Domenico Zipoli fue un compositor musical del género Barroco que sentó las bases de nuestra identidad latinoamericana. Nació en Italia en 1688 y murió en la ciudad argentina de Córdoba en 1726.

Luego de la expulsión de los jesuitas de nuestras tierras, su obra prácticamente se perdió. Hasta el punto que muchos dudaban de que hubiera existido realmente. En los años sesenta del siglo pasado se fueron descubriendo algunas partituras. En 1972, en Chiquitos (Bolivia) se encontraron, por fin, 2500 folios de una música exquisita.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLos Carismas Pneumáticos
Artículo siguienteAcoger a los necesitados
Portal de noticias católico. La actualidad religiosa a un clik.