Religión y espiritualidad

412

Una de las cosas que suelo hacer diariamente es seguir un cierto número de blogs a través del Google Reader. Es un interesante servicio que ofrece esta empresa y que me ayuda a leer las entradas sin visitar los sitios directamente, algo que es conveniente cuando son muchos.

Dentro de la variedad, hay algunos que leo porque me gusta su contenido (la mayoría de esos están en mi lista de blog al costado derecho de esta página). Otros porque me ayudan mejorar el blog con sus consejos técnicos. Pero hay algunos que me interesan para saber en qué andan ciertos sectores de la Iglesia. Por eso tengo pegados uno al otro dos en particular: Panorama Católico Internacional y Atrio. El uno onda lefebrista y el otro onda teología de la liberación brasilera. Me causa gracia que, a pesar de ser tan opuestos, a veces coinciden en la crítica ácida y amarga a la Iglesia. Pero eso puede ser tema de otro post.

Hoy quisiera compartirles esto que publicaron en Atrio. Como es de un autor anónimo no tengo problema de citarlo completo sin tener problemas con el copyrigth.

* La religión no es solo una, sino cientos.
* La espiritualidad es una.

* La religión es para los que quieren seguir los rituales y la formalidad.
* La espiritualidad es para los que quieren alcanzar la Ascensión Espiritual sin dogmas.

* La religión es para los dormidos.
* La espiritualidad es para los despiertos.

* La religión es para aquellos que necesitan que alguien mas les diga que hacer, quieren ser guiados.
* La espiritualidad es para los que prestan oídos a su voz interior.

* La religión tiene un conjunto de reglas dogmáticas e incuestionables que has de seguirse sin chistar.
* La espiritualidad te invita a razonarlo todo, cuestionarlo todo y decidir tus acciones asumiendo las consecuencias.

* La religión amenaza y amedrenta
* La espiritualidad te da paz interior.

* La religión habla de pecado y de culpa.
* La espiritualidad te dice ya pasó, no te remuerdas por lo que ya pasó, más bien levántate y aprende del error.

* La religión lo reprime todo, te vuelve falso.
* La espiritualidad lo trasciende todo, te hace verdadero.

* La religión se te inculca desde niño, como la sopa que no quieres tomar.
* La espiritualidad es el alimento que tú mismo buscas, que te satisface y es gustoso a los sentidos.

* La religión no es Dios.
* La espiritualidad es el TODO y por lo tanto es Dios.

* La religión inventa.
* La espiritualidad descubre.

* La religión no indaga ni cuestiona.
* La espiritualidad lo cuestiona todo.

* La religión es humana, es una organización con reglas.
* La espiritualidad es DIVINA, SIN reglas.

* La religión es causa de división.
* La espiritualidad es causa de unión.

* La religión te busca para que creas.
* La espiritualidad la tienes que buscar tu.

* La religión sigue los preceptos de un libro sagrado.
* La espiritualidad busca lo sagrado en todos los libros.

* La religión se alimenta del miedo.
* La espiritualidad se alimenta de la confianza.

* La religión te hace vivir en el pensamiento.
* La espiritualidad te hace vivir en la conciencia.

* La religión se ocupa del hacer
* La espiritualidad se ocupa del SER.

* La religión es lógica
* La espiritualidad es dialéctica

* La religión te alimenta el ego.
* La espiritualidad te hace trascenderlo.

* La religión te hace renunciar al mundo
* La espiritualidad te hace vivir en Dios, no renunciar a El.

* la religión es seguir formando parte de la psicología de las masas.
* La espiritualidad es individualidad.

* La religión sueña con la gloria y el paraíso
* La espiritualidad te hace vivirlo aquí y ahora.

* La religión vive en el pasado y en el futuro.
* La espiritualidad vive en el presente, en el aquí y ahora.

* La religión es un encierro en tu memoria
* La espiritualidad es LIBERTAD en CONSCIENCIA.

* La religión cree en la vida eterna.
* La espiritualidad te hace consciente de ella.

* La religión te da (promesas) para después de la muerte.
* La espiritualidad te da (la iluminación) es encontrar a Dios en tu interior en esta vida en el presente en el aquí y el ahora.

Lo traigo a colación porque su estilo es el de muchos power point que suelen llegar como cadenas de correo electrónico.

Si nos quedamos con la primera lectura, superficial, seguro que preferimos la espiritualidad a la religión. Pero, si prestamos más atención, descubrimos que esta espiritualidad no tiene un contenido concreto y está centrada en las ansias humanas. Espiritualidad aquí no es sinónimo de vida (o acción) del Espíritu Santo en nosotros. Es un texto muy típico de lo que se dio a llamar new age.

Junto a eso se manipula, a placer del escritor, las palabras para degradar la religión y exaltar la espiritualidad. Creo que, por lo menos, eligieron mal los términos.

Para ayudarlos a pensar el tema, les recomiendo un texto de Juan Pablo II sobre la religión de la gloria, que posteara hace un tiempo atrás. También, de mucho menos valor, lo que escribí sobre LO primero de los mandamientos, con una ampliación en este bis.

1 Comentario

  1. El autor es José Leandro Mena Marrufo, latima que en internet se acostumbre copiar los textos o mensajes y se olvide difundir el nombre de los autores, solo es cuestion de buscar un poco en la web y daremos con los autores de el material que citamos.. te dejo otro hermoso texto de el 🙂

    Envíanos algunos locos
    José Leandro Mena Marrufo

    ¡Dios Padre-Madre Celestial!
    Envíanos algunos locos,
    de aquellos que se comprometen a fondo,
    de aquellos que se olvidan de sí mismos,
    de aquellos que saben amar con obras y no con palabras,
    de aquellos que se entregan verdaderamente hasta el fin.

    Nos hacen falta locos, desafinados, apasionados,
    personas capaces de dar el salto en el vacío inseguro,
    aquellos que saben aceptar la masa anónima,
    sin deseo de utilizarla como escabel;
    aquellos que no utilizan para su servicio al prójimo.

    Nos hacen falta locos, ¡SEÑOR!

    Locos en el presente,
    enamorados de una forma de vida sencilla,
    LIBERADORES DEL IGNORANTE,
    amantes de la paz,
    libres de compromisos,
    decididos a no hacer nunca traición,
    despreciando su propia comodidad, o su vida,
    plenamente decididos por la abnegación,
    capaces de aceptar toda clase de tareas,
    de ir dondequiera que sea por disciplina,
    al mismo tiempo

    LIBRES Y OBEDIENTES,
    ESPONTÁNEOS Y TENACES,
    ALEGRES, DULCES Y FUERTES.

    ¡DANOS LOCOS SEÑOR!

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí