La semana Santa es tiempo para interiorizar la vida. Y qué mejor que meditar el Evangelio teniendo como fondo esta gran obra musical. Los invitamos a dejarse sumergir en el misterio.

 

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí