¿Para qué juntamos firmas? ¿Por qué marchamos?

346

Ya dijimos que la Marcha del 26 de junio no es contra nadie sino a favor de todos. Por eso los comparto el texto de un correo electrónico que nos enviara nuestro Obispo Auxiliar, Mons. Daniel Fernández. Allí nos recuerda las ideas centrales para que los sacerdotes invitemos este fin de semana. Creo que es una síntesis muy lograda de los motivos que nos mueven.

* No son iniciativas contra los homosexuales.
* No pedimos que se los castigue, ni persiga, ni condene.
* Tampoco pedimos que se les nieguen sus verdaderos derechos humanos fundamentales, que conserva toda persona desde la concepción a la muerte sea cual sea su conducta.

Pedimos que se rechace la Ley que igualaría esas uniones al matrimonio entre un varón y una mujer. ¿Cuáles son las razones para rechazarla? ¿Por qué creemos que la ley es mala, es contraria al bien de las personas, de las familias, y de la sociedad en su conjunto?

1. Porque todas las situaciones jurídicas de interés recíproco que haya entre personas del mismo sexo pueden ser suficientemente tuteladas por el derecho común. Por lo tanto, negarles el acceso al matrimonio no es una forma de discriminación injusta ni los priva de derechos humanos fundamentales, como argumentan.

2. Porque la realidad natural nos enseña y la inteligencia puede reconocer que el amor matrimonial supone la diferencia sexual, la complementariedad corporal y afectiva y la capacidad de procrear. Ninguna de estas cualidades está presente en las uniones entre personas del mismo sexo.

3. Porque el proyecto, al alterar el concepto de matrimonio, altera el concepto de familia y ataca de este modo las mismas bases de la sociedad.

4. Porque al incorporar la posibilidad de la adopción a parejas entre personas del mismo sexo, se privaría a los niños de una verdadera familia, en cuyo contexto, por la presencia y acción del papá y la mamá, su personalidad madura armónicamente y se forma integralmente.

5. Porque si se legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo, se nos pretenderá obligar a enseñar en las escuelas que la homosexualidad es normal, una forma tan legítima de vivir la sexualidad como el amor conyugal entre un varón y una mujer, dañando de forma irreparable la conciencia de nuestros niños y jóvenes.

Como ciudadanos responsables y como cristianos tenemos no solo el derecho sino también la obligación de participar en un debate público tan crucial.

Es solamente una breve síntesis de las ideas centrales que motivan el ejercicio de la democracia como es la libertad de opinión y la participación activa en el “gobierno de la ciudad”. (Las negrillas están en el original). Si alguien necesita más fundamentos, solamente avise… detrás de todo esto no solo hay “sentido común” sino también muchos argumentos psicológicos, antropológicos y legales. Hay muchas  “razones” que se quieren acallar con el argumento emotivo de la “discriminación”.

En estos días me acordaba de Tato Bores. Allá por los ’80, cuando decía sus famosos monólogos, a sus espaldas ponía un letrero que decía: “No se queje si no se queja“. Este es el momento de la queja. Si hoy (el 26 y las firmas) no nos quejamos, entonces no tendremos luego derecho al pataleo (algo tan argentino: quejarnos de las cosas que sucedieron luego de la apatía del momento en las cuales sucedían).

1 Comentario

  1. Qué verdad esta de no enfrentar las situaciones que tenemos los argentinos.
    Pero que dificil es esto en particular, son años de motivaciones que a pesar de la educacion que se les ha dado a los hijos , todo les parece normal y bueno. Estoy segura que es hasta que no les toca vivirlo, porque nunca lo entendieron, es como el derecho a tomar cerveza, a fumar, etc. que antes se hacia a escondidas de los papás y ahora a los 13 años ya lo hacen delante de todo el mundo y nadie , ni siquiera los papás le dicen "el cigarrillo hace mal" porque es "coartar la libertad".
    Por eso digo que es dificil, no se puede hablar con nadie, unos se enojan porque los detestan …otros se enojan porque dicen que es por la religión…..Hay Señor como te necesitamos en estos momentos en nuestro corazón , en nuestra mente, en nuestros labios..auxilianos Espíritu de verdad y de justicia ..amen

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí