Asamblea Pastoral Parroquial del 3° Sínodo en Pompeya

444

Este sábado celebramos la primera este evento dentro del gran acontecimiento Arquidiocesano que nuestro Arzobispo convocara para realizarse en el año 2015. Como no contamos con espacio lo hicimos en el fondo de nuestro Templo Parroquial, el cual fue adornado por un grupo de laicos.

En la foto (que tomé con mi celular ya que me robaron la cámara, por eso la mala calidad) vemos como adornaron con pequeños afiches que aportó cada grupo apostólico o de trabajo de nuestra comunidad. Luego pusieron otros detalles que consensuó este grupo con el que estaba a cargo de la espiritualidad.

Hace casi un mes que comenzamos con la preparación de esta primera sesión de la Asamblea Pastoral Parroquial. Para eso vinieron miembros laicos de la Comisión Preparatoria (CP) del Sínodo que nos animaron en la misión que nos pide el Arzobispo. Desde allí un grupo de laicos se “autoconvocó” para aportar ideas y ver modos de trabajos. Ellos, junto con la Junta Pastoral, coordinaron la difusión del evento, la preparación espiritual, la ambientación del lugar y el desarrollo del suceso.

En esta otra foto vemos en acción a parte del grupo de espiritualidad que nos está ayudando con la oración en el comienzo mismo de la Asamblea. De la misma manera cerraron esta primera jornada. Ya había rezado rosarios el fin de semana pasado y animaron la Adoración Eucarística del primer jueves de mes (que se hace de las 8.00 a las 19.00 hs).

También las chicas del Coro Parroquial aportaron la música para elevar los espíritus y alegrar los corazones. Y… en la mitad de las charlas, nos cantaron y nos hicieron cantar para que se nos vaya la modorra… un poco.

La Asamblea comenzó con un invitado principal: la Presencia Eucarística del Señor Resucitado. En realidad, más que venir a visitarnos… Él fue el que nos invitó a nosotros y nos acompañó hasta el final.

En esta otra panorámica podemos ver los distintos elementos que se prepararon, ya sea el Cirio Pascual (que se encendió luego de que se retirara el Santísimo y quedó así hasta que terminó la Asamblea); tapada está la imagen de la Patrona de la Arquidiócesis, Nuestra Señora del Rosario de Paraná; los elementos técnicos que se usaron para no tener que usar papeles impresos o para dar las charlas…

Continuamos con la parte expositiva, que se nos alivió mucho porque desde la Comisión Preparatoria nos aportaron contenido escrito, Powerpoints y videos. Comencé primero contando la convocatoria del Arzobispo y haciendo historia de los dos primeros Sínodos Arquidiocesanos.

Luego Juan Carlos nos presentó que era un Sínodo y yo desarrollé el proceso del acontecimiento en una línea de tiempo que nos llevará hasta el 2016. Presentamos el perfil del Sinodal con un video facilitado por la CP (que fue editado en sus imágenes por Camila, una militante de la ACA de nuestra comunidad).

El tema de este 3° Sínodo será “La Parroquia”. Por eso nos preguntamos qué es esto que forma parte de nuestra vida eclesial: el significado de la palabra; la historia; una definición; las distintas maneras de pertenencia y los ámbitos pastorales que marcan su acción. Al final repartimos una hojita con el “vademécum” de 73 posibles cuestiones acerca del único tema que es la Parroquia. Explicamos que es una especie de ayuda para que pensemos juntos, ya que el Arzobispo nos ha pedido que le elevemos diez sugerencias de posibles cuestiones a tratar. Cada uno de los presentes lo pensará solo o en grupos para luego volcar sus pareceres en la próxima sesión de la Asamblea. En ese momento, además de esto, los laicos presentes elegirán entre ellos a tres sinodales que enviaremos desde nuestra comunidad parroquial.

Fue una experiencia muy interesante y motivadora. Participó más o menos la poca cantidad de gente que teníamos prevista (Jesús logró juntar a unos 20 en el día de Pentecostés… el resto ya es historia). Pero se desató entre nosotros un proceso de comunión y participación dentro de la Iglesia Local Paranaense que nos ayudará también a crecer en nuestra pertenencia parroquial. Y esto tiene un efecto expansivo, como el del grano de mostaza.

¡Esto recién comienza, Señores y Señoras!!!

1 Comentario

  1. Muy bien por el optimismo, Eso es bueno porque es el combustible para seguir adelante. Bendiciones

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí