Una gran foto desde lo alto…

pero, sobre todo, un gesto de amor a nuestra patria y a todos los que dieron su vida, su tiempo, su trabajo y sus dones para construir nuestra Nación.

ACTUALIZACIÓN: una reseña del acontecimiento la encontrarán leyendo esta entrada de mi blog.

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorLos católicos y las elecciones en Argentina
Artículo siguienteLa experiencia religiosa 6
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!