Objeciones contra el celibato sacerdotal

1203

Frente a la polvareda que se armó con el tema del celibato, quisiera seguir diciendo algunas cosas.

En primer lugar… Miremos honradamente las principales objeciones contra la ley del celibato eclesiástico unido al sacerdocio. (Si encuentran otra razón que no esté aquí consignada, les ruego que la comenten)

La primera parece que proviene de la fuente más autorizada: el Nuevo Testamento, en el que se conserva la doctrina de Cristo y de los apóstoles, no exige el celibato de los sagrados ministros, sino que más bien lo propone como obediencia libre a una especial vocación o a un especial carisma (cf. Mt 19,11-12). Jesús mismo no puso esta condición previa en la elección de los doce, como tampoco los apóstoles para los que ponían al frente de las primeras comunidades cristianas (cf. 1 Tim 3,2-5; Tit 1,5-6).

La íntima relación que los Padres de la Iglesia y los escritores eclesiásticos establecieron a lo largo de los siglos entre la vocación al sacerdocio ministerial y la sagrada virginidad, encuentra su origen en mentalidades y situaciones históricas muy diversas de las nuestras. Muchas veces en los textos patrísticos se recomienda al clero, más que el celibato, la abstinencia en el uso del matrimonio, y las razones que se aducen en favor de la castidad perfecta de los sagrados ministros parecen a veces inspiradas en un excesivo pesimismo sobre la condición humana de la carne, o en una particular concepción de la pureza necesaria para el contacto con las cosas sagradas. Además, los argumentos ya no estarían en armonía con todos los ambientes socioculturales donde la Iglesia está llamada hoy a actuar por medio de sus sacerdotes.
Una dificultad que muchos notan consiste en el hecho de que, con la disciplina vigente del celibato, se hace coincidir el carisma de la vocación sacerdotal con el carisma de la perfecta castidad como estado de vida del ministro de Dios; y por eso se preguntan si es justo alejar del sacerdocio a los que tendrían vocación ministerial sin tener la de la vida célibe.

Mantener el celibato sacerdotal en la Iglesia traería además un daño gravísimo allí donde la escasez numérica del clero, dolorosamente reconocida y lamentada por el mismo concilio, provoca situaciones dramáticas, obstaculizando la plena realización del plan divino de la salvación y poniendo a veces en peligro la misma posibilidad del primer anuncio del Evangelio. Efectivamente, esta penuria de clero que preocupa, algunos la atribuyen al peso de la obligación del celibato.

No faltan tampoco quienes están convencidos de que un sacerdocio con el matrimonio no sólo quitaría la ocasión de infidelidades, desórdenes y dolorosas defecciones, que hieren y llenan de dolor a toda la Iglesia, sino que permitiría a los ministros de Cristo dar un testimonio más completo de la vida cristiana, incluso en el campo de la familia, del cual su estado actual los excluye.

Hay también quien insiste en la afirmación según la cual el sacerdote, en virtud de su celibato, se encuentra en una situación física y psicológica antinatural, dañosa al equilibrio y a la maduración de su personalidad humana. Así sucede -dicen- que a menudo el sacerdote se agoste y carezca de calor humano, de una plena comunión de vida y de destino con el resto de sus hermanos, y se vea forzado a una soledad que es fuente de amargura y de desaliento. Todo esto, ¿no indica acaso una injusta violencia y un injustificable desprecio de valores humanos que se derivan de la obra divina de la creación, y que se integran en la obra de la redención, realizada por Cristo?

Observando además el modo como un candidato al sacerdocio llega a la aceptación de un compromiso tan gravoso, se alega que en la práctica es el resultado de una actitud pasiva, causada muchas veces por una formación no del todo adecuada y respetuosa de la libertad humana, más bien que el resultado de una decisión auténticamente personal, ya que el grado de conocimiento y de autodecisión del joven y su madurez psico-física son bastante inferiores, y en todo caso desproporcionadas, respecto a la entidad, a las dificultades objetivas y a la duración del compromiso que toma sobre sí.

Este compendio de razones nos es mío. Pertenece (literalmente) al Papa Pablo VI, salvo el primer paréntesis en el cual se pedía un comentario y que es mío. Son unos puntos de una Carta Encíclica sobre el Celibato Sacerdotal que él publicara el 24 de junio de 1.967. Los que les transcribí fueron seis puntos de un texto que tiene noventa y ocho. Es decir que, luego de presentar las objeciones al celibato en seis puntos, dedica noventa y dos a presentarlo como “una perla preciosa” para la Iglesia de Cristo.

Si alguno tiene interés, puede leer aquí el texto completo. De mi parte voy a poner algunos post más con fundamentos bíblicos e históricos del tema.

Actualización 06/02/2011: este post fue escrito cuando todavía no dominaba bien esto de los blog. Por ese motivo la cita textual de Pablo VI no estaba remarcada en que se conoce como bloque de texto. En esta actualización he realizado esa modificación para que se distinga con corrección las palabras del Santo Padre y las mías. Sigo invitando a leer todo el documento que está en el link que puse más arriba.

1 Comentario

  1. 1. Cristian Moya – Mayo 12, 2007
    Genial entrada… yo podría agregar varias razones solamente humanas porqué los curas no debemos romper el celibato…¿cuál fue la otra entrada sobre el celibato sacerdotal?? Bendiciones.

    2. rigo – Mayo 14, 2007
    Yo creo que jesús tuvo esposa y un hijo. Por eso no veo por qué los religiosos no puedan tener mujer. Más bien, lo antinatural es ser hombre y no tenerla. Jesús mismo dijo que los creo hombre y mujer y normalmente viven juntos.
    No entiendo porqué se complican tanto. Me parece que le dan mucho valor a los ritos inventados.

    3. Fabián – Mayo 14, 2007
    Estimado Rigo: el nivel de tu afirmación final tiene el mismo valor de tu afirmación inicial. Quien supone que Jesús tuvo una esposa y un hijo, seguramente basado en las “sorprendentes” neorevelaciones de Saramago y Brown, no puede pensar otra cosa de los “ritos inventados” y concluye en su antinaturalidad. Si querés podemos discutir Biblia en mano, pero me niego a discutir desde los mitos literarios contemporáneos, especialmente cuando son inventados por ateos (Saramago) o comerciantes (Brown).

    4. rigo – Mayo 14, 2007
    Hola Fabían.
    No, en realidad mis suposiciones están basadas en las ciencia que hace poco descubrió la tumba de la familia de Jesús. Pero la verdad es que el descubrimiento en sí es irrelevante para la teoría. Voy a la biblia.
    La biblia dice que Jesús vino a ser un elemento compensatorio del primer hombre que era perfecto y que por su pecado perdió la perfección. Entonces dios mandó una persona que tuviera un peso equivalente de perfección.
    La perfección, me parece a mi, no tiene nada que ver con que una persona sea casada o no, o si tiene pareja o no. Por lo tanto me es irrelevante si Jesús era o no casado, o si tenía hijo. Me parece que un hombre “perfecto” puede tener esposa e hijos y no necesitan privarse del sexo.
    Ahora, que si alguien lo quiere hacer por voluntad propia que lo disfrute. Pero no debería ser un requisito para enseñar.
    De hecho lo común entre los primeros cristianos es que tenían esposas e hijos. ¿En qué se basa la iglesia en prohibir que los religiosos tengan mujer si no está en la biblia ni era práctica común?
    No veo otra explicación más que son rituales inventados. Es lo único que se me ocurre.
    Espero no estar faltando el respeto, solo utilizo la información que dispongo.
    Saludos.

    5. Fabián – Mayo 14, 2007
    Estimado Rigo:
    sobre la presunta tumba de Jesús, hay un pequeño post mío en el cual opino. Pero en ese no puse otras opiniones de científicos, muchos de ellos no creyentes, sobre el documental de Cameron (que, dato curioso, no lo presentó frente a la comunidad científica que le podía rebatir argumentos, sino frente a los periodistas que no entienden nada de nada pero buscan noticias que sean vendibles…). Pero dejemos eso de lado ya que para vos tampoco es de peso.
    La manera de presentar la misión de Jesús como enviado de Dios podríamos discutirla, pero dejémosla de lado para no desviarnos del tema. Eso si, en ningún lugar de la Biblia se afirma (o se lee entrelíneas) que Jesús era casado. Y esto no es un dato menor en la cultura judía del momento. Pero este va a ser un post que pondré en unos días, así que no te adelanto más datos.
    Vamos a lo central: vos planteás que la perfección no necesariamente está unida al uso o no de la genitalidad. Estoy totalmente de acuerdo con vos en esto. Es más, creo que nunca hice una afirmación en la cual se pusieran como sinónimos celibato y perfección. Eso es algo que nunca me atrevería, porque sé de mis imperfecciones. Es más, muchos que me leen y me conocen te podrían hacer una larga lista de ellas (espero que por misericordia a mi persona no lo hagan…)
    En cristiano perfección se dice santidad. Y la santidad es un llamado universal a todos los seres humanos, sean varones o mujeres, célibes o casados. La santidad consiste en aceptar la Palabra de Dios como rectora de nuestra vida… y ponerla en práctica todos los días. Cada uno en su propio estado de vida. Sexo y santidad no se contraponen, al contrario. Un “monje de la oscura edad media” (Tomás de Aquino) decía que cuando alguien tenía una relación genital estando en Gracia, como esta es acto humano es por lo tanto meritoria (en otras palabras: te ayuda a entrar al Cielo, a la Vida Eterna). Decir que el sexo es malo no solo no es cristiano sino que es anti-cristiano.
    El celibato es cuestión de vocación, es decir, de respuesta al llamado de Dios. Si no se lo entiende así, entonces nunca se lo entenderá.
    Te agradezco tu respetuosa participación porque me ayuda a crecer en la fundamentación de las razones de mi esperanza.

    6. rigo – Mayo 14, 2007
    Don Fabían, disculpe mi ignorancia en temas internos católicos.
    Pero ¿no es cierto que el celibato es obligatorio para todos aquellos que quieran hacer carrera de sacerdotes? Al menos yo tengo entendido que sí es obligatorio.
    Porque si es por vocación solamente, creo que he hablado de más, pido disculpas y mejor me quedo callado. : )
    Pero si es obligatorio, pues mantengo mi posición.
    ¿Es obligatorio o no?

    7. Fabián – Mayo 14, 2007
    Estimado Rigo:
    Es vocación (Mt 19,12) y es obligatorio, entendiendo obligación en el amplio sentido que le dí en dos post anteriores: “LO primero de los mandamientos” y su “bis”.
    Yo no lo vivo como una obligación o como una imposición externa. Lo vivo como respuesta de amor a un Dios que me ha amado y me ha llamado a una misión existencial, distinta a la tuya, pero de la misma dignidad.

    8. Cristian Moya – Mayo 15, 2007
    Padre Fabián:
    que buen debate tienes acá… eso es bueno… ¿puedo opinar algo más? Yo me enamoré de un sacerdocio célibe, en el que he aprendido con los años que no es una carga, cuando se lleva con amor. Creo que a veces muchos confunden celibato, y lo reducen solo a la genitalidad, lo que sería mutilar el término. El celibato sacerdotal (como lo entiendo, y trato de vivirlo), apunta a tener un corazón indiviso, en el que desde mi consagración puedo amar a todos sin tener una preferencia por alguien en particular. El amor solo se entiende cuando se vive. Lo claro del tema es que cuando uno ingresa al seminario, sabe a lo que va, y uno libremente opta por ello, nadie lo obliga a uno a vivir celibemente, sino que uno lo escoge por amor al Reino de los Cielos y al Evangelio de Jesús.
    Yo soy inmensamente feliz como sacerdote, y es más… si se llegara a dejar optativo el celibato, yo seguiría viviendo así, porque veo que solo así seré fiel 100% al ideal que el Señor me ha mostrado a seguir. Bendiciones padrecito.

    9. Laura – Mayo 15, 2007
    Fabián Me parece ridículo pensar que anulando el celibato quitaría la ocasión de infidelidades, desórdenes y dolorosas defecciones, que hieren y llenan de dolor a toda la Iglesia. Esa es una de las escusas semejante a la de los que quieren castrar a los violadores, los que son violadores, seguirán violando con lo que sea y los sacerdotes que son infieles con la Madre Iglesia, también lo serán con su esposa y sus hijos.
    Valoro muchísimo la castidad sacerdotal, creo que los engrandece. Nosotros los laicos, debemos cuidar a nuestros sacerdotes y a valorar esa castidad que tanto cuesta a algunos.
    Por favor, si no lo comparte, es porque su vocación no es tal, es simplemente un trabajo, un trabajo de “cura”. ¡Qué pena!

    10. Anónimo – Mayo 15, 2007
    Laura es verdad que debemos cuidar a nuestros sacerdotes y amarlos con amor maduro, porque estan solos y necesitan de aquellas mujeres que valoran y respetan la vocación a la que Dios los llamó y que abrazaron con una inmensa generosidad hacia nosotros laicos , ya que nos guste o no los necesitamos. No se si sabes supongo que si, que por mas pecador que sea el sacerdote a nosotros nos sirve igual. entonces sirvamonos de su ministerio para alcanzar la gloria sin mirarle sus miserias y ademas perdonemos que eso nos engrandece.
    Ahora con respecto a lo que le contestas al P.Fabian me parece que leiste mal. No se como es su vida , te aclaro lo digo solo por lo que interpreto al leer.
    No hay nada mejor que orar todos los dias para Dios nos regale santos sacerdotes

    11. rigo – Mayo 15, 2007
    El asunto, damas y caballeros, es un poco más complicado de lo que a primera vista podemos ver. Entiendo a doña Laura que no le guste lo que los contrarios del celibato opinen. Pero el celibato trae más complicaciones que la actitud individual de un sacerdote.
    El hecho que a alguno le agrade o no el celibato no le resta ningún mérito toda vez que cumple con su misión personal de enseñanza. Entonces admiro al que no le duele ser célibe ya que se concentra en su misión, igual que admiro al que se le hace un sacrificio ser célibe con tal de salvar almas.
    Pero eso es solo para algunos. Muchos otros católicos de corazón no pueden enseñar porque tienen esposa e hijos, o no renunciarían a las mujeres. Y descartar a esas personas bajo las circunstancias actuales no lo veo razonable.
    Hoy en día la IC ha perdido más del 20% de sus fieles en América Latina. Y eso son muchas almas. Entre las principales razones está la falta de sacerdotes y religiosos.
    Si yo tengo una organización social y pierdo el 20% de la gente, pues pego el grito al cielo y busco una solución inmediata. Y no puedo darme el lujo de perder una quinta parte por seguir tradiciones que no son esenciales o peor, que no son bíblicos.
    No se si me explico. Yo no permitiría que una tradición inventada obstaculice la unión de mi organización. Y tampoco estoy seguro de que dios quiera eso.
    Yo no creo en la religión y estoy seguro que la biblia no es la palabra de dios. Lo que me mueve a comentar es mi (de)formación profesional que me hace analizar los aciertos y errores de cualquier estructura organizativa. Y me interesa la religión porque tuve un pasado religioso.
    A mi entender, la IC está cometiendo errores de bulto que indican una clara dirección hacia el fracaso. Este hecho no se puede esconder.
    Como para pensar ¿no?

    12. Fabián – Mayo 15, 2007
    Cristian: muchas gracias por tu aporte.
    Laura: tenés razón, cuando no se acepta todo lo que va implícito en una vocación, lo que le resta a esa persona es a tener “un trabajo de cura”.
    Anónimo: contamos con tu oración para ser fieles al llamado.
    Rigo: antes que nada, muchas gracias por intervenir con tanto respeto a pesar de no ser creyente. Quisiera aclararte algunas cosas. En primer lugar,la misión de enseñanza, como vos lo decís (o misión profética, como también se le puede decir), no está constreñida al sacerdote. Todos los bautizados tienen, por coherencia con su bautismo, la misión de ser testigos y evangelizadores. Los catequistas, formadores en la fe, pueden ser célibes o casados. Los diaconos permanentes, que tienen el Orden Sagrado, pueden ser casados o célibes y, entre otras cosas, pueden predicar en la Misa. Los que enseñamos y somos célibes somos los que tenemos el Orden Sagrado como Presbíteros (o curas) y Obispos. El sacerdocio, además de estar ordenado a la enseñanza, también está referido al ofrecimiento del Santo Sacrificio y a la guía de la comunidad.
    En segundo lugar, si hay pérdida de fieles no es por el sacerdocio célibe u otras cuestiones de disciplina eclesiástica. Si hay pérdida de fieles es por una disminución en el testimonio cristiano y en el ardor misionero de todos los católicos (no solamente de los curas). Este tema se está tratando, justamente, en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano que está reunida en Aparecida, Brasil.
    Y vuelvo a reiterarte, el celibato tiene raíces bíblicas. Estoy preparando el post para subirlo dentro de poco dónde puedas comprobarlo (aunque vos no creas en la Biblia, pero seguro tienes inquietudes intelectuales a satisfacer).
    Además, las vocaciones no aumentan porque esté permitido el sacerdocio a hombres casados. Sería interesante comparar el número de sacerdotes católicos con los Ortodoxos y los Anglicanos. Digo, para hacer afirmaciones en base a datos reales y así llegar a conclusiones de cambio de rumbo esenciales (como en cualquier organización).
    Ah, otra cosa (con todo el respeto que me mereces y no lo tomes a mal), no te preocupes, la Iglesia Católica hace dos mil años que viene “fracasando”… es más, no entiendo como con tantos fracasos aún siga existiendo… ¿Será que Alguién la asiste?

    13. Natalia – Mayo 15, 2007
    uf!!! la lectura de tantos comentarios se ha hecho un poco larga, pero valió la pena!! me quedo con eso el final: la dimension que todo bautizado recibe: la de Sacerdote, Rey y Profetas. Comparto con ustedes mi oración: “Cada uno fue llamado a vovir la Vocación, transformando nustra historia con la impronta de la acción! En la medida que seamos generosos viviendo la vocación (estado y profesión) a la que fuimos llamados, estaremos más cerca de la santidad… Todos estamos llamados a ser Santos!! (en la lucha diaria)

    14. rigo – Mayo 18, 2007
    No no, Fabián, por supuesto. No pienso que el celibato sea el único causante de la merma de fieles. Veo mucho factores más y de mayor magnitud.
    Y tampoco me preocupo. Lo que pasa es que veo que la IC está viendo retos formidables únicos y muy distintos a los que ha enfrentado a lo largo de su historia.
    Esperaré tu post acerca de las raíces bíblicas del celibato. Me interesa.
    Que estés bien.

    15. P. Oralndo Mattiassi – Mayo 30, 2007
    Sobre el CELIBATO digo lo siguiente, porque soy sacerdote; y es lo siguiente: si los sacerdotes nos casáramos, entraría el otro problema: las TENTACIONES de la “furia” femenina de hacerle cometer adulterio al cura o quedarse con él; si ya siendo solteros nos bobardean con miles de cosas (y yo las sufrí y caí…) pero gracias a Dios “soy lo que soy por gracia de Dios” 1 Cor 15… y como consecuencia de eso, la destrucción del matrimonio, el deterioro de los hijos etc, porque la esposa si no es más que humilde, no soportaría que las “chicas” visiten tanto a su “cura-esposo” ni le demuestren tanto cariño con regalitos y correos electrónicos con fuerte sabor a tentación! y como no dejamos de ser varones por más ornamentos que nos pongamos, la debilidad cedería a la tentaión con facilidad y ¡OTRO ESCÁNDALO!! y comdlilla de los fieles, sobre todo de las mujeres feligresas.
    Oren porque no caigamos y si ven o notan que alguna mujer “merodea” al cura, repréndala a ella, rétenla y espátenla y no ir a retar al cura y hacelo sufrir más todavía. Los bendigo. P. Orlando Mattiassi

    16. Nadia – Junio 10, 2007
    Tengo 22años siempre he sentido la necesidad de pertenecer a grupos juveniles y de catequesis, de estar en contacto con Dios y con otros jóvenes que lo aman. Es una tarea muy difícil y más aún en estos tiempos donde todo se inclina hacia el agnosticismo y ateísmo y
    que en los jóvenes afecta muchísimo. Todos los católicos tenemos la bendición de poder satisfacer nuestra sed por Dios, desde el momento en que nos bautizamos, formámos parte de la Iglesia de Cristo y estamos llamados a evangelizar y a hacer conocer la buena nueva en todos los rincones del mundo. El celibato sacerdotal es una fuerte base para que la iglesia continúe en su labor hacia la santidad, nos dan ejemplo de que es posible dejar a un lado las cosas que todo lo que hacen es atormentar nuestros pensamientos y acciones alejándonos de Dios, no solo dándonos fuerza para no dejarnos llevar por aquellos instintos humanos, conciderado desde el punto de vista como instintos humanos desde tener relaciones sexuales por placer hasta matar a otros por placer tambien, es decir no todo lo que nos place hacer esta bien, está en la condición humana equivocarse, pero no significa que sea correcto por algo Dios tomó forma humana dándonos a Jesus que nos enseño el camino a seguir, Él jamás dijo Yo hago las cosas que hago porque soy Dios y ustedes jamás lo podrán hacer por su condición de humanos, Él nos alentaba a ser santos, tenemos el poder para hacerlo, somos hechos a imagen y semejanza de Dios el Todopoderoso. Al convertirse en sacerdote se decíde ser célibe, es una muestra de dejarlo TODO por Dios. Por eso es que no hay muchos sacerdotes es verdad pero los que hay nos inspiran a todos los demás para continuar en nuestra labor como cristianos. Muy aparte de eso es verdad que la Iglesia tiene problemas en cuanto a inspirar a los mismos católicos para seguir en el apostolado eso se siente y es porque todos estamos acostumbrados a solo ir a las misas, sólo eso, nadie hace apostolado! debería insentivarse mas en los feligreses la formación de grupos de apostolado para todos, niños, jovenes, adultos, ancianos. Debería ser obligación hacerlo porque esa es la labor de la Iglesia! No podemos decir yo soy católico y voy a la iglesia sólo los domingos a orar una hora y olvidarme de Dios el resto de diás de la semana. Por eso es que se va muriendo el amor hacia Dios porque Dios está en hacer el bien a los demás, velar, amar y servir al prójimo. Y lamentablemente habemos muchas personas y más ahora en las que no nos nace esto de buscar a donde hacer algo, a donde servir. la vida se moviendo demasiado rápido y no tenemos tiempo para pensar, necitamos vivir esa realidad de ayudar a los demás aunque la primera vez sea impuesta, yo sé que una vez ahí en donde se vé la miseria y el dolor, se nos abrirán los ojos y entenderémos cual es nuestra verdadera misión como cristianos y como seres humanos. Es un grito de auxilio yo como joven lo vivo cada día y lo siento, tenemos la vida de Jesus como ejemplo y nadie hace nada. Debe darse marcha a una revolución de amor hacia JESUS!!

    17. Nadia – Junio 10, 2007
    me ha gustado encontrar este sitio, el tema esta muy interesante.

    18. Manuel – Avellaneda – Junio 12, 2007
    Historia del Celibato en la Iglesia Católica
    Siglo I
    Pedro, el primer Papa, y los apóstoles escogidos por Jesús eran en su gran mayoría hombres casados. El Nuevo Testamento sugiere que las mujeres presidían la comida eucarística en la Iglesia primitiva.
    C’est l’âge du gnosticisme : lumière et esprit sont bons , ténèbres et choses matérielles sont mauvaises. Une personne ne peut être mariée et être parfaite. Cependant, la plupart des prêtres étaient mariés.
    Siglos II y III
    Edad del Gnosticismo: la luz y el espíritu son buenos, la oscuridad y las cosas materiales son malas. Una persona no puede estar casada y ser perfecta. No obstante ello, la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados.
    Siglo IV
    Concilio de Elvira del año 306, España, Decreto 43: todo sacerdote que duerma con su esposa la noche antes de dar misa perderá su trabajo.
    Concilio de Nicea, año 325: se decreta que una vez ordenados, los sacerdotes no pueden casarse. Se proclama el Credo de Nicea.
    Concilio de Laodicea, año 325: las mujeres no pueden ser ordenadas. Esto sugiere que antes de esta fecha se realizaba la ordenación de mujeres.
    Año 385: el Papa Siricio abandona a su esposa para convertirse en Papa. Se decreta que los sacerdotes ya no pueden dormir con sus esposas.
    Siglo V
    Año 401: San Agustín escribe que “Nada hay tan poderoso para envilecer el espíritu de un hombre como las caricias de una mujer”
    Siglo VI
    Año 567: El Concilio de Tours II establece que todo clérigo que sea hallado en la cama con su esposa será excomulgado por un año y reducido al estado laico.
    Año 580, Papa Pelagio II: Su política fue no meterse con sacerdotes casados en tanto no pasaran la propiedad de la iglesia a sus esposas o hijos.
    Año 590 a 604: El Papa Gregorio, llamado “el Grande” dice que todo deseo sexual es malo en sí mismo (¿quiere decir que el deseo sexual es intrínsecamente diabólico?).
    Siglo VII
    Francia: los documentos demuestran que la mayoría de los sacerdotes eran hombres casados.
    Siglo VIII
    San Bonifacio informa al Papa que en Alemania casi ningún obispo o sacerdote es célibe.
    Siglo IX
    Año 836: El Concilio de Aix-la-Chapelle admite abiertamente que en los conventos y monasterios se han realizado abortos e infanticidio para encubrir las actividades de clérigos que no practican el celibato.
    San Ulrico, un santo obispo, argumenta que basándose en el sentido común y la escritura, la única manera de purificar a la Iglesia de los peores excesos del celibato es permitir a los sacerdotes que se casen.
    Siglo XI
    Año 1045: El Papa Bonifacio IX se dispensa a sí mismo del celibato y renuncia al papado para poder casarse.
    Año 1074: El Papa Gregorio VII dice que toda persona que desea ser ordenada debe hacer primero un voto de celibato: “Los sacerdotes [deben] primero escapar de las garras de sus esposas”.
    Año 1095: El Papa Urbano II hace vender a las esposas de los sacerdotes como esclavas y sus hijos son abandonados.
    Siglo XII
    Año 1123: Papa Calixto II: El Concilio de Letrán I decreta que los matrimonios clericales no son válidos.
    Año 1139: Papa Inocencio II: El Concilio de Letrán II confirma el decreto del anterior Concilio.
    Siglo XIV
    El Obispo Pelagio se queja de que las mujeres son aún ordenadas y administran confesiones.
    Siglo XV
    Transición; 50% de los sacerdotes son hombres casados y como tal, aceptados por la gente.
    “El celibato no es esencial para el sacerdocio; no es una ley promulgada por Jesucristo.” Declaración del Papa Juan Pablo lI en julio de 1993.
    Siglo XVI
    1545 a 1563: El Concilio de Trento establece que el celibato y la virginidad son superiores al matrimonio.
    1517: Martín Lutero.
    1530: Enrique VIII.
    Siglo XVII
    Inquisición. Galileo. Newton.
    Siglo XVIII
    1776: Declaración de Independencia de los Estados Unidos.
    1789: Revolución Francesa
    Siglo XIX
    1804: Napoleón.
    1882: Darwin.
    1847: Marx, Manifiesto Comunista.
    1858: Freud.
    1869: El Concilio Vaticano I establece la infalibilidad del Papa.
    Siglo XX
    1930: Papa Pío XI: el sexo puede ser bueno y santo.
    1951: Papa Pío XII: un pastor luterano casado es ordenado como sacerdote católico en Alemania.
    1962: Papa Juan XXIII: Concilio Vaticano II; vernáculo; el matrimonio es equivalente a la virginidad.
    1966: Papa Pablo VI: dispensas al celibato. Década de 1970: Ludmilla Javorova y otras mujeres checas son ordenadas para atender las necesidades de las mujeres prisioneras de los comunistas
    1983: Nueva legislación canónica.
    1980: Se realiza la ordenación de pastores anglicanos y episcopales casados como sacerdotes católicos en los Estados Unidos; en 1994, esto también sucede en Canadá e Inglaterra.

    Papas que fueron casados
    San Pedro, Apóstol
    San Félix III 483-492 (2 hijos)
    San Hormidas 514-523 (1 hijo)
    San Silverio (Antonia) 536-537
    Adriano II 867-872 (1 hija)
    Clemente IV 1265-1268 (2 hijas)
    Félix V 1439 1449 (1 hijo)

    Papas que fueron hijos de otros papas u otros miembros de clero
    Nombre del Papa Papado Hijo de
    San Damasco I 366-348 San Lorenzo, sacerdote
    San Inocencio I 401-417 Anastasio I
    Bonifacio 418-422 Hijo de un sacerdote
    San Félix 483-492 Hijo de un sacerdote
    Anastasio II 496-498 Hijo de un sacerdote
    San Agapito I 535-536 Gordiano, papa
    San Silverio 536-537 San Hormidas, papa
    Marino 882-884 Hijo de un sacerdote
    Bonifacio VI 896-896 Adrián, obispo
    Juan XI 931-935 Papa Sergio III
    Juan XV 989-996 León, sacerdote

    Papas que tuvieron hijos ilegítimos después de 1139
    Nombre del Papa Papado Hijo de
    Inocencio VIII 1484-1492 varios hijos
    Alejandro VI 1492-1503 varios hijos
    Julio 1503-1513 3 hijas
    Pablo III 1534-1549 3 hijos, 1 hija
    Pío IV 1559-1565 3 hijos
    Gregorio XIII 1572-1585 1 hijo

    Bibliographía:
    Oxtord Dictionary ot Popes;
    H.C. Lea History of Sacerdotal
    Celibacy in the Christian Church 1957;
    E. Schillebeeckx The Church with a Human Face 1985;
    J. McSorley Outline History of the Church by Centuries 1957;
    F.A.Foy (Ed.) 1990 CatholicAlmanac 1989;
    F.A.Foy (Ed.) 1990 CatholicAlmanac 1989;
    D.L. Carmody The Double Cross – Ordination, Abortion and Catholic Feminism 1986;
    P.K Jewtt The Ordination of Women 1980;
    A.F. Ide God’s Girls – Ordination of Women in the Early Christian

    19. Fabián – Junio 12, 2007
    Estimado Manuel: varias cosas.
    En primer lugar, me siento muy halagado porque has consultado todas esas obras en inglés para comentar en mi humilde blog. No me creo digno de tanta atención de tu parte.
    En segundo lugar, unes dos temas: el del celibato con el sacerdocio femenino. Con respecto al segundo, pondré algún post al respecto. Eso sí, te pediría que me digas en que parte del Nuevo Testamento (así tan general como lo pones) dice que mujeres presidían las comidas eucarísticas. Junto a esto te pediría (si es que existen esas citas) que me digas si esas comidas son el culto eucarístico (o fracción del pan o cena del Señor) o si son los símples ágapes que en algunos lugares solían acompañar a este (estilo 1 Cor 11,17-22, que es distinto a 1 Cor 11,23-34).
    En tercer lugar, que bueno que saques a relucir que Pedro fue el primer Papa y que era casado. Se nota que compartís conmigo que, cuando Jesús fundó su Iglesia la hizo sobre esa piedra. Con respecto a su matrimonio, en estos días subo un post refiriéndome al tema.
    En cuarto lugar, qué pena que cites de San Agustín tan sólo una frase sin darnos el contexto en la cual la dijo. Digo, como fue un autor tan prolífico merecería por lo menos eso.
    En quinto lugar, entre los próceres que citas entre los años 1517 y 1858 se encuentra Enrique VIII. No voy a hacer un juicio moral sobre él, pero te recuerdo que no tuvo problemas en dividir la Iglesia con tal de que sus seguidores le aceptaran estar en contra de lo que Jesús dijo (Mt 5,31-32 y 19,1-9) sobre el matrimonio. Por eso no entiendo su inclusión.
    En sexto lugar, te olvidaste decir que para los Ortodoxos (ellos también son católicos) el celibato no es obligatorio para los sacerdotes (si para los Obispos).
    En septimo lugar, cuando un Concilio habla sobre algo (Elvira, Nicea…) es porque hay algo que está desordenado. Pero esto no implica que la mayoría entre en ese desorden. Vuelvo a decir lo mismo que dije anteriormente: Si Elvira manda algo es porque se está apoyando en una buena realidad que ya existía previamente.
    Por último (aunque me quedan varias cosas en el tintero) me da pena que se fundamente desde la miseria y no desde la grandeza. Por eso quisiera saber si leiste la Carta Encíclica de Pablo VI que aparece linkada en el post. Espero tu comentario sobre esa carta, es decir, sobre la valoración positiva que la Iglesia hace sobre esta disciplina más allá de las manchas que tenga a lo largo de la historia (disciplina que es ley positiva de la Iglesia y no mandada por Jesucristo, como dice tu cita de Juan Pablo II y yo ya lo aclaré en un post anterior, y que por eso permite las excepciones a Luteranos, Anglicanos y Episcopalianos que citas)

    20. Manuel – Junio 14, 2007
    Estimado Padre, realmente la nota la extraje de Internet, la había leído el año pasado y me pareció bueno que alguien con preparación diera una respuesta.
    Con respecto a mi opinión personal creo que el celibato debería ser por decisión personal de cada presbítero y no una condición dictatorial. Además no creo sea una virtud ya que sabemos por donde el príncipe ataca primero ” nuestra mente “, se podrá tener muy puro el cuerpo pero la mente ” ??? “.
    Con respecto a lo mencionado por San Agustín seguramente, y en el amor de Cristo, una caricia amansa a las fieras más si llega de una mujer, solo basta ver a una madre con su hijo.
    Así como se adapto la oración dejada a nosotros por el Creador “Padre Nuestro” a estos nuevos tiempos nuestra Iglesia debería ir dando pasos también en cosas menos importantes como es el celibato,
    La familia cuna de la sociedad por que debe haber personas excluidas a formarlas??.
    Padre un fuerte abrazo y que la bendición de nuestro Señor unja su vida por siempre, tratando de ver a Cristo en nuestros hermanos. ” Difícil tarea ”
    Saludos. Manuel

    21. victor – Junio 23, 2007
    “El celibato no es esencial para el sacerdocio; no es una ley promulgada por Jesucristo.” Declaración del Papa Juan Pablo lI en julio de 1993.
    lo lei de Manuel – Avellaneda – 12 Junio 2007,me llamo la atencion,¿cuando dijo eso el papa?,¿donde se puede buscar la fuente oficial o concreta de aquella frase??????????……….
    no de otra pagina que lo mencione,sino la fuente oficial,me seria de mucha ayuda conocerlo…..
    saluda atte a uds
    victor
    pd:felicitaciones por abordar este tema,felcitaciones por la tolerancia ,pilar fundamental para nuestra sociedad

    22. YOVANI – Junio 27, 2007
    pienso ke deberia ser opcional el tema del celibato para cada persona acaso es tan malo para no aceptarlo como tal? eso derribaria muchos tabues sobre todo en estos tiempos de democracia y libertad de conciencia, la iglesiacada vez mas esta obligada a volver a alas primeras epocs del cristianismo cuano este estba puro y no tanto carcomidas por las ideas filosoficas o dogmaticas ke mas parecen deformar lo esencial del mensaje de JESUS

    23. Alejandro Sotero – Junio 29, 2007
    LIMA, 29 DE JUNIO – CELEBRACION DE SAN PEDRO Y SAN PABLO
    MIS QUERIDOS LECTORES:
    SOY UN CRISTIANO COMPROMETIDO Y COMO TAL DEBO DEFENDER MI FE A LA LUZ DEL EVANGELIO, LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, DOCUMENTOS PASTORALES – CARTAS, ENCÍCLICAS, ETC – MAGISTERIO DE LA IGLESIA Y TODO DOCUMENTO QUE EMANE DE NUESTRA SANTA IGLESIA.
    RESPECTO AL CELIBATO SACERDOTAL DEBO SER MUY PUNTUAL, SI YO DECIDO SER SACERDOTE, SÉ DE ANTEMANO QUE ACEPTO EL CELIBATO Y COMO TAL LO RESPETARÉ HASTA EL FIN DE MIS DIAS O SEA POR TODA UNA ETERNIDAD. ESTE ES UN SACRAMENTO INSTITUÍDO POR JESUCRISTO QUE FUE CÉLIBE, NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR QUE NUESTRO SALVADOR TUVO ESPOSA E HIJOS, ES UNA FALACIA MÁS PARA CONFUNDIR A QUIENES SON DÉBILES E IGNORANTES SOBRE NUESTRA DOCTRINA, QUE ES RICA Y ESTÁ AL ALCANCE DE TODOS…LOS BUENOS Y LOS PECADORES.
    ASÍ COMO EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO ES HASTA QUE LA MUERTE LOS SEPARE E INDISOLUBRE, TENGO LA DULCE DICHA DE SER CASADO Y AMO A MI COMPAÑERA Y LOS DOS FORMAMOS UNA IGLESIA DOMESTICA CON NUESTROS DOS HIJOS QUE DIOS NOS LOS HA ENVIADO, SIENDO NOSOTROS COOPERADORES EN EL NACIMIENTO DE NUESTROS HIJOS.
    NO ES PURA PALABRERÍA, TAN SOLO UNA VERDAD QUE CRISTIANOS (BAUTIZADOS) LLEVAMOS CON DIGNIDAD EL SELLO INDELEBLE DE SER COMO TAL HIJOS DE DIOS.
    EL SACERDOTE ES OTRO CRISTO..DON PRECIADO DEL SEÑOR CREADOR Y DEL UNIVERSO.
    LEÍ UN LIBRITO MUY BELLO, TAN SOLO EL TÍTULO NOS DICE MUCHO: “CELIBATO SACERDOTAL…SÓLO POR AMOR”…Y YO AÑADO…AMOR A CRISTO, EN CRISTO Y POR CRISTO.
    CON UN FUERTE ABRAZO PARA QUIENES LEAN ESTE TESTIMONIO Y SAQUEN ALGÚN PROVECHO…EL SEÑOR ESPERA TU RESPUESTA…SINCERA, FRANCA, DIÁFANA….GRACIAS

    24. Esteban – Julio 3, 2007
    Alejandro, no te engañes, la familia es el núcleo de toda sociedad, si no por que nuestro amado Jesús nació del vientre de nuestra madre María?? su vida terrenal fue entre su familia y las familias que visitó en su andar. Hace el celibato mas honorable a alguien??? todo lo contrario, fijate que el mundo no católico le pega a la iglesia a travez de los vicios humanos de nuestros pastores.
    Lee las cartas (biblia) y te daras cuenta que son dirigidas a comunidades (hombres y mujeres) que extendieron la palabra del REY de Reyes por el mundo.
    ALEJANDRO QUE DIOS BENDIGA TU VIDA Y LA DE TU FAMILIA POR SIEMPRE!!

    25. Leo – Julio 4, 2007
    Soy sacerdote, tengo 27 años. Realmente soy muy feliz de haberme consagrado a servir a Jesús para siempre, y de manera célibe. Descubrí mi vocación a los 14 años, y desde ese momento el Señor encendió en mi corazón un deseo de entrega total, exclusiva, absoluta. De ser todo para él, y por él para la Iglesia.
    Vivo mi celibato con profunda alegría. Me permite ser todo para mis fieles, tener disponibilidad total para servirlos. Si no lo hago, es por mi culpa, por mi egoísmo o pereza, pero el celibato me hace mucho más capaz de ello.
    ¿Tentaciones? las mismas que un hombre de mi edad casado y con hijos, que intente ser fiel a su matrimonio, no sólo en los hechos, sino en los pensamientos, palabras, miradas, etc. Las mismas que un fiel laico que quiera ser santo y vivir del amor verdadero en un mundo que exalta el egoísmo y la sensualidad. Gracias!

    26. Christian Torres – Julio 5, 2007
    LA BIBLIA DICE QUE LOS OBISPOS DEBEN SER MARIDOS DE UNA SOLA MUJER
    1Tinoteo 3:2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;

    27. Christian Torres – Julio 5, 2007
    EL PROBLEMA DE LOS SACERDOTES ES QUE DEDICAN SU TIEMPO AL ESTUDIO DE FILOSOFIA Y PSICOLOGIA EN LUGAR DE LEER LA BIBLIA

    28. Claudia – Julio 10, 2007
    Yo a los sacerdotes de mi Parroquia no los puedo imaginar con esposa e hijos, pero pienso que si tuvieran alguna relación con una determinada mujer, tampoco los juzgaría siempre y cuando sigan cumpliendo con su tarea pastoral como hasta ahora. Hasta me gustaría la idea de saber que alguien los comprende y los contiene a ellos como hombres, ellos que tanto bien nos hacen a nosotros, cuando nos escuchan y nos aconsejan. Dejemos de opinar sobre algo que yo considero que es muy personal de cada uno. Al menos es lo que yo creo.

    29. Christian Torres – Julio 10, 2007
    PARA LA IGLESIA CATOLICA NO SE TRATA DE ALGO PERSONAL SINO DE ALGO INSTITUCIONAL O MEJOR DICHO DE APOSTASÍA MIREN LO QUE SAN PABLO LE DICE A TIMOTEO
    1Ti 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
    1Ti 4:2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,
    1Ti 4:3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
    30. maxima – Julio 10, 2007
    los sacerdotes hacen votod de castidad, pobreza y obediencia; el voto de pobreza no lo cumplen!… porque tanta justificación para cumplir e lvoto de castidad?

    31. Christian Torres – Julio 11, 2007
    LA INSTITUCION CATOLICA PROHIBE QUE LOS OBISPOS SE CASEN, ¿SERÁ QUE ESTO TIENE RELACIÓN CON 1TIMOTEO 4:2-3???
    LES INVITO A VISITAR
    http://temasdelabiblia.blogspot.com

    32. x – Julio 12, 2007
    yo pienso que por eso hay menos personas que quieren entregarce ala vida religiosa por esa regla que invento un hombre por que jesus nunca dijo que no se casaran sus servidores ahora yo no veo lo malo de tener a alguien a quien amar por completo que sea sacerdote quizas hasta serian mejores sacerdotes

    33. Garciela – Julio 13, 2007
    Que pasaría si un día nos levantamos y nos encontramos con la noticia que los sacerdotes se pueden casar?
    Que mujer estaría dispuesta a compartir su vida con estos hombres?
    Yo desde hace varios años trabajo en una Parroquia y conozco la vida publica de los sacerdotes al menos los de mi comunidad, les cuento algunas de las actividades que ellos realizan y después saquen sus conclusiones si seria posible un matrimonio con ellos.
    Todo el año están disponibles para la atención de su comunidad
    Están siempre de reunión con el Obispo, con otros sacerdotes o con los grupos de la Parroquia, Capillas que tienen a cargo. Estas, tienen un horario de comienzo pero nunca de finalización.
    Los fines de semana que es para disfrutar en familia, son los días que más obligaciones tienen.
    Y después estamos nosotras las mujeres que brotamos por todos lados de todas las edades siempre rodeándolo, y requiriendo hablar con ellos y si es en privado mejor y no hablo de las confesiones que ese es otro tema. Por favor las celosas abstenerse.
    Soportaríamos escuchar hablar mal de él ? ( que es muy común en las comunidades hablar del cura de turno ) Nos quedaríamos calladas? Que difícil seria no?.
    Y si esta familia tendría hijos, este sería un padre diferente sin duda, seguramente no podría estar en los momentos importantes de su hijo, porque sus obligaciones pastorales no se lo permitirían.
    Y por si esto fuera poco se sumaria los traslados a los que ellos deben estar disponibles siempre, y el sueldo les alcanzaría para mantener una familia ?
    Pero sin duda algunas mujeres habrá que me diría si, yo estaría dispuesta a todos estos sacrificios y mas porque donde hay amor hay también comprensión.
    Nosotros como cristianos estaríamos dispuestos a aceptar esta nueva familia?
    Que cosas cambiarían en las comunidades y en el trato con el sacerdote?.

    34. María – Julio 13, 2007
    Graciela, sabes una cosa yo estoy casada y tengo hijos con un hombre diríamos común. Después de leer lo que planteaste te quiero contar que mi vida no es muy distinta a esa vida supuesta a la mujer casada con el sacerdote.
    Mi marido nunca tiene tiempo para mi y mis hijos, no porque no quiere sino por que sus 2 trabajos se lo impiden y los fines de semana hace trabajos particulares.
    A pesar de su esfuerzo, si yo no trabajaría no podríamos llevar adelante esta familia.
    Los chicos comprenden su ausencia en los actos escolares o alguna enfermedad, soy yo siempre la que me quedo en casa cuando ellos necesitan a algunos de sus padres.
    También tiene compañeras de trabajo que son jóvenes y muy lindas, pero yo le tengo confianza, que es la base de toda relación basada en el amor.
    Todo lo otro que planteaste los traslados y la obediencia al Obispo, las reuniones y todo lo demás, no te olvides que estas mujeres los conocieron siendo sacerdotes y sabrán sin duda de todas sus obligaciones que van estar siempre antes que su familia.
    Yo personalmente aceptaría estas nuevas familias y mi relación con los sacerdotes no tendría porque cambiar, hasta te diría sería mejor porque ellos al tener esposa e hijos quizás nos podrían aconsejar mejor.
    Gracias Padre Fabián por darnos la libertad de opinar libremente. Bendiciones.

    35. Lily – Julio 14, 2007
    Por favor dejen a los sacerdotes tranquilos, que cumplan con sus votos. Si ellos eligieron ser sacerdotes es porque se enamoraron de Jesús y le entregaron plenamente su vida a El.
    Padre que Dios y Nuestra Madre la Virgen te protejan siempre.
    Estas en mis oraciones.

    36. Lily – Julio 14, 2007
    Yo estoy totalmente de acuerdo con el Celibato de los sacerdotes, ellos deben tener su mente y su corazón indiviso. Ser fieles a sus votos de castidad, pobreza y obediencia al obispo. De no ser así, si en algún momento creen que están flaqueando en uno de sus votos deben buscar ayuda y aclarar sus sentimientos. Por favor no nos defrauden. Dejemos las mentiras y la falsedad a los políticos que ellos saben bastante de eso.
    Yo prefiero la valentía de un sacerdote que deje su Ministerio si siente que esta flaqueando y siente que su vocación total es irrecuperable a la mentira y a la doble vida.

    37. Anónimo – Julio 17, 2007
    Me pregunto una cosa?? … Nos hemos mirado para adentro?… Somos realmente personas de fe madura?… Hacemos lo que Jesús por medio de Su Iglesia nos pide?… Por supuesto por amor a Dios …No por cumplir reglas!!!… Vamos a Misa porque sabemos que es la oración por excelencia elevada al Padre?.. Hacemos nuestra oración diaria, al menos para poner en manos de Dios el nuevo día y para agradecer por un día mas de vida?… Leemos regularmente la Palabra de Dios y reflexionamos en lo que El nos dice?… Examinamos nuestra conciencia finamente? cómo por ejemplo en las faltas de amor, de valentía, de solidaridad, etc?…
    ¡¡¡ Qué facil es opinar sobre lo que deben hacer los otros !!! La Iglesia que formamos todos los bautizados es el Cuerpo Místico de Cristo y si cada uno de sus miembros , que somos todos, no está perfectamente sano, ese Cuerpo Místico tendra algún problemita. Así que empecemos por nosotros mismos y cuando veamos que somos sanos y puros opinemos.
    Personalmente doy gracias a Dios por la cantidad de santos sacerdotes que nos ha regalado, especialmente por aquellos que día a día luchan por la santidad, y tambien agradezco por los débiles porque al menos hicieron lo posible.

    38. Marcela – Julio 17, 2007
    En mi diócesis hemos perdido ya 3 sacerdotes porque han optado por ser fieles a su corazón y se han decidido a compartir su vida con una mujer. Lo que me parece muy valiente y honesto de su parte. Mi pregunta es: como Iglesia, no deberíamos aprovecharlos aunque sea como Diáconos ya que éstos sí pueden casarse y tener su familia? No deberíamos tratarlos con más amor y respeto, integrándolos de manera más fraterna?

  2. Hola a todos, frente a todo lo expuesto, yo pregunto ¿Que pasa con los que no tenemos duda alguna de nuestra vocación sacerdotal como tampoco de que somos incompatibles para asumir el celibato?, y no lo planteo desde una incapacidad al tema de mi incompatibilidad con asumirlo, si no mas bien con una necesidad real que tengo como todo hombre normal de recibir el afecto especial que solo me lo puede dar mi esposa. Además considero que es sumamente enriquecedor el poder experimentar ese afecto especial que solo la persona que amas puede corresponder. Creo que todo sería muy diferente, dado que sería como abrir la puerta a la experiencia real del afecto íntimo que se recibe del ser amado y carnal por lo que la persona del sacerdote se vería sumamente enriquecido, ¿porque la jerarquía eclesiastica se esmera en mantener vigente un decreto del siglo IV despues de Cristo?, pregunto: ¿se puede defender con argumentos razonables tal condición?, o es que la jerarquía aún cree que las pulsiones sexuales normales y sumamente saludables aún se pueden reprimir con un Padre nuestro y tres Ave Marías?; ¿ es normal afirmar que el sexo es malo?; ¿se puede frustar a una persona imponiendo una estructura como condición para realizar su vocación?; ¿es normal para un hombre, pagar tal precio, es decir, renunciar a un aspecto vital de su personalidad como condición para formar parte de un “casta”?. Lejos de mi esta poner en duda la autenticidad del sacramento del Orden Sagrado pero no estoy dispuesto a convertirme en un hemipléjico emocional afin de poder responder a mi LegíItimo llamado. Mío y el de tantos que como yo decidieron abandonar el seminario al tomar conciencia de como afectaría tal Decreto a mi equilibrio emocional, y de otros que arrastran un estado de frustración y culpa al abandonar el ejercicio del ministerio por haber cometido el pecado de “¿Enamorarse?”. Lo que no entiendo es como alguien, “jerarca”, no pueda entender de que es sano, hermoso y saluble que las personas se enamoren y tengan sexo (y así, hijos). Creo en la licitud de la opción, como también creo que existen personas que pueden vivir el celibato y así también doy fe “inobjetable” (y si me apuran también puedo dar nombres) de que existen personas a las que lo peor que les puede pasar es ser célibe y no me estoy refiriendo a los que abandonan el ministerio, precisamente. Fijemonos hasta que punto es un tema tabú dentro de la institución (me refiero al sexo), que el coste que tiene que pagar algunos como el Padre Fabián, que se atreven a hablar abiertamete del tema, son tildados poco menos que de herejes y sin lugar a dudas apartados de cualquier posiblidad de llegar a ser algún día, jerarquía eclesiastica. En el fondo, no creo que el problema de fondo sea el tema del celibato en la vida del consagrado si no mas bien, la concepción viciada y negativa que la Iglesia jerárquica mantiene “sotto Voce”, del sexo, aquello por lo que por la gracia de Dios, les permitió nacer…

  3. Estimado Fabricio: dos cosas. En primer lugar, si el Padre Fabián al cual te refieres en el comentario soy yo, te aclaro que estoy a favor del celibato, como creí que había quedado claro.
    En segundo lugar, en la vida hay que hacer opciones. El primer llamado que tenemos es a la vida. El segundo es a la santidad. Si ves que no puedes vivir el sacerdocio tal como lo plantea la Iglesia (supongo que vos creés que es Pueblo de Dios, Cuerpo de Cristo…), entonces hiciste bien en buscar otro camino para alcanzar la santidad. Porque esto último es lo que ve verdad importa, ¿no?
    Junto a esto, yo no creo ni dije que el sexo es malo. Este post son las razones que le pusieron a Pablo VI contra el celibato. Allí está el link para seguir leyendo el documento. Si lo lees, descubrirás que hay una visióm positiva de la sexualidad y también del celibato.

  4. Padre Fabián, Me sorprende la rapides con al que he recibido una respuesta, muchas gracias. Deseo aclararte que yo tampoco dije que tu (o vos, es que estoy en España y se me pegaron algunos modismos) estabas en contra o a favor del celibato, si dije que tratabas abiertamente el tema con lo cual me parece muy valiente de tu parte y creo que eso te honra, y al referirme a la jerarquía quizá debí matizar dado que tuve la suerte de conocer Obispos auténticamente santos, ademas creo que Pablo Vi fué todo un paradígma doctrinal, solamente Catechesis tradendae y Evangelium nuntiadi dan muestra, inclusive creo que el problema no radica esencialmente en lo doctrinal si no mas bien en el plano psicológico de la cuestión, trasciende la doctrina por que en el fondo creo que es una reacción mas humana y que cuyos prejuicios proviene de dicho aspecto de la cuestión.

  5. También me gustaría agregar que ante todo, defiendo la libertad del hombre a la hora de realizar una opción, pero creo que el problema radica en eso precisamente: el celibato, en el acceso a la vida consagrada se plantea como condición “sine qua non”, cuando lo sano sería plantearlo como opcional, que por otra parte me parece mas evangélico, al fin y al cabo, no es mas que un decreto del siglo IV. Creo que todo sería muy diferente si uno pudiera elegir entre la vida célibe o no, sin perder la posibilidad de poder realizarse humanamente como sacerdote. No creo que Nuestro Dios, ponga realmente condiciones a los que son llamados al sacramento del sacerdocio, es mas, creo que para el Señor, somos tan iguales y tan dignos todos los que formamos parte del genero humano, no creo que un Sacramento, El Orden Sagrado, se deba negar a nadie por su condición, ademas todos los bautizados ya somos sacerdotes en el Sacerdocio Común de los fieles, y desde entonces somos dignos de recibir “todos” los Sacramentos. Tampoco me parece que un Sacramento sea excluyente de otro, eso no es mas que un error histórico. Así que respeto la voluntad de otros a optar apor el celibato pero creo que somos muchos lo s que también somos llamados al ministerio Sacerdotal y la puerta se nos es cerrada sin respetarnos ni respetar la voluntad de Dios…

  6. yo les queria contar que me enamore perdidamente de mi parroco, pero no piensaria jamas en decirselo porque tengo miedo primero a que me rechace y segundo a arruinarle la vida. Los dos somos grandes y nose si èl se podria insertar en la sociedad y si la Iglesia lo perdonarìa, asi que prefiero amarlo en silencio y bancarme esto sola o hasta que se me pase, pero por las noches no puedo dormir y siento un dolor en el pecho refuerte y me parece que no puedo respirar y cuando estoy cerca de él, el corazon me late a mil y tengo miedo de que se de cuenta (creo que algo presiente). Cuando me mira me muero de amor y no puedo evitar clavarle mi mirada y amarlo mas y mas. No se que voy hacer. Mis amistades cuando hablo maravillas de él no les gusta o me dicen me parece que vos y el cura algo………… No quiero que nadie se de cuenta porque me moriria de verguenza. Es la primera vez que lo cuento y el amor mio es verdadero y sincero, pero él eligio eso y lo tengo que respetar. Lo amo muchisimo.

  7. no sos la única maria, yo también estoy perdidamente enamorada de un sacerdote, me enamoré de él estando casada, ya no lo estoy, el sabe de mis sentimientos, y eligio alejarse, es un enorme seductor, y un gran sacerdote… que hacer con todo esto… no lo sé.. soy una persona con mucha fé, y tengo la esperanza de que el pueda ver que juntos podemos servir a cristo y podriamos ser felices, pasa que a los hombres que dejaron de ser sacerdotes la iglesia le cierra las puertas, a veces es más sencillo quedarse como uno está que afrontar desafios, y si esos desafios se llaman “iglesia” y “sociedad” ni te cuento… Espero Maria que se nos pase pronto… por mi parte siempre tendré la duda … pero él eligio estar donde está… Que estes bien maria.

  8. hola padre fabian.me comunico a travez de este medio para sacarme una duda.en unos meses sere mama.y elegi un nombre este nombre para mi beba es LUDMILA me comento mi hermana que no le pusiera ese nombre porque escuho que un padre de una parroquia hizo un comentario sobre que no era bueno ponerle ese nombre a las bebes e hizo una comparacion con el nombre de lusifer necesito que usted me oriente porque tengo temor de ponerle ludmila porque su significado seria luz mala para la iglesia le agradeceria de corazon su respuesta cuanto antes. lo saluda atentemente. ariadna araya

  9. La verdad, es que no sabía que significaba hasta que, vía Google, encontré esta definición: “amada por su pueblo”. Es de origen eslavo y es muy lindo ponérselo a una beba.
    Siguiendo la búsqueda, me encontré con que es el nombre de una santa que vivió entre el 860 y el 921. ¡Las cosas que nos ilumina Google cuando nos animamos a usarlo!

  10. Dios le dio a sus hijos la libertad para amar y elegir. Dios es en esencia amor y nos los expresa amandonos en nuestras diversidades .
    ¿Por qué no darles a nuestros sacerdotes la libertad para amarlo y servirle en la iglesia católica, que libremente eligieron , bajo el concepto de sacerdote célibe o casado??

    ¿Si un sacerdote se enamora depués de años de servicio casto y célibe, deja de ser menos sacerdote que otro que se ha mantenido sin enamorarse?
    ¿En estos casos, la iglesia podría darle la opción de seguir serviendole bajo la concepción de sacerdote casado. O es que el sacramanto del matrimonio es un pecado? .

    Muchos optan por llevar una doble vida, por el temor de ser rechazados. Todos sabemos que esto es una realidad que trae mucho sufrimiento.
    Dios ama la sinceridad y la verdad. Si un sacerdote católico tiene el valor de decir ante la sociedad y la iglesia a la cual pertenecen, que limpiamente se han enamorado y quieren casarse, entonces se les retira o suspenden de sus funciones. Pero si el sacerdote casado es anglicano u ortodoxo (por nombrar algunos) y dice también, libremente que quiere convertirse, se le acepta con esposa e hijos incluidos.

    ¿Por que no se tiene la misma COMPRENSIÓN con nuestros sacerdotes formados en iglesia católica? Por qué a unos se les acepta y a otros se les excluye?

    Disculpen mis dudas, sobre lo que es verdaderamente la libertad de amar. Mis respeto a todas las opiniones.

  11. Los que no lo viven logicamente no lo entenderan y daran sus razonamientos totalmente humanos. si lo vivieran lo entenderian. no especulen de algo que no experimentan. saludos desde latinoamerica.

  12. Estimado Padre:
    La doctrina de la Iglesia es mi doctrina.Sin embargo, a modo de reflexión o conversacion en voz alta, ha veces he pensado que se han perdido buenisimas vocaciones sacerdotales porque el sacerdote se ha enamorado. Quisiera que el celibato fuera opcional….eso quisiera.
    Darlo todo por Cristo, en una entrega total…….muy valioso y un signo poderoso. Me fascina el celibato como donacion total a un bien supremo
    Darlo todo por Cristo, y además formar una familia, sería también un signo también del valor de la familia.Los sacerdotes de la iglesia catolica guadalupana tienen la opcion. Ellos estan separados del Papa. Habría que preguntarles a ellos sobre su vivencia y experiencia.
    Sintesis: Debemos aceptar plenamente la doctrina de la Iglesia, y orar para que el Espíritu Santo la siga guiando.
    Amén.
    Bueno…son solo reflexiones en voz alta.

  13. DIRIGIDO ESPECIALMENTE AL “OBSERVADOR”:
    Me parece muy desacertado su comentario y hasta diría autoritario. Según su planteo hay que “vivir” aquello de lo que se opina para poder hacerlo con ¿autoridad?, por lo que… segun ud. para poder opinar sobre el celibato hay que ser célibe, luego para poder opinar sobre la droga hay que ser drogadicto, para poder opinar sobre la sobre la homosexualidad hay que ser homosexual, o sobre la prostitución hay que ser prostituta, o sobre la violencia dentro de los hogares hay que ser violento y darle palizas a todos los integrantes de la familia, etc, etc, etc…?.
    Desde luego me parece que es un comentario como mínimo, poco afortunado, dado que yo, como cualquiera, tengo tanta “autoridad” para opinar de este tema como ud.
    Le sugiero que las proximas opiniones que aporte tengan un poco mas de respeto hacia todos los que aquí humildemente volcamos nuestros puntos de vista con absoluta autoridad, criterio y reflexión.

  14. Solo quería comentar que coincido con Maria y Ely.
    Yo tambien estoy enamorada de un sacerdote, y es muy dificil esta situación, no se de que manera sobrellevarla, cuando voy a misa, me quedo mirandolo y si se acerca a saludarme me da mucha verguenza, el corazón me palpita muy fuerte, no puedo disimularlo.
    No quiero decirselo a él porque tengo miedo que se aleje de mi, o que mi reacción pueda perjudicarlo.
    El es una persona realmente encantadora, y se nota que ama lo que hace.
    Tendré que seguir callando mi amor, espero yo tambien que algun dia se me pase todo esto.
    Padre Fabian le quería hacer una pregunta, es pecado enamorarse de un cura?

  15. María, Ely y Abril, con fraternal afecto me atrevería a decirles que eso que sienten es algo así como un enamoramiento caprichoso, una jugada que les hace la tentación. El coqueteo y la seducción son parte de las actitudes culturales de los humanos, por lo que tal vez se caiga en ellos, pero de ahí a pensar en una relación… es una quimera. Ningún sacerdote que probó las mieles del buen Dios dejaría todo eso por una mujer. Aunque ellos son sacrificados en otro nivel, gozan de cierta estabilidad: tienen techo, comida, trabajo y el mejor jefe (lo aman). ¿acaso creen que cambiarían todo eso por obligaciones, cuentas que pagar, una mujer y chiquillos que mantener, y otros problemas? Me dirían: por amor sí. Pues yo creo que no. Es que el amor de Dios no tiene competencia! Ya sáquense esa idea de la cabeza con mucha oración, porque se hacen mucho daño. Todo lo admirable que ven en ellos es porque recibieron una formación para ser pastores, el seminario los prepara para eso, no para el matrimonio. Bueno, ojalá hubiera un lugar donde se pudieran preparar a los hombres para ser excelentes esposos y padres…y a las mujeres también! Un abrazo.

  16. Hola a todos, pero especialmente a Maria, Ely y Abril! Ya somos 4! Lo que contaba María describe perfectamente lo que sentía cuando me enamoré! Entonces él era seminarista, y yo catequista. No me animé a decirle nada por lo mismo que María. Tampoco él me dijo nada a mi. Cruzabamos miradas todo el tiempo, y nos moriamos uno por el otro, pero sin decirnos nada. Y nuestras vidas siguieron por separado. Se ordenó sacerdote algunos años despues de conocernos, yo a su vez me puse de novia y me casé mas tarde. Pero nunca, en todos los años que estuvimos alejados (que fueron muchos!) nos olvidamos uno del otro. Hoy hace un poco más de un año que volvimos a encontrarnos. Yo estaba separada desde hacia un tiempo. Estamos enamorados. Es muy difícil la situación para ambos. El ama lo que es, lo que hace, está comprometido con su comunidad y los proyectos, es un excelente pastor, la gente lo adora… Es cierto que tengo que ser paciente para comprender que sus obligaciones son primero, esperar que pueda y tenga tiempo, y no siempre puedo y reclamo su presencia. Es dificil para los dos también no poder compartir tantas cosas de una pareja “normal”… Obviamente son muuuy poquitos los que saben de nuestra relación… No sé como va a seguir esta historia… Lo que se es que es el amor de mi vida desde que era adolescente, y que él también me ama… Espero no ofender a nadie contando esto. Y espero que no nos juzguen mal. Les dejo saludos a todos y gracias por este espacio Fabian.

  17. Nadie te juzga, pero a los ojos de Dios y de su Palabra (que es el único juez), ¿te parece que están obrando bien y siéndoles fieles al Amor de Cristo derramado en la cruz, por vos, por mí, por nosotros?

  18. el enamoramiento puede hacernos caer en cosas de las cuales tengamos que arrepentirnos más tarde. Muchas veces no alcanza con dejarnos llevar solo por el corazón y esto vale para cualquier relación. Por ello Dios nos hizo también con razonamiento. El enamoramiento po sí solo no alcanza para hacer algo realmente sustentable.

  19. Hola a todos!!! Yo me comunique por este unico medio para contar mi intimidad que solo uds. saben. Yo creía que me había enamorado de mi cura parroco, pero creo que era enamoramiento, tal como lo dice macu el 26/4. Cuando uno esta solo y necesita afecto, amor, que lo protejan, que lo mimen, quizas uno confunde amor de pareja con el amor que dan los sacerdotes a toda la comunidad. Y creo que eso me paso a mi. Hoy puedo decir que nunca paso nada con el sacerdote y que él me brindo todo su amor de pastor y yo estaba necesitando afecto urgente y creía algo que no era, y también me sirvio para darme cuenta que lo que yo quiero es el amor de un hombre y que solo los hombres pueden dar, no digo que el sacerdote no pueda pero ellos estan para otra cosa, para hacer el bien a la comunidad. Me alegro haberme dado cuenta de esto sola y que no ocurrio nunca nada. Solo el tiempo nos ayuda a encontrar el verdadero camino. Un abrazo.

  20. María has sido muy sensata en replantearte lo que sentías, para darte cuenta de que estabas confundida. Sigue rezando para que nunca te falte claridad en los pensamientos. La oración te va a sanar e iluminar. Pídele al Señor que te ayude a encontrar “el buen amor”.¡Que Dios te bendiga!.

  21. Gracias, Macu!!! Muy agradecida por tus palabras. Creo que todos necesitamos del amor para vivir, es como si fuera el combustible de nuestra vida. Sentir que nos aman es maravilloso, es la sensación más grande que uno puede vivir, sería muy bueno que todos no sintieramos amados, con un amor sincero, fiel, verdadero……Yo soy de las que apuestan al amor un 100%, pero siempre por el buen camino, tratando de no lastimar a nadie, pero cuando se instala en el corazón hay que encontrar la manera de sacarlo si creemos que en vez de amar estamos lastimando a alguien; y en mi caso era así. Dios me guiara para que encuentre la verdad! Y que Dios te bendiga a ti también.

  22. Enamorase no es pecado pero hay que ver en quien se pone los ojos
    si yo empiezo a poner los ojos en una persona no adecuada ya sea casada o sacerdote entoces no estoy siendo prudente nadie se enamora instantaneamente, uno puede eleguir a quien mira y si esa persona es libre para asumir con respoinsabilidad de ese compromiso.
    Ahora bien con relación al amor de pareja y ese vivirlo sin genitalidad, es decir me enamoro de una persona y con tal que no tenga sexo esta bien. Bueno para empezar Dios llama al hombre y a la mujer al amor para realizars en el, no los llama para el amor platonico, es decir si alguien esta enamorada de su parroco que sentido tiene vas a poder realizar tu amor con el dificil no.
    Por otra parte para Dios todo es posible si pedimos con fe que nos ayude y nos muestre su voluntad para cumplirla El lo efectuara. Es decir si yo le pido que el me ayude con mis afectos y los diriga para el bien El lo realizara.
    Bueno a ayudar a nuestros sacerdotes con el consejo oportuno
    Bye,
    D.

  23. Yo respeto aquienes eligen libremente ser célibes para ser sacerdotes. Lo que me parece inhumano e irracional es que pongan el celibato como requisito. Yo soy homosexual y he tenido varias relaciones sexuales con sacerdotes católicos en baños saunas y cines y en lugares de retiro espiritual.Muchos obispos saben que sus curas tienen relaciones sexuales en prostíbulos o tiene amantes o concubinas pero les dicen que sean discvretos, que si desean desahogar su sexualdiad se vayan a varios kilómetros de ahí donde no los conozcan y antes que nada mientras no dejen su ministerio y no contraigan amtrimonio siguen siendo fieles a su compromiso de ser célibesm que sólo uses a la mujer para desahogos genitales (ahí se incluye a los sacerdotes homsoexuales). Por supuesto no todos los sacerdotes llevan vida sexual activa. hay alguinso que son fieles a suis votos y son felices, otros son fieles a sus votos y están amargados y sufren de alcoholismo y depresión. De hecho un joven seminarista ortodoxo estuvo muy enamorado de mi y me dijo que si yo lo aceptaba como mi pareja sería capaz de renunciar al sacerdocio y decirle a su obispo porque renunciaba al sacerdocio ortodoxo. le dije que si dios lo llamaba no me iba a interponer en ese llamado. Ahora es un hombre feliz, célibe (porque es gay) y buen sacerdote ortodoxo ruso.

  24. el celibato es un don de dios, si te sientes llamado al sacerdocio siente llamado a la vida del celibato y eso no lo entinde nadie que no tenga el espiritu de dios. jesus lo dice ahy unos que nacen, otros los hacen, y otros lo optan por el reino de los cielos.

  25. tengo una relacion con un sacerdote desde hace nueve años, y lo unico que puedo deicr es que para ustedes desde afuera parece facil, pero amar a alguien asi, solo dios sabe el esfuerzo que se hace por permanecer al lado de quien se ama por encoma de los tabues

  26. No entiendo la razòn del celibato,entiendo que Jesùs nunca pidiò a sus discipulos que lo fueran, es màs muchos de ellos eran casados y no olvidemos que con Pedro comienza nuestra iglesia,tambien Pablo en una de sus cartas la primera a Timoteo,le dice respecto a los obispos y diaconos entre otras cosas que sea "casado una sola vez" lean Primera carta a Timoteo capitulo 3.
    Solo la iglesia Catòlica lo entiende asi pues si vemos a los pastores de otras iglesias veremos que ellos si pueden casarce,si nos tenemos que remitir a lo que leemos en la biblia, no entiendo esta cuestiòn en la iglesia Catòlica, y me pregunto si esto cambiara, no serìa una forma de solucionar tantos abusos cometidos por sacerdotes.
    No digo que sea la soluciòn pero si una forma de sinceramiento por parte de la iglesia, si el celibato lo impuso un hombre y no Dios no creo que sea lo correcto.
    Igual solamente es mi opiniòn.Dios los bendiga

  27. Solamente si leyeras lo que antecede a tu comentario encontrarías bastantes respuestas a tus dudas.

  28. Hola Padre, el celibato que tema difícil de entender si no se lo vive desde la fe.Yo me pregunto estas mujeres que afirman estar enamoradas de un sacerdote, nunca se pusieron en el lugar de ellos, me refiero a los que si lo viven al celibato plenamente.¿ tuviste alguna vez que pasar por una situación de estas? termine de leer todo y se me planteo esta duda, como resuelve un sacerdote que lo vive. Gracias.

  29. Padre Fabian, mi duda continua puès para tener el espiritu de Dios no hay que ser necesariamente cèlibe,sus discìpulos no lo eran y cabe alguna duda de que en ellos habitaba el espiritu de Dios?.Se que para la iglesia es un tema dificil de tratar, pero en honor a la verdad,por que solo la iglesia Catòlica lo impone? acaso lo fueron Moisès,Elìas y tantos hombres importantes en nuestra religiòn?.
    Los pastores de otras comunidades religiosas que estan en su mayorìa casados, no son acaso considerados hombres con espìritu de Dios?.

  30. ¿De dónde sacaste que para tener el Espíritu de Dios hay que ser célibes? Con el Bautismo somos marcados con su sello (Ef 1,13). Seguramente has querido decir algo y no te has expresado bien. Escribí otro texto sobre la conveniencia del celibato desde San Pablo: tal vez te conviene leerlo para continuar la charla sobre carriles bíblicos.

  31. Padre fabian, debo haber leido un comentario al que usted no se referia, justamente por que NO CREO que haya que ser cèlibe para tener espiritu de Dios (eso decia el comentario anterior al mio)es que comento mi opiniòn.
    Por otra parte lei que usted si cree en el celibato, que "lo vive como una respuesta de amor a un Dios que lo ama y lo ha llamado a una misiòn existencial",yo creo que Dios no lo amarìa menos si no lo fuera,allì es donde radica todo la controversia de este tema,se nos inculca que leamos la palabra, pero al hacerlo no encuentro donde diga que los sacerdotes tengan que ser cèlibes, igual voy a esperar el post que prometiò y alli verè si sigo opinando igual,veo que es un tema urticante para la IC pero està bueno poder opinar con UD,eso ya es bastante.
    Me queda por pedirle por favor si podria tratar el tema del diezmo,creo sinceramente que nuestra iglesia deberìa hacer incapiè en èl,si somos realmente creyentes,tenemos que saber que diezmar forma parte de nuestras obligaciones,por asi llamarlo, no entiendo por que a nuestra comunidad no se nos inculcò la costumbre de diezmar, serà que no estamos informados lo suficiente??? personalmente creo que tenemos que dar si queremos recibir y esta es una manera hermosa de hacerlo.

  32. muy interesante… brevemente, estoy a favor del celibato, soy casado y con dos hijas… tengo muhcos amigos sacerdotes… en este año Sacerdotal hay que pedir MUCHO por ellos; ellos son el reflejo de la oración del pueblo… mi pregunta es para el P Fabian:
    el copy-paste que te pusieron arriba de la supuesta "Historia del Celibato en la Iglesia Católica" es de un sitio que se autoproclaman Future Church, Y al igual que muchos sitios que atacan a la Iglesia Católica, lanzan una serie de argumentos, supuestamente basados en Papas, Santos, Biblia, etc. El problema es que no ponen el link en dónde dice supuestamente eso, No he podido encontrar la supuesta cita de JPII de 1993; si de hecho la dijo, me gustaría leer el texto completo. bendiciones+

  33. perdón.. nuevamente yo, finalmente pude encontrar lo que al parecer estos sitios utilizan como "lo que dijo JPII acerca del celibato". No es novedad que se haya sacado fuera de contexto e inclusive modificado.

    Es de una Audiencia General del sábado 17 de julio de 1993. Auí está el link para el que quiere leer el docuemnto OFICIAL y VERDADERO de lo que en REALIDAD dijo JPII

    http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/audiences/1993/documents/hf_jp-ii_aud_19930717_sp.html

  34. Querido Padre Fabian creo que puso sobre la mesa uno de los temas mas comunes entre los laicos.
    Todos opinamos sobre ese tema en algun momento de la vida.
    La mayoria lo hacemos desde nuestra optica y experiencia de vida, desde nuestra vision de las cosas y de Dios.
    El celibato no es exclusivo de los sacerdotes.
    Todo aquel que a sido tocado profundamente por el Amor… sabe que ese Amor es Eterno y va mas alla de la materialidad de los cuerpos y de las individualidades.
    Comenzamos a amar a padres y hermanos… podemos tener un gran amor personal, pero con el tiempo la Verdad se hace presente.
    Es en la muerte de los seres queridos que tenemos la certeza espiritual que el Amor es sin medida y sin tiempos, sin limites ni discriminaciones.
    Cuando aprendemos a Amar de verdad, amamos a todos. Y a un nivel distinto, porque el amor ya no es una necesitad de alguien, es una entrega a todos los que tenemos cerca.

  35. La condición del celibato es un compromiso profundo por gracia y amor a Dios.
    No es posible comprender el amor de Dios estando con apegos mundanos, costumbre y creencias llenas de vicios.
    La oración debe ser diaria para renovar el Espíritu, quien esta realmente comprometido a esto?
    Si un sacerdote desde ante de tomar votos conoce sus compromisos hacer oración con fe y cualquier tribulacion que se presente sabe que no esta solo porque si Dios lo ha llamado esta con el.
    Si los deseos carnales son mayores, renuncia a la vocación sacerdotal y opta por el matrimonio.
    El matrimonio también ofrece compromisos en la comunidad y un sin fin de responsabilidades para comprometerse en el servicio de Dios, incluyendo claro esposa y familia.
    Porque se cuestiona lo que es claro. Dedicarse por completo a amar a todos como Cristo lo ha hecho o entregarse a la vocación matrimonial y edificar con el ejemplo y servir en familia a la iglesia.
    Porque se juzga y critica como “requisito” y ahora desean liberación sexual. Nadie puede comprender lo que es vivir el amor de Dios, sentir el llamado a hacer su voluntad sin haberlo experimentado.
    Si sabes lo que quieres, si sabes que es agradable a Dios y si te preguntas que haría Cristo en tu lugar, si haces oración y te comprometes a escuchar la voluntad de Dios, sabrás que camino tomar: ser célibe o casarte.

    Yo no baso mi criterio cristiano en lo que otros Papas han hecho, lo que los Sacerdotes pederastas han hecho o violadores, si han tenido hijos o no.
    La renovacion debe ser diaria y el compromiso autentico.
    Mi formación proviene de la comunicación con Dios, con Jesús, su Espíritu, la vida de Santos que edifican el verdadero amor a Dios.

    Oren sin cesar, sobre todo por la santificación de los Sacerdotes y por sus ministerios.

  36. Hola, yo tamb, soy sacerdote, y al leer el blog, me parecio interesante dejar mi comentario.
    La verdad el enamorarse de alguien nunca es malo; cuando se trata de un sacerdote, humanamente tampoco es halgo diferente.
    Lo unico es que como hay una prohibicion disciplinar en la Iglesia catolica, entonces se reprimen todos estos temas al respecto; pero, ya esta demostrado hasta el cansancio de que es una doctrina que no puede ser sostenida actualmente, es una discplina que no tiene razon de ser y que ademas no se puede tomar como legislacion; por que lo que no esta biblicamente y tradicionalmente avalado, entonces, no se puede tomar como norma de derecho. Asi que en mi forma de ver que bueno que la gente descubra muchas cosas en la Iglesia que no tienen razon de ser, y felicito a los colegas que han tenido la dicha de poderse enamorar realmente de halguien que si los corresponda. Bueno si halguien quiere contactarse con migo, para servirles

  37. Estimado José, aprecio tu contribución pero creo que caes en varios errores.
    1- " La verdad el enamorarse de alguien nunca es malo". Es cierto. Pero no todo enamoramiento me permite actuar en consecuencia. Un hombre casado se puede enamorar de otra mujer que no es su esposa. Eso, ¿le da facultades para que deje a su mujer y se una a otra? ¿la obra que viene en consecuencia a ese amor "prohibido" es buena solo porque hay amor de por medio? Jesús te lo respondería usando una sola palabra: adulterio. Las citas bíblicas las conocés muy bien.
    2.-"Es una discplina que no tiene razon de ser y que ademas no se puede tomar como legislacion". Tal vez subjetivamente no lo tomes como legislación, pero hay una norma de derecho positivo eclesiástico al respecto. Nos guste o no nos guste, existe esa legislación.
    3.- "Por que lo que no esta biblicamente y tradicionalmente avalado, entonces, no se puede tomar como norma de derecho". Por lo que veo, la Tradición del celibato comenzó con Juan Pablo II…
    Comparemos… El presbiterio no tiene un fundamento en dichos de Jesús. Tampoco, según parece, es propio de la primera generación cristiana. Cuando mucho, aparece en la segunda generación de cristianos, cuando la Iglesia (lentamente) comienza a organizarse (testimonio de esto son las cartas pastorales). Eso no quiere decir que no tenga fundamentos novotestamentarios indirectos o de Tradicion. Pero, según tu lógica, como el presbítero no tiene fundamentos bíblicos directos entonces no debería existir: ¿para que preocuparnos de que seamos o no célibes?
    Volviendo al celibato, que es una norma positiva de la Iglesia, tiene sus fundamentos en la vida de Cristo célibe y en palabras suyas y, también de San Pablo. No te pongo las citas porque seguramente las conoces mejor que yo. Hay un comentario mío a las palabras de Pablo en otra entrada sobre este tema. A eso me remito.
    4- "Felicito a los colegas que han tenido la dicha de poderse enamorar realmente de halguien que si los corresponda". Frente a este comentario, mi padre espiritual me preguntaría: ¿Cómo anda tu primer amor? ¿y tu intimidad con él en la oración?

  38. Muy bien Fabian, gracias por responder a mi comentario, aunque yo tarde algun tiempo para poder encontrar el mismo sitio, ahora pedo agregar otro comentario si me lo permites.
    Tu primera tesis: "un hombre casado se puede enamorar de otra mujer que no es su esposa?, le da facultad para que deje a su mujer y se una a otra?…
    Pues mira si estudiaste un poco de moral, te responde que eso que dices es positivo: si se consuma es igual a aduelterio.
    Pero entonces tu respuesta, tiene una afirmacion implicita, esto es: el matrimonio es por lo menos equiparable al celibato; digo por lo menos por que, la misma legislacion en algunas ocaciones ha afirmado la superioridad del celibato sacerdotal sobre el matrimonio; pero aquella cita segun la cual "seran como los angeles", que tambien conoces muy bien, tambien esta demostrada exegericamente que nada tiene que ver propiamente con el celibato: y entoces, cuando al celibato se le equipara al matrimonio, no es cierto que se le esta dando un valor que no tiene en la misma Biblia?
    Por eso esa misma confusion la derribo el mismo JP II, diciendo que el selibato sacerdotal no es de institucion divina, como el matrimonio; ahora si tu dices que es halgo mayor lo que es de ley divina que lo de ley eclesiastica…nadie te lo va a creer, pero si es enñanar a mucha gente al respecto.
    Con la otra afirmacion de la institucion del presbitero, me parece que tampoco hay razones objetivas para tu respuesta: Hay que valorar de la ordenacion, lo fundamental, la elecccion a su servicio, pero eso del sacramento esta por verse como lo sabes; sin embargo tambien avalar el orden por una legislacion aunque sea solamente eclesiastica, equivale a darle solamente una figura de institucion solo de derecho, mas no de hecho: solamente como un funcionario en la institucion, y no una eleccion que viene de lo alto. Por eso el Sacerdocio, no se puede limitar a una insitucion ni del Papa ni de los obispos.
    Por favor, tendrias que decirle a tu padre espiritual que hay que quitarle lo mitico a los terminos: "primer amor", "se caso con la Iglesia", por que entonces se quiere seguir estando en la ilusion, eso tien solamente un sentido metaforico, pero no expresan toda la realidad completa.
    Da bastante pena cuando a veces la misma Jerarquia cuando en cuestiones como p.j, que si el sacerdote se enamora de una mujer, se exprese como que es un alto porcentaje de inmadurez, desde cuando que el hombre sienta halgo por una mujer, es solamente de los maduros, no es peror que sientan por el mismo sexo opuesto halgo, eso si es una disfuncion afectiva y emocional.
    Todas estas cosas nosotros los sabemos; pro lo que yo no estoy de acurdo es seguir engañando al pueblo de Dios sobre estos temas, me pregunto si los santos pensarian igual.
    Es un hecho que los casos recientes de Milingo, Cutie y otros es una llamada de atencion para la gerarquia en primer lugar, pero para toda la Iglesia en genearal.
    No creas que por el hecho de que los sacerdotes vivan reprimidos, y no me refiero solo sexualmente, sino lo que es mas elevando su afectividad, y su necesidad de compartir su comunicacion espiritual con otra persona, entonces eso lo haga mas santo. NO, una cosa es que se sienta santo, monje, religioso, o cura, como sea; pero otra cosa es que en realidad lo sea.
    Y de la oracion,eso es un tema muy aparte, no hay que mesclar las cosa, he. Es halgo que todos debemos de cultivar, pero esto es otro tema, y precisamente si haces oracion con humildad y dejas que su Espiritu Ore en ti, entonces, comprenderas muchas cosas, en la libertad del Espiritu.
    QUe Dios bendiga a todos los hombes y mujeres que luchan por la verdad.

  39. Padre Fabián:
    Puedes publicar citas bíblicas que se demuestren a favor del celibato?
    Muchas Gracias.

  40. Germán: encontrarás citas bíblicas en el documento al cual enlaza este post. Por si no te diste cuenta, te vuelvo a poner el enlace: http://www.celibato.org/magisterio/sacertaliscoelibatus.htm
    También en uno de los post relacionados hay un comentario mío a alguna cita bíblica. Por si te cuesta encontrarlo, te lo copio aquí: http://padrefabian.com.ar/2007/03/el-celibato/
    Creo que con eso tendrás bastante lectura bíblica para satisfacer tu curiosidad.

  41. Muchas gracias por la rapidez. Tengo que participar en un debate para el colegio, en el que represento la postura a favor del celibato. Me puedes ayudar con breves posturas?

    Muchas gracias.

  42. Si, como no. Simplemente leé los link que te reconmendé. Allí está lo que buscás.
    (Una recomendación: en la vida nada se logra sin esfuerzo)

  43. yo pienso que dios por algo nos dió libre albedrío. entonces cada quien elige hacer lo que mejor le parezca, y el celibato debe ser no una norma sino una opción, soy católica y si el celibato no fuera una ley la iglesia estuviera regida por muchos más hombres que la conducirían aún mejor quizas. Y tendría un gran incremento.
    Soy de el salvador y aquí en mi país existen muchas iglesias evangelicas y protestantes. Entonces porque no nos ponemos a pensar la razón del porqué gran cantidad de católicos deciden unirse a otra iglesia, o porqué los otros las prefieren??

  44. Macu:
    Según tu planteo: "Aunque ellos son sacrificados en otro nivel, gozan de cierta estabilidad: tienen techo, comida, trabajo y el mejor jefe (lo aman). ¿acaso creen que cambiarían todo eso por obligaciones, cuentas que pagar, una mujer y chiquillos que mantener, y otros problemas?"
    Me surge un pregunta: ¿estas son "las mieles del Buen Dios" al que te referís?, ¿este es el "amor de Dios" que no tiene competencia?
    ¿Una seguridad y estabilidad que a su vez tiene como precio la soledad emocional de la persona?.
    Estas palabras tuyas yo diría que son palabras de alguien que "no conoce el amor auténtico" por lo que no me extraña que juzgues con ligereza el estar enamorado de otras personas.
    María, Ely, Abril y tantas otras son personas de carne y hueso que se enamoran de personas de carne y hueso, en este caso de sacerdotes, que a su vez también son personas igual que vos y que yo. Está bien que lo hagan, tiene todo el derecho de hacerlo y es una pena que lo sufran.
    Si el amor de Dios no tiene competencia, ¿que hacemos entonces?, ¿nos enamoramos todos de Dios y a los que tenemos al lado que los parta un rayo, sencillamente porque no son suficientemente buenos "amantes" como Dios lo es?, y luego Dios, ¿para que nos dió el "Don del Amor"? entonces. La gente que se enamora, como por ejemplo tus padres, ¿tienen un "amor de segunda" entre ellos ?.
    Dejemos de dar respuestas "Divinas" a las cosas humanas, dejemos que la gente se enamore que es sano y es bello, dejemos de juzgar a los que se enamoran y hagamos más el amor.
    No encerremos el amor en una jaula, no le pongamos "condiciones".
    Vivamos y dejemos vivir.
    Ni siquiera la oración puede, ni el tiene derecho de apagar el amor.
    Si conocieras un poquito, solo eso, estos sitios "donde se forman pastores", sus formadores, y sus obispos, dejarías de pensar como piensas.
    Fijate si el seminario los prepara bien para el sacerdocio, que algunos hasta pareciera que tienen puesto su corazón en las "estabilidades" a las que te refieres y otros, por el contrario sufren amargamente.
    "Por sus frutos los conocerán…"

    Fabricio

  45. Macu…
    cuando dices: "la oración te va a sanar e iluminar"…, te recuerdo que María no estaba ni enferma, ni ciega…,
    solo estaba enamorada…

    Fabricio

  46. Si vos escucharas a la gente hablando de él!! Como lo quieren y respetan y agradecen todo lo que hace en la comunidad, lo compañero que es con ellos, como quisieran "que no lo manden a otro lugar al padrecito, que dure mucho tiempo acá, que es tan bueno con nosotros" … No sabes lo dificil que es para mi! La verdad es que no soportaría verlo triste y frustrado el resto de su vida por quedarse al lado mio, aunque me ame. Y no queremos renunciar tampoco a nosotros… Yo estoy orgullosa del hombre que es! Te aseguro que cumple con todo lo que tiene que hacer sin peros. Jamás deja de hacer algo por quedarse conmigo, antes que nada está su capilla, su gente. Yo no siento que este obrando mal, perdón por mi sinceridad. Estoy siendo fiel al amor que siento por él, y por Dios también. Y no es lo mismo que amar a dos personas, por favor no lo compares con eso, como leí en un comentario más arriba. Gracias nuevamente por este espacio!

  47. Ay "enamorada", la que debes estar pasando vos y tu "amor ¿prohibido?", es una verdadera putada.
    Me parece algo absolutamente injusto no poder vivir el amor con absoluta plenitud y me parec descabellado que quienes prohiban esto, sean los mismos que se llenan la boca ablando del amor de Dios. Estos mismo a su vez se toman la libertad de proclamar quien es digno y quien no de "formar parte de la Iglesia de Dios"…, en fin…
    No juzgo a quien defiende "su" celibato sacerdotal, como el Padre Fabian y tantos otros, como tampoco juzgo a quienes desean vivir plenamente como personas, sin necesidad de hacer un ejercicio constante de "sublimación" racional, para sentirse plenos y se atreven a amar libremente y sin prejuicios.
    Un sacerdote ante todo es hombre, y por ello tiene derecho a ser un hombre pleno y a experimentar el amor sigular que solo otra persona le puede dar.
    Amar y ser amado, ¿que tiene de malo eso?.
    ¿Cuando vamos a aprender a no juzgar al otro?, a ¿no condenar inhumanamente a los demás "con la Biblia en la mano"? porque esto también, señores, es "usar su Santo nombre en vano".
    Lamento mucho, de verdad que tengan que vivir su amor de esta forma, "Enamorada", pero no renuncien a ello…, no renuncien al amor que se tienen y que se dedican. Eso es lo que nos hace mejores personas, día a día.
    No esperes que nadie los juzgue mal, porque seguramente muchos lo harán, solo que…, no permitan que eso les afecte, no den importancia al juicio de los demás, ignorenlo y vivan su amor con la mayor plenitud posible que es el regalo mas grande que Dios nos ha dado.

  48. "Enamorada", si él te ama de verdad, se quedará a tu lado, Si el siente que el amor que ambos se dedican los hace pleno, no sentirá ninguna frustarción, sencillamente porque lo que nos frustra es "no sentirnos amados ni poder amar".
    No cometan la injusticia de renunciar a uds., sean felices amandose como dos personas normales que tanto se quieren y se respetan. No están obrando mal, sencillamente se están amando y eso es maravilloso. Y por último, el mundo no se termina si se abandona el sacerdocio, gracias a Dios hay millones de trabajos tan o mas dignos que el ministerio sacerdotal y que dan mas frutos. Sobre todo, lo que lo hará mejor persona no es que sea o no sacerdote si no, que sea o no buena persona.

  49. Estoy subiendo algunas entradas sobre el hijo prodigo. Creo que en su esencia, podría ayudar a entender lo que plantean Fabricio y enamorada ("malgastó sus bienes").
    En la vida hay momentos en que se hacen opciones fundamentales a las que, luego, hay que ser fieles. Si relativizamos todo, entonces el sacerdocio se transforma solamente en un "trabajo" y, por eso, incomprensible en sus cuestiones prácticas.

  50. Padre Fabián:
    Antes de responderte quiero dejar bien en claro que respeto profundamente tu voluntad como la de tantos de abrazar el celibato ya que soy partidario de que debe tratarse de un opción y no de una obligación.
    En este punto te diría que hasta sería mas honroso aún, por parte de quien lo escoja para sí como tu, por ejemplo, si el celibato fuera optativo y no por el contrario se viera obligado a vivir de esta forma: célibe.
    Dicho esto, también agrego que para nada considero que la parábola del hijo pródigo y su enseñaza sean aplicables para nuestros planteos, ya que considero que en todo caso, no desarrollar la capacidad humana y divina de amar es, realmente, "malgastar los bienes" que Dios nos a dado a todos sus hijos.
    Creo, también que la opción fundamental en la vida de todos es solo una: Ser felíz o no serlo. El resto son solo medios para llegar o no a esta meta última. A lo que agrego que el amor es el bien fundamental que Dios nos ha dado a todos para poder ser felíz. Por lo que, no amar, eso si que es malgastar nuestros bienes y prohibir deliberadamente a otros que puedan experimentar la maravilla de amar y ser amados es sin duda alguna, el pecado mortal mas grave que jamas se haya cometido: impedir amar, impedir ser felíz a los hombres.
    Para nada relativizo el sacerdocio, solo que considero que todo el género humano es sacerdote, hombres, mujeres, niños de toda clase, raza y condición y agrego que, como sacramento, no puede ser excluyente ya que ningún otro sacramento lo és, porque si así lo fuera (excluyente) ¿sería sacramento?.
    Creo que la iglesia católica se esfuerza por conservar costumbres que son anacrónicas y desde luego, nada compatibles con los tiempos en los que vivimos. Claro que ha ido progresando, ya no tortura ni tiene ejercitos como en la edad media pero esto no basta, hay que seguir "agiornandola". Por el contrario, si así no lo hiciera, serán los "signos de los tiempos" los que hablen por si solos. Ellos serán los que realmente nos transmitan la voluntad de Dios que por otra parte ya lo están haciendo, solo basta mirar los números de ingresos a los seminarios, monasterios, órdenes religiosas, los abandonos de ministerios.
    El sentido común no está hablando…, esta gritando. Aunque creo que si sería aplicable para la jerarquía eclesiástica, la que no esta cerca del pueblo de Dios, por lo tanto que no lo escucha aquello de que: "Viendo la dureza de su corazón, el Señor los abandonó a su propia suerte…".

  51. "Malgastar los bienes" es tener la capacidad de amar y no hacerlo. Y lo que es un terrible pecado mortal es impedir a otros experimentar el amar y ser amado por un amor personal e íntimo que solo otra persona te puede dar.
    La opción fundamental de toda persona es Ser felíz o no serlo y es ahí donde el sacerdocio es un camino mas para alcanzar tal meta, que por otra parte se trata nada mas y nada menos que vivir en plenitud el mandamiento mas importante que Jesús nos dió: El mandamiento del amor.
    Respeto tu voluntad de ser célibe pero critico que se trate de una obligación y no de una opción.
    Y por último, todos los bautizados somos sacerdotes, ¿o no?.

  52. Fabricio: vos alababas a un sacerdote que lleva doble vida. A eso es lo que me refería cuando aconsejé leer lo que había escrito en "malgastó sus bienes". Y sigo aconsejando su lectura.
    El sacerdocio, o se entiende como una opción de amor a Cristo y la construcción de su Reino, o no se entiende. Por eso, cuando uno deja un amor por otro (o lo comparte) no se lo puede alabar. Es así en todo orden. Para comparar, en el matrimonio uno hace una opción de amor por otro, y esa opción, si es en verdad amor verdadero, no tolera el compartirlo con otro: esto último es degradación del amor primero.

    Te cuento que estoy en una arquidiócesis de 600.000 habitantes en la cual somos 150 sacerdotes diocesanos y más de 40 seminaristas mayores. Por eso no te puedo entender el hecho de que por el celibato no haya sacerdotes ni vocaciones. Cuando Jesús pasa a ser parte de la vida del joven, la opción de la consagración (sacerdote/religioso/religiosa) no es lejana. Y el celibato (o la virginidad consagrada) no se vive como un obstáculo para abrazarla. Simplemente es parte del discernimiento que hay que hacer, un punto más de los tantos que hay considerar para abrazar este estado de vida. Y, si uno ve que no puede ser… puede ser laico consagrado, diacono permanente o el camino que uno discierna para la propia vida (no seamos clericales, porque parece que el sacerdocio es el único medio de realización vocacional). A veces las cosas no son como me gustaría sino como la Realidad me las presenta (y puse Realidad con mayúsculas porque en los hechos y las mociones también el Señor nos sale al encuentro y nos habla).

    ¿Signos de los tiempos? ¿No te parece una respuesta profética para el mundo hedonista una vida celibe? Como diría Jesús, no todos lo pueden comprender, el que pueda entender que lo entienda. El celibato es signo de contradicción para un mundo que hace del placer el primer principio de la vida. Por eso se cuestiona tanto: porque cuestiona la propia vida y la escala de valores.
    ¿Vivir sólo para Dios? Imposible para muchos.
    ¿Imposible?
    Mirá entonces a la monjita o el cura…
    ¿a esos?…
    si, a esos.
    Pero esos son unos reprimidos que tienen doble vida, sino que me decís de (y aquí comienza el rosario de las mezquindades, dobles vidas o desastres que hacemos algunos consagrados). Conclusión: los signos de los tiempos dicen que se debe abandonar el celibato para vivir plenamente feliz.
    Jeje… se podría decir que, cuando se llega a esta conclusión es que…"Viendo la dureza de su corazón, el Señor los abandonó a su propia suerte…".

    Todos, a causa del bautismo, somos "nación santa, pueblo sacerdotal". Tenemos el sacerdocio común de los fieles por el cual consagramos el mundo a Dios e intercedemos por la salvación de todos. El sacerdocio ministerial es diferente, no solo en grado sino en esencia. Para más datos, consultá el catecismo.
    Aunque esto te escandalice, los sacramentos no son para todos. En primer lugar, son para quienes quieren recibirlos y están en condiciones de recibirlos. Por eso, son excluyentes para aquellos en los cuales no hay determinadas condiciones. Un divorciado no se puede volver a casar, un paranoico no se puede casar… (y los ejemplos podrían ser muchísimos, basten estos para comprender lo que se quiere decir y el error de tu proposición).

  53. Sabes, yo compartí con un sacerdote 4 años de su vida, compartí, trabajos, reuniones, alegrías y tristezas, al año me di cuenta que algo me pasaba, comencé a notar en él todas las virtudes que en algún momento me había imaginado que debería tener el hombre del cual me podría enamorar, honesto, trabajador, sincero, un buen hijo, una buena persona. Ahora hace un tiempo largo que no lo veo, mis sentimientos no han cambiado. Con el tiempo entendí, que no existe mujer en el mundo, que puede reemplazar o competir con ese amor maravilloso y eterno de nuestro amado Jesús. Nunca hubo reciprocidad de parte de él, esta entregado de cuerpo y alma a Nuestro Señor, es feliz junto a Él y yo lo entendí. Es por esa felicidad y la paz de su corazón, que pido todas las noches y también pido perdón por este sentimiento que no corresponde tenerlo.
    Cuando leí, lo que escribiste pensé, serán felices realmente? Sos feliz compartiéndolo? Y él con su corazón dividido entre dos amores como se sentirá? Es complicado…no te juzgo, pero creo que una prueba de amor sería blanquear totalmente esta situación, y si no entendí mal lo que quisiste decir que ya no eran dos, es que hay un hijo de por medio. Si es así, ese hijo se merece una familia, de padres presentes siempre. Perdóname si en algo te ofendí, no fue mi intención. Que algún día puedan encontrar la felicidad completa y la paz de sus corazones.

  54. ¿¿No corresponde tenerlo?? ¿Por queeee? Los sentimientos no son pecado! Ni siquiera los malos sentimientos! Siempre que no se lastime a nadie por supuesto! El amor es el sentimiento más sublime que Dios creó en nosotros! Amo a este hombre, que es mi compañero, soy feliz de haberlo encontrado, y de poder por fin vivir este amor que nos tenemos! No te niego que es difícil compartirlo, pero se lo importante que es para él el ministerio, lo que su corazón siente, y lo apoyo cuanto puedo! ¿Y a quien hacemos mal?
    No me digas que no soñaste con una mirada complice, que te dijese que tu amor sentia lo mismo que vos, con un beso, con una caricia… ¿Y si hubiese sentido lo mismo?(que no sabemos si no lo sintio ó siente!), ¿hubieses dicho NO! NO CORRESPONDE!? Tal vez… Yo enamorada y todo como estaba de quien es hoy el papá de mi hijo, renuncie a ese amor, lo deje ir, ME CASE CON OTRA PERSONA!!(que fue a la única que lástime, a parte de mí) sin dejar jamás de pensar en él… Por más de 17 años traté de acallar lo que sentía! y no pude! Hoy soy feliz, sí! Y mi hijo es lo más hermoso que tengo y lo que más amo en esta vida! Somos una familia grande por mi lado, y parte de su familia lo sabe también, y si bien no podemos vivir este amor con total libertad y plenitud, mi hijo tiene una familia! Su papá lo acuna, lo cambia, lo baña, le da de comer, lo llena de besos, juega con él! Algunas veces no está, y es un poco difícil, pero hay otros que también lo necesitan!
    No me ofendes! espero no estar ofendiendote a vos, ni a ninguno de los lectores.
    Gracias una vez más a vos, a Fabricio y a padre Fabián por supuesto! Saludos a todos!

  55. A esas preguntas y muchas otras nunca voy a tener una respuesta. Que sean muy felices, un abrazo.

  56. Hola Padre Fabian, este es un tema tan lindo y a la vez tan delicado, porque no es fasil hablar del amor. Enamorarse no es pecado, solo hay que ver de quien. Hace 8 meses nuestro parroco dejo el celibato, se fue con una mujer. Yo con el profundo amor que sentia por el, le dije que si era su decision nada se podia hacer, pero que jamas olvidara que estuvo y estara casado por siempre con su eleccion primera, amar a Cristo. Yo siempre le deje que lo amaba, pero como Jesús me habia enseñado a amarlo.
    Por eso hoy respeto su decision y solo espero que algun dia se de cuenta que no hay mayor amor que el de Dios. Espero que vuelva, ya no sera ha esta parroquia, pero espero que Jesús toque su vida sacerdotal de nuevo. Y a esa mujer no soy quien para juzgar ni criticar, no estoy excenta de las tentaciones de la vida y del mundo. Gracias Padre Fabian y seguire rezando por usted y todos los sacerdotes. Un abrazo y bendiciones para todos los que han opinado en esta pagina.

  57. Es un tema dificil, complicado, todos tenemos opiniones distintas en cuanto a esto, y en mi experiencia personal solo puedo agregar que sigo enamorada de mi parroco, muy enamorada de este, para mi, hombre como cualquier otro.
    No creo que sea un pecado, a mi entender enamorarse nunca es un pecado, uno no manda sobre el corazón, se enamora, pasa y punto. El no lo sabe, nunca se lo he dicho y no se si me atrevería a decírselo, me da pudor, y tengo miedo al rechazo, voy a misa, pero no participo, es decir no me confieso y por ende no comulgo tampoco, no me atrevo a confesarme, no podría mirarlo a los ojos y decile "me gustas" o "estoy enamorada de vos".
    La situación a veces es insostenible, yo creo que es fácil opinar desde afuera, hasta que a uno le pasan estas cosas.

  58. OBJECIONES CONTRA EL CELIBATO SACERDOTAL (09-may-2007)

    En el sexto párrafo…

    Textualmente dice” No faltan tampoco quienes están convencidos de que un sacerdocio con el matrimonio no sólo quitaría la ocasión de inidelidadess, desórdenes y dolorosas defecciones, que hieren y llenas de dolor a toda la Iglesia, sino que permitiría a los ministros de Cristo dar un testimonio más completo de la vida cristiana, incluso en el campo e la familia, del cual su estado actual los excluye”

    Mi pregunta es simple y clara: ¿Con el simple hecho de casarse el candidato a sacerdote o sacerdote consagrado…vamos a cambiar la historia y de los miembros de la santa iglesia católica? ¿El hecho se ser sacerdotes-casados, no habrán diferencias con sus parejas…infidelidades, desórdenes, escándalos, celos, divorcios, abortos etc. etc. etc.? ¿Cómo se mantendrá esa nueva familia, económicamente hablando, la alimentación, la salud, la educación, etc.?

    La crísis actual, no se debe al “celibato sacerdotal”, se debe a la falma de vocaciones, las que deben inculcarse en el hogar, el cologio, las parroquias. El tema es serio, y por eso hay que tratarlo con seriedad.

    Para mi el Celibato sacerdotal es un esntrega total a Cristo, por amor.

    Atentamente,

    Alejandro

  59. Comparto plenamente tus palabras. Tal vez no te diste cuenta que son palabras de Pablo VI en el documento en el cual el presenta al celibato como un valor positivo y necesario. Es interesante que el Papa haya comenzado indexando todos los argumentos en contra que existían en el momento, y que todavía existen ahora. Pero luego continúa descabezando esos argumentos desde la sana doctrina y la tradición católica. Te invito a que leas todo lo que hay en el link que está al final. Yo adhiero a eso.

  60. Anoche escribí acá una hermosa reflexión, bueno hermosa para mi, vos sabes Padre como pienso, pero el Señor quiso que se me esfumara, no se lo que pasó. Bueno esperare otro momento, quizas con mas calma, porque hay cosas que me sacan, no por que las diga cualquiera sino por quien las dice. Acá tengo mucho tiempo para pedirle a Dios cordura así que así lo haré . Bendiciones

  61. Hermanito querido, de verdad si no queres creerme bueno peor para vos. No lo borré lo mandé pero la conexión acá se corta por momentos. Aunque me parece que hubo una magia particular,jajajaja…la pantalla se puso blanca y yo desesperada queria encontrar lo que habia escrito y no hubo forma….que pensé¡¡¡¡¡ es de Dios !!!!! y asi lo tomé y me fui a dormir. ¿Te imaginas cual de los comentarios me saco mal? si no te das cuenta es que no me conoces jajajaja…..!!!!!!
    Acá llueve lentamente especial para comer unas tortas fritas…que pena no las puedo hacer. Cuando vaya por unos dias te aviso y charlamos mates de por medio. Adios

  62. hola padre fabian me gustaria poder hablar con ud por medio de algun correo electronico tengo muchas preguntas que me gustaria ud me responda..porque he tenido una situacion muy delicada con un sacerdote y creo ud puede ayudarme a entender nuetra situacion la cual he respetado por ser el sacerdote jesuita

  63. padre fabian estoy en una situacion parecida a la de ENAMORADA..solo que yo lo he dejado ir porque su amor de el es mas grande hacia dios que hacia mi..y el amor de dios es infinito he incomparable..pero el dolor de amarlo es muy grande para mi..

  64. No estoy de acuerdo con el celibato, es antinatural, causa demasiado dolor y se por algunos sacerdotes que no guardan la castidad porque es imposible. Hemos querido ver a los sacerdotes como super hombres y no es asi, son hombres, y tienen sentimientos aunque intentan quitarselos, y se enamoran, y hay mujeres que se enamoran de ellos y pudiendo ser felices son muy desgraciados, esa soledad es terrible. No hay razón ninguna para que la iglesia católica se empecine en esa postura que nada tiene que ver con Jesús y si con sus intereses. ¿No hay ninguna forma de romper ese muro y hacerle llegar a esa Jerarquía obsoleta su error, gravísimo error?

  65. Miguel…
    ¿sabías que Jesús fue célibe?
    San Agustín, luego de su conversión, tambián fue célibe…
    San Francisco de Asís tambián fue célibe…
    San Ignacio de Loyola tambián fue célibe…
    El Santo Cura de Ars tambián fue célibe…
    Y la lista podría ser muy, muy larga: no nos mires a los pecadores para evaluar algo. Mirá a los santos (y al “fundaddor”) y entenderás lo que no puedes entender.

  66. La realidad aunque cueste a mucho fue buscada en bien, se decidio la Castidad como parte primordial del Sacerdocio debido a que los Cleros(Obispos y Cardenales) de entonces estaban desviando su verdadero proposito de fé, y se dedicaban más a sus familias y a crecer economicamente.
    La castidad no se encuentra registrada en la Biblia como décreto o requisito para ser Sacerdote, pero muchos se basan en las palabras dirigidas de Pablo (Saulo), quien decia que si podían estar como el (Sin mujer) seria mejor, esto dirigido a los que estarian llamados a llevar la palabra en esos días. Que Dios decida, mediante la conciliación de su Iglesia. Es mi propia perspectiva. Hasta pronto.

  67. Buenos días

    Todo esto que han tratado es muy interesante, solo quiero hacer un paréntesis…Entonces porque existen “sacerdotes” que no guardan el celibato, la santidad y ni siquiera saben ser hombres verdaderamente, hieren y lastiman a las mujeres, se burlan de ellas, predican el amor, el respeto, los ,miles de valores y ellos, que es lo que hacen, dañar, matrimonios, relaciones, pensamientos, sentimientos, entonces omo se llama eso, o que es eso, son sacerdotes, saben lo que quieren, saben para donde van, a parte tienen hijos o dejan hijos regados y tampoco los reconocen…. no entiendo, que es esto, para donde van, porque la iglesia, porque sus directivos a un sabiendo les permiten seguir en esta vida, haciendo tanto mal, por favor aclaremen.. Para contactarme esta dirección de correo es del facebook, el correo me lo jakearon.

  68. Como diría San Pablo, es el “misterio de la iniquidad” (2 Cor 2,7) que está actuando. Y San Juan lo pone claro:
    “¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente. Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a él. Queridos míos, desde ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos no se ha manifestado todavía. Sabemos que cuando se manifieste, seremos semejantes a él, porque lo veremos tal cual es.
    El que tiene esta esperanza en él, se purifica, así como él es puro.
    El que comete el pecado comete también la iniquidad, porque el pecado es la iniquidad. Pero ustedes saben que él se manifestó para quitar el pecado, y que él no tiene pecado. El que permanece en él, no peca, y el que peca no lo ha visto ni lo ha conocido.
    Hijos míos, que nadie los engañe: el que practica la justicia es justo, como él mismo es justo.
    Pero el que peca procede del demonio, porque el demonio es pecador desde el principio. Y el Hijo de Dios se manifestó para destruir las obras del demonio.
    El que ha nacido de Dios no peca, porque el germen de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque ha nacido de Dios. Los hijos de Dios y los hijos del demonio se manifiestan en esto: el que no practica la justicia no es de Dios, ni tampoco el que no ama a su hermano.” (1, Jn 3,1-10)

    Se que hay algunos malos ejemplos entre mi gremio. Lo reconozco y me da verguenza.
    Pero que el árbol no te impida contemplar el bosque; porque la inmensa mayoría de los sacerdotes somos lo mismo que vos y que el Papa Francisco: “simples pecadores” que desean convertirse. Yo también me confieso, porque caigo y quiero crecer.

  69. Hola padre fabián, que gusto encontrar a un sacerdote que debate abiertamente.
    Pienso que la historia de la Iglesia está bastante manipulada. El celibato fue un dogma muy posterior a Jesús, pues hay evidencia, en la misma biblia, que varios de los apóstoles de Jesús tenían esposa. Después hasta el siglo IV, realmente no surgió el tema del celibato, y no fue nada menos que hasta el el concilio de Letrán (siglo XIII) que se impuso como dogma. Realmente, antes del siglo IV y después, se podía tener esposa y seguir ejerciendo de sacerdote perfectamente. Esto lo digo a nivel histórico, no la historia que nos vende la iglesia que acomoda todo a su gusto.
    La iglesia ortodoxa (sin ser yo partícipe) pienso que está más cerca del camino al permitir que el sacerdote sea casado. Ya grandes padres del cristianismo, como San Agustín, decían que el matrimonio y la sexualidad era algo sagrado, y que es posible dominar los instintos y manejar la líbido, de manera que ésta sea favorables al Alma y no al revés. Es decir, el sexo es un arma de doble filo, depende de como se viva puede engrandecerte o humillarte y dejarte hecho un gusano.
    Ya no saquemos, claro está, los textos de naghamadhi (fechados en el siglo II), perteneciendtes a las primeras comunidades cristianas, y que tienen, por tanto, la misma validez que los evangelios canónicos, o incluso más porque no pudieron ser manipulados, escogidos o tergiversados con sucesivas reediciones (como pasó con las biblias). En esos textos, que no convienen a la Iglesia, hablan del matrimonio sagrado, de los secretos de la cámara nunpcial, como camino para llegar al Padre. Esto, claro está, escandaliza al clero y buscan subterfugios en la mente con tal de no enfrentarse el grave problema en el que está basada la Iglesia.
    En ortras religiones y culturas, como la oriental, no se ve la sexualidad como algo tan sucio, ni tampoco se vive de forma perversa, sino que se la une al camino espiritual puesto que no es posible que se viva la sexualidad como algo ajeno a Dios cuando es él quien nos ha creado. Evidentemente, la sexualidad tiene una función muy superior a la que se le ha dado, pero por supuesto no es la sexualidad tal y como la ve la persona vulgar de la tierra, que está lleno de lujuria y perversidad, sino que es un camino de perfección del Alma que requiere mucho trabajo sobre si mismo hasta lograr la disolución completa del ego animal, o pecado original. Por tanto, no es evitando o reprimiendo el problema como se trasciende, sino viviendo desde la conciencia, de manera pura y recta lo que antes hemos vivido de formas decadente y perversa.

  70. pecadores?? TÚ LE LLAMAS PECADO A ENAMORARSE? obvio que eres un retrógrado como los que instauraron el enfermizo celibato.Yo fui pareja de un sacerdote y hoy ex-sacerdote, que tuvo que dejar su vocación por este precepto anti cristiano, y el sufrimiento fue demasiado, tanto para él como para mí. Me compadezco de todos aquellos que sufren debido a este precepto absurdo, y antinatural.No hay tanta información de los evangelios y de la vida de los santos como para saber quién fue o no célibe. Se manipularon mucho todos esos documentos antiguos, así que probablemente la realidad está tergiversada. Si el amor es pecado, entonces creer en dios mismo también lo es. Pobre de ti por pensar así. Me compadezco de ti,”fabián”

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí