Nuevas perspectivas sobre el problema del aborto

380

Hay que tratar que el pueblo no sepa de que se trata: por eso suspendieron el tratamiento en el Congreso hasta después de las elecciones de octubre. “No vaya a ser que la cosa nos piante los votos que ya tenemos…” pensaron más de uno. Pero el tema sigue allí… latente. Un terrible comercio de seres humanos bajo el pretexto del derecho al propio cuerpo o una libertad en las consecuencias no queridas por una causa “exitante”.

Me han compartido un texto muy interesante del “Centro de bioética Persona y Familia”. Aquí pueden ver quienes lo integran (hay cuatro de mi patria chica). Una síntesis, que prologa el texto que lleva como título el mismo de este artículo, dice (las negrillas son mías):

I. La experiencia internacional demuestra que la legalización del aborto no soluciona la mortalidad materna. La respuesta a este problema consiste en mejorar el tratamiento de complicaciones obstétricas, los cuidados y controles prenatales y un acompañamiento sanitario, social, económico y psicológico de la mujer y su hijo por nacer, a fin de garantizarle a ambos el máximo nivel de salud.

II. Se afirma que en la Argentina se practican alrededor de 500.000 abortos al año. Esta cifra es desproporcionada e inconsistente con las estadísticas vitales de nuestro país. Según estudios científicos validados por un equipo de expertos la cifra de abortos por año no supera los 48.000.

III. No existe un derecho al aborto en el sistema internacional.

IV. La legalización del aborto significa una radical forma de discriminación de los niños por nacer que sufren malformaciones, quienes son eliminados en casi el 90% de los casos detectados.

V. La legalización del aborto significa un quiebre en la coherencia del sistema punitivo del Código Penal, de tal modo que la vida como bien jurídico queda relegada en su protección ante bienes como la propiedad o la seguridad.

VI. La problemática de la pobreza no se soluciona con la eliminación de los niños pobres, sino con una respuesta integral que garantice sus derechos humanos fundamentales.

VII. El aborto libre conduce a un incremento de las presiones sobre la mujer que quiere llevar adelante el embarazo, desde la perspectiva que si es su opción abortar o tener al niño, entonces es su problema.

VIII. En la India, el aborto ha dado lugar a una eliminación sistemática de niñas, que produjo un preocupante desequilibrio entre varones y mujeres en la población de entre los 0 y 6 años.

IX. Entre las consecuencias no previstas del aborto libre se encuentra la mayor presión sobre el médico, quien podrá enfrentar presiones para recomendar estudios genéticos prenatales o incluso el mismo aborto.

X. La legalización del aborto introduce distorsiones en el derecho de familia en relación al ejercicio de la patria potestad, que es conjunta y comienza en la concepción, y los fines del matrimonio.

El texto completo lo pueden leer desde aquí. Vale la pena, porque en esto debemos dar razones de nuestra esperanza. Pero no de la “esperanza cristiana” solamente. Sobre todo, y frente a los no creyentes prácticos, nuestra esperanza en el ser humano y su dignidad, nuestra esperanza en la vida, en la dignidad de toda vida. No es menos que eso lo que afirmamos cuando rechazamos el aborto.

1 Comentario

  1. Padre hoy leí en un correo de notivida, los diputados que impulsan la legalización del aborto, los enrolados en las filas kirchneristas, no quieren debatir el aborto antes de las elecciones de octubre. Ningún referente político quiere asumir ese riesgo!! También se que no solo los afines al gobierno están a favor de la ley. De Entre Ríos hay varios. Leí que el director del hospital de niños de Paraná se opone a la ley, afirma que no es la solución… Padre, Dios lo bendiga.

  2. Un tema íntimamente relacionado, la fertilización asistida (congelamiento de embriones incluido), y un fallo reciente que se fundamenta en la defensa de la vida desde la concepción, ya sea en el seno materno o en un laboratorio:
    http://lex-pro.blogspot.com/2011/09/autorizan-implante-de-embrion-de-ex.html

    Ojalá que a partir de este caso se pueda repensar el tema y se prohíban estas prácticas que tratan a la persona humana como un producto desechable.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí