Quién dijo que la Iglesia está muerta

447

Anochecer de un día agitado. Era el título de una canción de The Beatles que aprendimos a cantar en la hora de inglés en el tercer año del secundario. No me acuerdo de como era la letra… sólo recuerdo su título. Y me vino a la memoria al sentarme para compartirles lo vivido en este fin de semana.

Lo segundo que se me ocurrió es esta pregunta: “¿Quién dijo que la Iglesia está muerta?” Es que uno escucha decir tantas cosas que parecería que están a punto de escribir este epitafio: “Aquí yacen los restos de lo que fuera alguna vez una comunidad fundada por un tal Jesús de Nazareth que se conocía bajo el nombre de Iglesia Católica”. A esos les tengo una mala noticia: la Iglesia está viva, en el silencio, en lo pequeño… pero viva y fecundada por el Santo Espíritu.

Este ha sido un fin de semana atípico. Normalmente mis sábados y domingos están compuestos de confesiones, misas y bautismos. Pero este ha sido un regalo de cuatro cosas distintas, profundamente eclesiales cada una de ellas. Les cuento.

El sábado por la tarde, en la Capilla Santa María de los Ángeles, hicimos un sínodo de comunidad. Con el método ver – juzgar – actuar revisamos la vida y proyectamos la actividad pastoral. Treinta personas se animaron a participar. Comenzamos el Ver, divididos en cinco grupos. Allí cada uno contó algo lindo que recordara de la vida de la capilla. Luego se eligió, en cada grupo, una de esas historias para contarlas en el plenario. Para hacer memoria de lo malo, les repartí un papelito en blanco. Nos pusimos en oración y, cada uno, marcaba en su papelito una cruz por alguna cosa mala que hubiera hecho él y otra por algo malo que en la comunidad se hubiera realizado. Al marcar la cruz cada uno le pedía, en silencio, perdón a Dios. Al final recogimos los papelitos y, luego, los quemé en la Misa mientras rezabámos el “Yo Confieso”.

En el Juzgar iluminé con el N° 43 de la Novo millennio ineunte sobre las características de la espiritualidad de la comunión. Luego, en base a Hch 2,42 recordamos los cuatro pilares de la comunidad cristiana y lo actualicé a las distintas actividades y servicios que se hacen en la Capilla. Terminé desde NMI 45 recordando aquello de “comunión y participación” y “corresponsabilidad”.

A continuación, en el Actuar, se dividieron los grupos de nuevo para proponer tres “tendencias” hacia dónde se debería encauzar la acción pastoral de la comunidad. En la puesta en común se propuso, entro otras cosas, lo que yo tenía pensado charlar con ellos: la creación de una junta de pastoral y del consejo económico. Así, como para no perder tiempo, el viernes tenemos la reunión de la junta pastoral (ampliada con la participación de todos los que quieran) y el sábado la invitación a todos los que deseen sumarse al Consejo de Asuntos Económicos. Terminamos la jornada con la celebración de la Eucaristía que fue precisamente eso: acción de gracias.

Alrededor de las siete y cuarto regresé a la parroquia. Estaban invitados a cenar la gente del Coro de San Cayetano (de quienes fui párroco hace unos tres años). Mi clásica paella no la querían ver ni de cerca ni de lejos. Así que les preparé otro menú: “bifes rellenos con salsa de hinojos al roquefort y una guarnición de papas a la boliviana”. Así que hasta las nueve que llegaron (y una hora más) la pasé entre ollas y sartenes.

Fueron llegando de a poco. Entre gaseosas, cervezas y fernet con coca la espera y la cena se hizo muy amena. Algunos de ellos están en escuelas corales de la ciudad (dos venían directamente de un concierto, vestidos todo de negro). Otros tocan en grupos folclóricos que llegan hasta el pre-Cosquín. A eso de las doce de la noche salió una guitarra y un charango. Entre canción y canción yo rezaba para que ningún vecino nos denuncie por ruidos molestos. A las una y media los tuve que recordar que era ya tarde para que estuvieran lejos de sus casas… Fue un momento muy agradable con gente de fe que hace cultura.

Lo más complicado de mi mañana fue dejar la cama. Pero una vez logrado me fui con el auto a una escuela rural llamada “Las Delicias”, a unos 40 km de Paraná (mi casa). Allí estaba culminando una “cacería” de los Lobatos del grupo Scout. Llegué, me senté a confesar a los niños y luego les celebré la Misa. Por supuesto que me quedé a comer los choripanes que les sirvieron como almuerzo. Charlamos bastante con los dirigentes de los distintos grupos que había ido. A eso de las tres de la tarde rumbié para mi casa.

Me saqué el buzo y me lavé la cabeza: el humo del asado me había impregnado. Me puso un poco de desodorante para disimular un poco más y marché hacia el centro de la ciudad. En el Colegio Cristo Redentor se hacía la clausura del retiro Siembra de jóvenes mayores. Yo soy Asesor diocesano del área Joven de la Acción Católica. Así que los fui a acompañar. Llegué, saludé, confesé mientras se celebraba la eucaristía y luego escuché los testimonios que los jóvenes participantes daban. Este Siembra tenía la particularidad que participaron de él 8 jóvenes de la diócesis de Concordia. Realizaron la experiencia para hacerlo en su Iglesia Local el año que viene (dicho sea de paso, Santa Fe y Santiago del Estero hicieron ese mismo proceso de venir a aprender para hacerlos luego en sus comunidades).

Ya ven… cuatro acontecimientos pequeños… pero llenos de la acción del Espíritu Santo. Por eso me vuelvo a preguntar: ¿quién dijo que la Iglesia está muerta? No hacemos mucho ruido, pero hay Vida de Jesús en medio de nuestro mundo.

Cosa de no creer: no saqué ninguna foto en todo el fin de semana. Por eso les ilustro esta entrada con este atardecer que captara (hace un tiempo) en el lugar dónde se hace el Retiro Siembra.

1 Comentario

  1. Los testimonios de la Vida de nuestra amada Iglesia son muy valiosos para los que venimos sufriendo la repetición de ataques muy maliciosos contra esta Obra y Herencia de Jesús resuciatado entre nosotros. Que Dios siga bendiciendo este peregrinaje, a nuestros pastores y a nuestro pueblo, y más aun, que de entre muchos detractores surjan santos.
    Y hablando de peregrinar, vamos preparándonos para caminar 90 kilómetros. Eso va a estar muy lindo para fieles y para los que buscan experiencias humanas, como muchas veces se ha visto, pero siempre acompañando a nuestra Virgen que lleva en brazos al Gurisito Salvador.

  2. Que bueno que nos cuente estas cosas Padre.
    Usted es como el cura correcaminos de Paraná, je, je…
    Que bueno que no tenga respiro, y se llene de tanto Espiritu Santo con tanta comunidad y alegría.
    Espero en Cristo que sigan sus fuerzas renovadas.
    Su vida es testimonio de que la Iglesia de Cristo está muy VIVA.
    Un abrazo y feliz comienzo de semana

  3. Martín, que bueno tenerte por aquí. Visité tu sitio sobre Entre Ríos y está muy bueno… espero que la versión en castellano esté para nosotros los que no manejamos el inglés.

  4. Edith: en realidad lo que conté es lo normal de muchos curas. Yo lo hago muy de vez en cuando. Creo que debemos comenzar a ver que la Iglesia está viva en las pequeñas cosas que se hacen. Estamos muy acostumbrados a pensar en lo "magno" y nos desilusiona no poder concretar grandes cosas. Pero nunca debemos olvidar que los católicos convirtieron al Imperio Romano desde la oscuridad de las catacumbas y el testimonio de lo cotidiano. Les llevó 300 años, pero lo hicieron.

  5. Padre q emoción me dio leer este articulo tan bello sobre mi Iglesia, nosotros somos Iglesia!,y vamos haciendo camino despacio y como usted dijo con poco ruido pero llenos del Espíritu Santo q nos enriquece con su bondad, no niego q estos son tiempos duros, pero Jesús nos dice en las bienaventuranzas: “Bienaventurados serán cuando los injurien, y los persigan y digan con mentira toda clase de mal contra ustedes por mi causa. Alégrense y regocíjense, porq su recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a ustedes.” mientras q todos nosotros quizá tengamos q padecer tales insultos y falsedades por causa de Cristo, de hecho debemos regocijarnos, porq es un tiempo fantástico para ser cristianos hoy, porq Dios realmente necesita de nosotros para mostrar Su verdadero rostro, y necesita de Pastores como usted,comprometidos y fieles a su mandato, defendiendo con inquebrantable fidelidad, la doctrina de Cristo y agradezco de rodillas por todos los ministros ordenados q siguen siendo fieles a su consagración, de echo de ustedes aprendemos y seguimos adelante en esta lucha constante con una sociedad corrompida. Q Dios lo siga bendiciendo para q siga evangelizando para q nadie logre silenciar a la Iglesia católica, esta calificada voz q se escucha en el mundo entero profundizando la fe a la luz de la Palabra de Dios. Paz y Bien!!!

  6. Si la Iglesia estuviera muerta no habría tantas personas desgastando tantas energia en tratar de desprestigiarla.

    La Iglesia vive, y mientras yo tenga latido, les puedo asegurar que vivirá en mi corazón.

  7. Hola Padre, ¿quien dijo q la Iglesia esta muerta? si tenemos Padres como usted jamas morira, si tenemos jovenes y adultos que se juegan ante todo, que ponen el pecho a las balas y luchan por un Cristo vivo, que se abrazan a la Cruz y el amor Maternal de Maria y caminan, contra todo viento con fe, amor y esperanza. Gracias por darse, repartirse y donarse por esos niños, jovenes y no tan jovenes. Ojala hubiera mas Sacerdotes como usted. Bendiciones Paz Y Amor desde un Cristo Vivo y Verdadero. Asta pronto un abrazo

  8. Paz y bien, mi estimado padre Fabian, eh leido y leido lo que publico y todo su andar, vaya que cosas buenas a pasado en fin de semana, DIOS si que le dio un buen fin de semana contando usted con alegrias todo lo que vivo, y su pregunta, " QUIEN DIJO QUE LA IGLESIA MURIO " Santo DIOS, nuestra iglesia jamas morira, seremos perseguidos y abran cosas que empañan pero ahi hermanos llenos del ESPIRITU SANTO, y ,me acorde del salmo 91,14-16. y pedi a nuestro buen Señor Jesus que me ayude a discernir para agregar algo mas de lo que han dicho y dijo usted: Todo lo que DIOS espera de los que creen en El de todo corazon es simplemente una actitud de fidelidad hacia su llamado, es decir, no creo que el Espiritu Santo haya dado esa riquesa para que dejemos morir la iglesia, si ,no ah hecho hijos de DIOS y hermano y coheredero del reino que prometio JESUS,y si DIOS nos revelo a traves de Jesus, luchemos lo mas rapido posible para que todos aquellos que andan en la oscuridad encuentren la luz, y nuestra iglesia jamas MORIRA PORQUE EL ESPIRITU SANTO LO REAVIVE SIEMPRE. Un abrazo en CRISTO Y MARIA. ELBA.

  9. Quiero aclararles que el post no trata de mi, sacerdote, sino de las muchas actividades que ustedes los laicos hacen, de manera silenciosa e, incluso, remando en contra de la mediocridad de nosotros los sacerdotes.
    Esta entrada fue un homenaje al laicado de la capilla, a los músicos creyentes, a los dirigentes scouts y a los militantes de la Acción Católica. Y está dedicada a ellos solamente porque conté todo lo que viví (y solamente acompañé) en este fin de semana. Creo que los laicos deben valorar cada vez más su papel en el Cuerpo Místico de Cristo.

  10. ¡Qué buen fin de semana!!! ¡Cuánto me alegro!!!! Variadito ¿no?…Así es más divertido…
    Bravo por la iniciativa en Santa María de los Ángeles, si la comunidad se involucra no hay manera de parar la acción del Espíritu… Que Él los siga alentando, impulsando, calentando el corazón….
    Desconocía tus habilidades como cheff….algún día tendrías que enseñarnos a preparar esa salsa de hinojos y roquefort… Abrazos.

  11. Pasé, buscando quien sabe qué, hoy en un día especial para mi y mi familia esncontré mucho amor de Cristo en este sitio.
    Sobre todo la paz de las cosas sensillas, yo a tu canción Padre Fabian le agrego "la ciudad de la furia" de Cerati, o no? después de lo vivido en nuestra tranquila y amada ciudad, que atesora en sus entrañas a la Madre Iglesia, hoy más viva que nunca.
    Te dejo un saludo.

  12. La Iglesia es el mejor lugar donde podemos estar,porqué, pues es de donde sales confortada
    con ánimo alegría amor y mucha paz espiritual en nuestro corazón.Mi parroquia está muy viva
    y es donde acudo día a día,a llenarme del Señor que es Él único que nos entiende y nos lo da
    todo.Sin Él no seríamos nada,a cualquier parroquia que acuda siempre se llena de fieles está claro que la Iglesia sigue estando muy ¡¡VIVA!! ¡¡BENDICIONES Y ORACIONES PARA TODOS.
    DIOS ES AMOR!!.

  13. Hoy es un día especial día de la Sta.Cruz por lo tanto nos recuerda la Cruz donde murió Cristo.
    Hay mucha vida de Jesús en todo el mundo.Y eso es lo que nos importa,hoy por hoy sé ve
    mucha participación y es que cada vez hay más gente con fe,y que creen en Él Señor.
    yo asisto a misa todos los días y siempre salgo muy contenta por la asistencia de tantos fieles.
    Es para sentirse muy orgullosa y es un gran don del Señor poder integrarse en una comunidad
    parroquial.Donde aparte del párroco hay un grupo de personas muy responsables y con muchas ganas de trabajar por un mundo mejor.Y eso se consigue con tesón y amor..
    ¡¡QUE CRISTO JESÚS RESUCITADO SEA PARA TODOS LA LUZ DE NUESTRA FE!!.

  14. “…sino de las muchas actividades que ustedes los laicos hacen, de manera silenciosa e, incluso, remando en contra de la mediocridad de nosotros los sacerdotes.”

    A mí me gustaría que hubiera más humildad en las comunidades parroquiales porque aún si hay errores, la humildad hace que nos sintamos más “en familia” y que los muros entre nosotros se hagan más permeables.
    Doy Gracias a Dios por un Santo como el Cura de Ars que tenía sus limitaciones, incluso físicas, un gran ejemplo.

    “Creo que los laicos deben valorar cada vez más su papel en el Cuerpo Místico de Cristo.”
    También algunos sacerdotes podrían dejarle más espacio a los laicos para que sugieran, aporten, etc. así como está haciendo Ud., Padre. El sólo pensar la Paciencia que les habrá tenido el Señor a sus discípulos…., qué queda para nosotros entonces?

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí