, de Capital Federal a la que concurrimos tambien es de River… y muy fana, así que el Padre Adolfo es un compañero no solo de apostolado sino de desgracias jaja (sorry) Mariana

  4. Gracias Padre …hiciste caso a mi reclamo de nuevos escritos y te viniste con todo.
    Me encanta esta metodología tuya de hablar de todo. De utilizar lo frívolo para dejar una enseñanza profunda.
    Lástima que algunos creen que tocar temas de la vida diaria le quita seriedad a las cosas de Dios. Al contrario es tenerlo a EL en cada cosa que nos pasa. Dios es alegría y especialmente DIOS ES AMOR.
    Y quería decirle a Natalio que no puede pedir seriedad cuando está hablando de “iglesia maradoniana” ¿qué eso por favor? un invento de cuatro chiflados que no saben lo que quieren!!!!
    Si hay cosas que corregir , bien , hágamoslo, pero en serio…¡¡¡¡ aguante River !!!!

  5. PAZ Y BIEN, PADRE QUE EL SANTO ESPIRITU DE DIOS DERRAME ABUNDANDEENTE SU GRACIAS SANTIFICADORA Y RENUEVE SU CORAZON PARA QUE TODOS LOS QUE SE ACERCAR A USTED, VEAN UN JESUS Y AMIGO. GRACIAS POR LA HERMOSA REFLECCION DE SER HICHA Y DE SER FUERTE Y LA VOCACION,UN TEMA AQUI CORTITO Y BIEN EXPLICADO.
    MAS ALLA DE ESO, YO QUE SOY DE RIVER Y ME PODRIA CALIFICAR UN POCO FANATICA,EN ESTE PENTECOSTES PIDO LOS DONES QUE LE PUEDAN FALTAR A CADA JUGADOR Y SALIR DE LA PROMOCION QUE TODO EL MUNDO HABLA, SOY MUY CREYENTE Y DE TENER MUCHA FE, Y SI NO REPARTE A MI QUERIDO EQUIPO EL SANTO ESPIRITU DE AGILIDAD, AUDAS, Y GOLES,
    QUE NOS REPARTA A CADA UNOS DE LOS BAUTIZADOS LO QUE NOS FALTA PARA SER FIRME EN NUESTRA VOCACION CRISTIANA, NO SOLO CON PALABRAS SI NO CON HECHOS CONCRETOS. QUIZAS A MUCHO NO LE GUSTARA ES ENTREVIERO DE PENTECOSTE Y HINCHA DE RIVER, LA PETICION OH EL COMENTARIO. PERO SOY FIRME EN MIS CONVICIONES, VEO, CREO Y ESPERO, TODO DE AQUEL QUE ES NUESTRO DULCE HUEPED DEL ALMA.
    ASI COMO EN MI GRAN EQUIPE DE RIVIER.
    UN FELIZ PENTECOSTES A USTED,SU COMUNIDAD, Y A TODOS LO HIJOS DE DIOS. Y A LOS DE RIVER, BOCA Y DEMAS TAMBIEN.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí