Recomenzando las actividades

382

Y cuesta volver a escribir en el blog. Es que uno se hace al hábito de que todas las semanas dos o tres artículos tiene que subir. Y parece que las palabras brotan más fáciles. Pero con las vacaciones perdí el ritmo… Este es el primero… seguro que no es tan elaborado.

Les comparto que luego de la Convivencia con el Espíritu pasé unos diez días en Hasenkamp, con mi papá.

Pesca en el río Paraná

Siempre disfruto de mi familia en las vacaciones, y de la pesca con mis sobrinos y mi papá. Aquí una foto de una de esas salidas al río Paraná… a mojar carnada porque no salió nada. El día anterior había ido con otros tres sobrinos a Paso Quebracho… allí, además de las mojarras… bueno… el clásico: se me cortó la manguera de la nafta cuando pegábamos la vuelta… arreglarla en la penumbra… volver dos horas después de lo programado. Sí, ya se: tengo que vender ese auto.

La última semana fui a asesorar una Convivencia con Cristo a Recreo, provincia de Santa Fe. La primera que asesoraba. Es el comienzo de la Escuela de Espiritualidad y ya me había olvidado cómo llegámos a esa instancia. Un desafío muy interesante. En la foto pueden ver los rostros de alegría que tienen los Conviventes, luego de un encuentro renovador con Cristo:

CcC REcreo

En esta otra pongo a los integrantes del Equipo. Un lujo de personas cada uno de ellos:

Equipo CcC Recreo

El 27 me reintegré a la parroquia. El lunes se me murió windows… hasta el jueves por la noche que logré resucitarlo. En el medio una reunión con el Arzobispo en la cual le quería (y lo hice) presentar un material escrito. Supongo que será para bien si lo hice en medio de estas contrariedades. Ya les contaré de que se trató, si avanza.

Ahora estamos en la Parroquia en pleno preparativo de un festival folclórico que se hará este fin de semana. “Arámos dijo el mosquito…”: en realidad son los laicos los que están a full en la preparación y promete estar muy bueno. Esta foto es del sábado por la mañana en la cual un programa de radio (Caminata sabatina) transmitió en directo desde el frente  de la parroquia. Los locutores son los tres que están al frente… el resto somos los locales… lo de la mesa fue la picada den entrada. Luego vino un buen asado y una sobremesa hasta las cuatro y media de la tarde.

Este miércoles retomo mi programa de radio Concilium, así que ya vendrán los artículos sobre la Lumen Gentium. Ahora… simplemente a tomar el ritmo de publicaciones después de este telegráfico post.

 

1 Comentario

  1. Padre Fabián! Qué lindo conversar con vos otra vez! La CcC! Experiencia para recordar. La paz, la unción, la armonía, me duraron muchos días más! Para mí, servir en esta CcC fue una experiencia unitiva: el sí dado a Dios fue por amor, amor a Él y a sus hijos, que -al fin- son míos también.
    Ahora estoy leyendo sobre la Resurrección de Jesús; y vi que tenés algo que ya me pongo a leer.

  2. Bellísima experiencia la de servir en la CcC ! Un mimo del Amado para mí…. confiarme por unos días a sus queridos hijos.
    Me gozo también de saber que pudiste presentar el material al arzobispo, porque sé que “algo tuvo que ver” nuestra CcC.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí