Sobre Ricardo Leguizamón y el Encuentro de Mujeres Autoconvocadas en Paraná

575

Ricardo Leguizamón es un periodista de El Diario de Paraná. Me atrevería que es uno de los mejores de ese medio… sino el mejor. Pero… muchas veces sus columnas sobre la Iglesia… me sacan de quicio. Uno sabe que maneja muchos datos. Pero quién está en el tema se da cuenta de que ignora otros y cuenta a su manera y desde su peculiar perspectiva varias cosas. Es su trabajo (y es bueno en eso). Pero eso no quita que a veces esté en total desacuerdo con lo que afirma tan categóricamente. Este es uno de los casos.

Me había propuesto hacer silencio frente a este tema del Encuentro de Mujeres. Tal vez por lo que dije en esta entrada. Pero no pude aguantar. Es que se hace por parte de este periodista tanto amasijo de conceptos que uno quisiera poner algo de claridad (espero no obscurecer). Esta es una de las grandes ventajas de la era electrónica: no necesitamos pertenecer a algún medio de comunicación masivo para expresarnos. A mi me basta este blog y sus limitados lectores.

El periodista titula su columna de opinión: “Cristo enrejado”. Allí se queja de que se estén protegiendo los Templos frente a una posible agresión de algún sector (minúsculo, ni lugar a dudas) de mujeres que están participando del Encuentro. Medidas extremas, según él: “Las iglesias se recubrieron de barreras altas de alambres: una postal lúgubre y turbadora en una sociedad que dejó atrás hace rato la cultura de los cuarteles… Los templos con barricadas, una imagen castrense que producía escozor, una imagen de ciudad descuajaringada.” La estrategia de manipulación del lenguaje que realiza es harto conocida. Basta ver los adjetivos y sustantivos mágicos que une: iglesias, cuarteles, rejas, policía, estado de sitio, barricadas, imagen castrense, clima de intolerancia, los beatos que van a misa. Cuando uno los enumera ve cual es su intención al escribir.

Vuelvo a repetir: tiene el mismo derecho él de opinar como yo de quejarme de su opinión. Y mi queja no es por el maltrato que recibe la iglesia desde su teclado. Mi queja es porque ¿ignora? como algunos sectores de este tipo de Encuentros trata a lo católico en general. Tal vez no recuerda como fue el anterior que se hizo en Paraná. O no sabe lo que ha ocurrido en otros lugares del país. En el blog tengo este video de Youtube que muestra lo ocurrido durante la marcha en Neuquén. Son interesante algunos de los testimonios que dejaron allí algunas católicas que participaron de un Encuentro que es abierto para “todas”. Lo más cómico es que, junto a la queja por la protección policial a los templos, aparece en su misma página electrónica la noticia de cuatro activistas (tres porteñas y una ¡brasilera!) detenidas por pintadas contra la Iglesia y la Policía en las cercanías del Cristo Redentor. ¿Ignorancia invencible?

Con todos estos antecedentes: ¿está mal proteger edificios que son espacios sagrados trascendentales para “beatos que van a misa” e, incluso, alguno de ellos monumentos históricos? Sinceramente creo que es un derecho de todos el que se lo respete y no se lo ofenda en lo que considera muy importante para su vida. Es más, creo que es precisamente la policía quién debe resguardar esos edificios como parte de su tarea de promover el orden público y evitar delitos. ¿Por qué digo esto? Porque por la inacción de la fuerza pública, a causa de las actitudes “políticamente correctas” de los funcionarios gubernamentales, en otros encuentros anteriores muchos laicos se autoconvocaron a defender sus Templos. Con esto no estoy de acuerdo: si existe la fuerza pública y se realiza un delito (pintar una casa privada es un delito) que sea esta fuerza la encargada de reprimir (uyy… ya me van a tratar de facho por lo que dije… no… tachemos reprimir… digamos… ¿…? no se me ocurre… ¿seré facho por decir esa palabrita?). De algo estoy seguro, pedir protección para el Templo no es olvidarse de la solidaridad del buen samaritano o el sermón del monte o de la esencia del cristianismo. Es sólo eso: pedir protección para el Templo ¿Está mal? Entonces está mal que haya un policía parado delante de las Sinagogas y se hayan construido pilares de cemento para protegerlas de posibles coches bombas (esto en Paraná y no desde ayer… como para que el periodista ignore el dato).

Lo otro que me molesta es presentar como sinónimo de católico al Partido Popular de la Reconstrucción. Este no es un partido católico sino un partido donde militan católicos. Lo mismo podemos decir del Peronismo (en sus dos versiones actuales) o del Radicalismo o del Ari o del Pro… y si me apuran… hasta encuentro uno que otro católico con los socialistas. Por lo tanto, no tiene ningún derecho de endilgar lo que es propio de una campaña partidaria como una acción del la Iglesia como tal. Hacer eso lo desprestigia como periodista. Lo que hizo el PPR va por su cuenta. La palabra de la Iglesia es la del Obispo en la Patronal, algo que él cubrió para su medio y también allí pegó ambos temas…

No debemos olvidar lo importante: estamos hablando sobre un Encuentro de Mujeres. De mujeres… para mujeres… a favor de las mujeres. Y, frente a eso, la Iglesia de Paraná alentó desde un principio la participación de las mujeres católicas en el evento. ¿Con que finalidad? ¿Para destruir? No. Para que resuenen todas las voces femeninas.

En las reuniones preparatorias que estas mujeres católicas tuvieron, compartieron unos criterios para la participación. Se los transcribo para que se perciba la tónica de estas participantes:

  1. Realismo. La historia de los encuentros de mujeres ha demostrado más que sobradamente que la actitud preponderante es anti-católica. No vamos a participar en un encuentro que tiene una actitud neutral, variada o ingenua hacia lo religioso y hacia la Iglesia.
  2. No generalizar, no demonizar, no descalificar. Sin embargo no hay que poner a todas las personas en la misma categoría. Hay personas de buena voluntad, de convicciones sinceras, aunque no siempre coinciden con la posición nuestra. Hay personas con más o menos formación. Con mayores o menores prejuicios. Hay mujeres con mayor o menor conciencia de lo que significa este encuentro. Hay mujeres luchadoras por sus derechos, y eso es positivo. No hay que pensar que son todas “resentidas”, que dicen eso porque han abortado, etc. Hay que creer que la búsqueda de la verdad y el bien están presentes siempre, aunque a veces ocultos, en el corazón del hombre.
  3. Prioridad del anuncio por sobre la actitud defensiva. Lo que nosotros tenemos para brindar en el encuentro es una verdad que creemos que plenifica y libera al hombre y a la mujer. No es la prioridad, aunque habrá que hacerlo, defender los derechos de la Iglesia. El tema no es la Iglesia, es la mujer.
  4. La verdad es una propuesta hecha a la libertad de las personas. Afirmar los derechos del niño por nacer no es una verdad de fe, sino una evidencia para cualquiera que conozca el proceso de la gestación. De cualquier modo, si para alguna persona esto no es evidente, se procurará explicar o aclarar, pero no se le podrá obligar a que acepte esta verdad. La verdad, por su misma naturaleza, debe ser acogida en la libertad personal.
  5. Procurar hablar un lenguaje comprensible. No es necesario recurrir a complicadas teorías para hacernos entender. Lo que transmitimos puede ser profundo, pero al mismo tiempo deberá ser simple.
  6. No tener miedo. Es cierto que hay intereses que se mueven con mucha eficacia en una dirección distinta e incluso opuesta a lo que enseña la Iglesia. Es cierto que muchas personas van al encuentro con idea de agredir a las mujeres católicas. Pero también es cierto que Aquel por quien luchamos es más fuerte y poderoso y nos cuida. Esta convicción de fe no va de la mano con una actitud ingenua: habrá que estar atento a los posibles peligros.
  7. No tener sentimiento de inferioridad. En la misma línea de no tener miedo hay que recalcar que no debemos sentirnos inferiores a los otros. La Iglesia es y ha sido pionera en la lucha por la promoción de las personas: todas las iniciativas educativas, caritativas, sanitarias, evangelizadoras, testimonian el empeño de la Iglesia por valorizar las personas y particularmente a las mujeres. ¡Cuántas santas tenemos para ofrecer como testimonio de una vida femenina plena!
  8. Valorizar lo positivo del otro. Seguramente en muchas de las mujeres que participan en el encuentro se pueden encontrar conductas o actitudes dignas de destacar. No hay que tener miedo de valorizarlas. Que seamos o pensemos diferentes no quita que la otra persona tenga algo para enriquecerme.
  9. No caer en el juego de la agresión. Cuando uno se siente agredido, la actitud no debe ser otra agresión, ni siquiera sutil. Algunas veces, la vía será el silencio. Otras: aclarar cuál es la propia percepción acerca de lo que se acaba de recibir. Alguna vez será una invitación a la otra persona a repensar su punto de vista.
  10. Formarse, redescubrir la propia identidad. Encontrarse con el otro debe llevar a buscar las razones más profundas de mis convicciones y mi fe. Si el participar en el encuentro me lleva a profundizar más en mi propia identidad, habrá servido.
  11. La novedad que traemos y la fuerza que nos mueve es la comunión. Las demandas sociales siempre van por el lado del reconocimiento de los derechos, las libertades, individuales o sociales. Eso es bueno pero si se lo concibe como un absoluto, pueden dejar al hombre aislado. El anuncio y el testimonio cristiano va por el lado de la comunión: Dios quiere entrar en comunión con el hombre, varón y mujer están destinados a vivir la comunión matrimonial. La lglesia es comunión. El “mundo” desconoce la comunión, es la esencia del anuncio cristiano. La misma organización de la participación de las mujeres católicas en el encuentro es un gesto de comunión eclesial: convocados por el Obispo no sólo ganamos en eficacia, sino que expresamos que queremos ser uno para el mundo crea.
  12. Agradecer a Dios la oportunidad de testimoniar y crecer en identidad. Toda situación, por más desafiante y ardua que parezca, es una oportunidad permitida por Dios para testimoniar nuestra fe y crecer en la santidad. Debemos dar gracias a Dios por esta oportunidad y estar convencidos de que servirá para nuestro bien.

Punto y aparte. No hablo más del tema. (Bueno ese era mi propósito hasta antes de esta entrada… espero cumplirlo ahora).

1 Comentario

  1. me gusto su nota padre. participamos con mi mama del encuentro. lo q vivi hoy me parecio muy positivo.
    cuando entre al colegio sede, senti la proteccion de jesus y maria inmediatamente. luego de compartir la misa se fueron los miedos y aparecieron seguridades.
    creo q las mujeres catolicas q estamos participando, sabemos por quién vamos y muy claramente lo q estamos defendiendo.
    tambien me he dado cuenta q muchos medios de comunicacion no estan enterados de lo q se esta viviendo en la ciudad

  2. Padre como no le envia un mail o este post a ese periodista a ver que tiene que decir, sería interesante…

    Yo creo q lo hacen por convicción, creo q están tan enfermos de odio contra la Iglesia, y este es tan comun es el habitat dde la gente q trabaja en los medios, que no se dan cuenta de que la manera manipuladora y despectiva con que dan su mensaje. De todos modos no digo que lo hagan ingenuamente y sin maldad, el odio nunca es ingenuo o benigno.

    Creo que el flaco este como tantos otros se compraron el paquetito progre-ateo-anticatólico tan bien que creen que estan haciendo una obra de bien defenestrando a la Iglesia, asi aviva a los pocos giles que creemos en cuentos de adas, señores barbudos que nos hablan entre nubes, cazas de brujas y curas abusadores de escapar de esta institucoin nefasta que esta organizada para poder mantener al Papa y compañia viviendo como reyes. Ellos estan convenciodos de eso, y avivar a la gente es casi una obra de bien desde su particular moral.

    Allá ellos con su odio, cuando las papas les quemen no se van a rezar a si mismos (expresion robada q me encantó), ojalá en ese momento se arrepientan de lo que han sembrado.

    QDLB

  3. A la nota del P. Fabian no hay que quitarle ni añadirle nada, solo hay que ver y ya esta.
    Es evidente que estas señoras tienen una confusión existencial y de identidad grande y que los periodistas como Leguizamon padecen una ceguera galopante, que el resto no padece.
    De ahora en más hay que trabajar sobre el discernimiento personal simplemente porque no se puede creer en la objetividad de los medios que responden a aquellos para quién trabajan.
    Me da mucha bronca que en un asunto que compete a AR-GEN-TINOS
    haya brasileñas, paraguayas, bolivianas, etc.
    Las mujeres bautizadas que participan a favor de lo que promueven las mujeres autoconvocadas, deben saber que ser católico es ser obediente nada menos que a Dios y que no se puede elegir QUE CREER, sino que ser católico es una forma de vivir de acuerdo a la doctrina enseñada por Jesus.

  4. Jua jua jua…
    Lo que más me causa gracia del articulo de Ricardo es que dice "barreras altas de alambres: una postal lúgubre y turbadora en una sociedad que dejó atrás hace rato la cultura de los cuarteles". RIcardo trabaja en un negocio de Paraná donde venden hierro… ¡que en una gran proporción es usado para construir rejas!!!!
    Bendiciones!

  5. muy buenpost padre!! deberia mandar esta carta a el diario, una verguenza las declaraciones de este periodista q tambien fueron tomadas por el supuesto defensor del pueblo

  6. No sólo ocurre ataques de esta índole en los templos católicos, sino robos de sacramentales e imágenes y hasta intentos de profanación del Santísimo Sacramento. Por ello, se han vuelto a colocar rejas, y aunque mi opinión valga poco, ¡¡estoy de acuerdo!!!, aunque muchas veces no puedo entrar cuando paso frente a ellos.

  7. Soy católica,pero no practicante y sin embargo al leer los diarios también sentí lo mismo que el padre Fabián, estoy en completo acuerdo con él.Además tengo parte de las mujeres de mi familia trabajando en ese encuentro y estoy orgullosa de ello.

  8. Padre estoy de acuerdo con tu comentario,no podemos permitir que pisoteen nuestra fe,lo mas hermoso que tenemos en el corazon. Respeto para lo mas sagrado que hay en la tierra, que son los sagrarios de nuestros templos.Creo, personalmente,que las personas formadas intelectualmente, como este señor periodista, saben que verdaderamente,esta Cristo en la eucaristia, por eso los ataques.El diablo, nosotros lo sabemos,se pone furioso y por eso las agresiones. Por que no atacan alos protestantes que tambien defienden la vida?

  9. Hola soy de Tucuman y el año pasado acompañe a mi esposa que participo en este encuentro.Tuve la oportunidad de estar en uno de los templos cuando fue la marcha, una cosa es contarlo y otra es decir lo que se vivio.Realmente se sentia la presencia del mal en el odio que manifestaban muchas de estas mujeres que escupian , tiraban orina, insultaban se desnudaban y pasaban los rosarios por sus genitales y golpearon a muchos y al mismo tiempo sentiamos la presencia de Nuestro Señor y Nuestra Madre , ver a tantas personas que rezaban sin devolver todo esto fue estremecedor. En Tucuman se estan haciendo cadenas de oracion , adoracion eucaristica y misas por este encuentro.
    Les pido a nuestros hermanos de Parana que los puedan vayan a defender los templos y por sobre todo recen para que el Señor libre a nuestra nacion de la maldicion del Aborto.

  10. Entiendo lo que dices, Alejandro.
    Pero en una República para defender los Templos (y cvualquier otra propiedad de los ciudadanos) está la policía y no la milicia de laicos. Creo que es ese un derecho nuestro y lo debemos hacer valer, ahora y siempre. Por eso celebro la custodia policial que tanto disgustó al periodista del cual comento su nota.
    Bendiciones.

  11. Como siempre Padre,tus conceptos clarifican.Dios te bendiga!!!En permanente oración por todas las mujeres que participan!!!Jesús,fuente de Misericordia ten piedad de nosotros y del mundo entero!!!

  12. Gracias Pare y hermanos por destacar este tema, que lamentablemente, no vemos en otros medios, al menos analizados a conciencia. Muchas Gracias y bendiciones

  13. hola padre como le va?!. La verdad que su escrito me parece excelente muy de acuerdo con todo lo expresado por usted,y por ello lo publico en mi face para que sea leido y reflexionado yno solo se escuche una sola campana como pasa siempre antes estas cosas, sin mucho mas que decir a todo esto que comparto le dejo un saludo y muchas bendicione!

  14. No entiendo porque tanto odio hacia la Iglesia Católica siendo que todos los credos defienden la Vida! Será falta de lectura???

  15. ¿De qué parroquía eran los valientes jóvenes que defendieron a las mujeres católicas e hicieron cordón frente a la Catedral y San Miguel? Creo que el párroco de esos chicos y chicas tiene que estar orgulloso de los católicos que ha formado. Si me pueden pasar un contacto me gustaria hacerles llegar un donativo.

  16. Pablo, sinceramente, mi opinión al respecto está en esta otra entrada: http://padrefabian.com.ar/indiferente-reaccionario-o-discipulo-misionero/
    No hay que confundir valentía con imprudencia.
    Aunque si sos el Pablo de Rosario que he visto hacer comentarios en otros blogs… creo que tu comentario es con intención de crear roña. Espero equivocarme.

  17. Fabian, recibí tu correo invitando a leer este comentario, me pareció muy bueno. Tambien este encuentro, que lo he vivido, desde lo que las mujeres de la parroquia en primera persona me han podido compartir, me ha llevado a preguntarme varias cosas, una de ellas es si los medios de comunicación masiva han recibido alguna orden de silenciar, o hablar muy bien del encuentro. En lo poco que voy encontrando mediaticamente, se describe que todo se ha desarrollado con normalidad, se ha participado, dialogado, aunque solo aparecieron algunas pintaditas de un minusculo grupo minoritario¿¿¿¿¿?????
    En cambio las mujeres me han relatado lo que les tocó vivir en los talleres. Empujones, gritos, insultos, hasta rotura, en uno de los talleres, de las conclusiones elaboradas.
    Me ha tocado acercarme a reconfortar a "feligresas" que venían angustiadas e impotentes de los atropellos. ¿Esta es la "participación en democracia" que se menciona en los medios?
    Tambien me ha ayudado a ver lo pobre que estamos en la Iglesia, en cuanto a medios de comunicación. Tengo entendido, que en el colegio Don Bosco, el domingo al medio día llamaron a los medios para hacer nota de estos desmanes y los golpes recibidos. Solo se contestó que no tenían personal. Ya está trascendiendo que una conocida periodista de noticiero de un canal que sale en toda la provincia, conciudadana mia, ha expresado que tenían orden de no hablar mal del encuentro. Bendiciones y adelante con este pequeño David, de tu Blog.

  18. Fabian:
    1- Lei tu entrada sobre "Indiferente, reaccionario o discípulo misionero" entiendo que por más que esta argumentada y justificada desde algunos documentos eclesiales solamente refleja una opinión que respeto y valoro, pero que no comparto. Tengo otra opinión al respecto.
    2- Me gustaría que me aclares acerca del Pablo de Rosario que hace comentarios con la intención de buscar "roña". Quiero decirte que no soy esa persona y me duele mucho que ya hayas realizado un juicio de valor contra un hermano al que no conoces.
    3- Es mi opinión y te la puedo justificar y argumentar -como tu tambien muy bien lo haces- que no debe confundirse prudencia con la cobardía.

    Sinceramente quise hacer un bien con un comentario y un ofrecimiento y el pastor respondió con una pateadura reaccionaria a la pobre oveja… Sdos.

  19. No solo fueron de la parroquia San Miguel los valientes que realizaron el cordon humano en la catedral tambien fueron muchos otros jovenes del distintos lugares del pais. Yo estuve en Parana en el encuentro,fui con mujeres y varones de mi parroquia. Soy del Sur de Mendoza.
    Y FELICITACIONES A TODOS LOS ORGANIZADORES DE PARANA.
    Y TAMBIEN A TODOS LOS QUE REZARON POR NOSOTROS TAMTO HOMBRES COMO MUJERES

  20. "no somos nosotros sino cristo quien vive en nosotros" GRACIAS A TODOS!!! pero muy en especial a: daniela,noe,mayra,carla, johana,nilda,paula,carolina,lito,rody,javier,enrique,p.Guillermo y p.Fabian…El testimonio sigue en nuestra visa diaria familia,amigos,novios,parroquias,trabajos…CRISTO YA TRIUNFO!!

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí