Sin trikitriki no hay bangbang

367

Hoy es el día de la lucha mundial contra el Sida. El título de esta entrada es el lema de la Campaña Oficial Argentina para combatir esta enfermedad. El trikitriki es el preservativo. El bangbang son las relaciones genitales. En la página que lo promueve se pueden ver a cuatro personajes de la farándula local que explican porque y como usar el forro.

¿Eso es todo? Parece que sí. Pero… ¿eso es todo?

A pesar del “esfuerzo” de gobiernos (y empresas) el sida sigue creciendo en muchas partes. Hoy se escuchará en varios medios que es culpa de la Iglesia que pone trabas al asunto… Nadie reconocerá que el principio del fracaso está en lo limitado de la estrategia con lo cual se lo aborda.

Hay un caso de un país que oficialmente tomó un camino distinto. Es Uganda. Usa la estrategia que se denomina ABC. En esta página podrán encontrar detalles de la misma.

Encontré este video en Youtube que lo explica. Es una lástima que la calidad de la imagen sea algo pobre, pero para informarnos nos sobra. Es del año 2004, pero tiene la actualidad de proponer algo que sí funciona.

[youtube]http://es.youtube.com/watch?v=uFoL-aHjX4I[/youtube]

Aclaro que borraré comentarios que denoten que no han visto el video. No es que espero que estén a favor, sino que espero que comenten desde la propuesta de dialogo que hago.

1 Comentario

  1. En colombia, hace algunos años la campaña se llamó “Sin condon ni pío”. Lo triste es que la gente piense que a una enfermedad como el sida, se le pone fin utilizando un forro, y no pensando en el mayor bien de uno mismo y del otro. Los preservativos como unica opcion de parar enfermedades de transmision sexual, no son una respuesta digna a la grandeza del ser humano por que conformarnos solo con eso?.

    Dios nos bendiga

  2. Por aquí un obispo decía muy sabiamente sobre la píldora del día siguiente (es cierto que es otro tema, pero en el fondo es la misma vaina) que mucho se habla del día siguiente, mucho del día siguiente, y que con respecto a ese tema era mejor si de una vez nos poníamos a hablar del día anterior. Con eso se solucionarían muchas cosas, sí señor.

  3. EStimado padre Fabián: Somos un matrimonio que usa el preservativo como anticonceptivo (no para no contagiarse de sida) ya que somos monógamos. No queremos usar el método del ritmo por tenerle desconfianza. En nuestro matrimonio hemos conseguido tener diálogo, ser unidos y entreharnos plenamente, algo de Humanae Vitae considera necesario para un matrimonio cristiano. Tenemos hijos y ya no queremos más.Estamos casados hace diez años y ocho de novios (estamos juntos desde los 18) siempre fieles y atravesando las tormentas y las alegrías de la vida. Como leí que era un pecado grave usar métodos anticonceptivos consulté con un confesor (antes yo pensaba que la Iglesia simplemente exhortaba a los métodos naturales) este que solamente la Iglesia permite él método natural o del ritmo. Le dije a este Sacerdote lo que le cuento a Ud y me dijo que solamente me podía absorver si manifestaba no la promesa si no podía pero si la intención de no volver a hacerlo. No lo hice porque no podía manifestar tener la intención de hacer algo que yo sabía que no iba a poder hacer. No es lo mismo que prometer ” no voy a comer torta” cierro mi boca y listo. Pero antes de ir a confesarme le había comentado a mi marido esto y ya sabía de antemano su opinión: Usar métodos anticonceptivos como las pastillas o el preservativo. Yo elegí siempre el preservativo por saber que no hay forma que sea abortivo (de última si falla quedo embarazada y está conversado que si un bebé viene lo recibiríamos con todo el amor). Estoy desde hace más de un mes sin comulgar. A veces se me caen las lágrimas en el momento de la consagración. Mi marido dice que sobre ese tema ni están de acuerdo en la Iglesia y me parece que es verdad ya que hay teólogos que estan a favor de la anticoncepción artificial. Por favor guiame. Mariana

  4. Mariana: voy a escribir algunas cosas relacionadas con lo que me consultaste. Sobre todo, aclarar porque no es lo mismo la voz de los teólogos que la del magisterio. Pero quisiera contestarte a vos de manera privada, por lo delicado del tema que tratás. En la página contacto (click en la cabecera del blog) encontrarás mi correo electrónico. Si estás interesada en la respuesta personal, enviáme un correo con tu dirección electrónica.

  5. Estimado padre Mi mail consta arriba y no lo escribo aquí para que no sea publicado porque lleva mi apellido. Es cierto que es un tema delicado e íntimo. Te agradezco infinitamente haber contestado mi intervención. ME SIENTO SOLA. El confesor que es el sacerdote de mi parroquia se mostró extremadamente severo, no por sus dichos (yo no pretendo que me digan lo que quiero oir) sino en su tono y en su mirada. Por otra parte se mostraba fastidiado a mis réplicas que somos dos los que debemos decidir y que no me molestaría aprender a usar ese método
    pero que sabía que mi marido no iba a aceptarlo. Se fastidió aún más y me contestó de manera textual “el sexo es algo fascinante, pero yo soy célibe…” Además manifestó que eramos jóvenes y debíamos tener más hijos. (no escuchaba que yo gano más que mi marido y trabajo full time y que trabajo no por divertirme fuera de casa o escaparme).
    Yo no digo que el sexo sea algo repugnante, pero tampoco me parece tan fascinante. En pocas palabras, sería más facil si me pidiera que no tuviera relaciones. Dependería de mí. Por otra parte nunca fuí una mujer tan interesada en eso. Pero le parezco atractiva a mi marido y tengo 36 años y él 37. Por otra parte no me animo a plantear o nos cuidamos de esta manera (métodos naturales) o nada. Además corro el riesgo de asustarlo. El durante muchos años fue agnóstico y se convirtió al acompañarme a la parroquia. Besos y muchísimas muchísimas gracias por acompañarme. Mariana

  6. Padre, recomiendo navegar en esta pagina, www.familia.org.ar, allí hay mucha información valiosa.
    Si alguien está interesado puede ponerse en contacto con matrimonios que aplican metodos naturales, planificación natural de la familia, hay mails para poder hacerlo.
    Hay matrimonios por toda Arrgentina dispuestos a transmitir de matrimonio a matrimonio este estilo de vida.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí