Novena de San José “sinodeada”

193

El norte de la arquidiócesis se ha propuesto vivenciar una novena patronal abocada de lleno a iluminar las conclusiones que arrojaron las sesiones sinodales del año pasado.

Procesión Feliciano

Proyectando las próximas asambleas parroquiales que siguen definiendo el tercer sínodo arquidiocesano, se opto por seguir ahondando las conclusiones de las sesiones sinodales en las predicas de la novena buscando animar la participación comunitaria, también la imagen del santo recorrerá distintas instituciones y escuelas de la localidad incentivando la participación de todos.

Sinodiamos con San José

La prédica de la novena patronal está a cargo del Padre Lionel López, vicario de la parroquia Santa Rosa de Villaguay.

1.- Día 10 “San José y la Alegría de Evangelizar” a la luz de las conclusiones: “Corresponsabilidad de los miembros de la comunidad en la renovación misionera de la parroquia” queremos hacernos eco de la alegría que tenia José siendo testigo en lo cotidiano haciendo sus labores con alegría y motivado por dar siempre lo mejor según su posibilidad.

2.- Día 11: “La Fe de San José” a la luz de las conclusiones: “Parroquia e iniciación cristiana”, animar la próxima iniciación de la catequesis bajo este deseo viendo a José sencillo, simple, sensible a las cosas de Dios ser catequistas que brindemos una enseñanza desde el estilo de vida del Patrono.

3.- Día 12: “El lenguaje de San José”a la luz de las conclusiones: “Comunicación en la vida parroquial”, animarnos a dar un salto en la participación comunitaria afianzando el deseo de ser un cuerpo comunitario. Este día se realizo un responso oficial por el eterno descanso del Pbro. Gabriel Villon, quien ayudara a edificar el templo actual y nos enseñara la importancia de participar juntos para edificar, caminar y conducir.

4.- Día 13: “Intimidad de José y Jesús” a la luz de las conclusiones: “Parroquia como comunidad eucarística”, seguir propiciando adoradores y laicos comprometidos en su fe que puedan dar fruto en su entrega apostólica según se vio en las sesiones sinodales.

5.- Día 14: “San José pobre entre los pobres” a la luz de las conclusiones: “Parroquia como comunidad caritativa”, redescubrir el llamado de ver a Cristo en el necesitado y solidarizarnos por el bien común recordando que la caridad es deber de todos y no para algunos.

6.- Día 15: “La familia de San José” a la luz de las conclusiones: “Parroquia y pastoral familiar”, incentivar la participación de los matrimonios que sepan acompañar las diversas realidades que muchas veces golpean las puertas de la parroquia.

7.- Día 16: “San José discernía la voluntad de Dios” a la luz de las conclusiones: “Parroquia y pastoral juvenil y vocacional”, orar para que el Señor nos conceda santas vocaciones según su corazón.

8.- Día 17: “San José custodio de nuestra Fe” a la luz de las conclusiones: “Parroquia y escuelas católicas” y “formación de agentes de pastoral”, avivar en los laicos el deseo de ser testigos ardientes de un Cristo que los necesita para llegar al hermano.

9.- Día 18: “Nuestra Misión contemplando a San José” a la luz de las conclusiones: “Renovación y/o conversión de los organismos de comunicación y participación parroquiales en clave misionera”. Concientizarnos que sin misión no hay fuego en la Iglesia. Pediremos al Patrono nos movilice a ser una comunidad parroquial en acción y oración que se contagie.

Se prepara la procesión

También se prepara para la tradicional procesión desde el arco de acceso a la ciudad una perspectiva diferente. Junto a los miembros de Convivencia con Dios la invitación es contemplar a ese José que nos enseña a centrar la mirada en Cristo Jesús, con personajes en medio de la gente nos haremos protagonistas de la historia de salvación.

Acompañando a José camino a Belén con María, viendo un hombre sensible a las cosas de Dios que contempla al salvador y renovando la invitación a ser adoradores eucarísticos ya que contamos hace más de dos años con la capilla de adoración eucarística perpetua.

Viendo también la realidad que nos acecha, viviremos en medio de la procesión el momento de la búsqueda del niño cuando fue perdido, recordando que muchos lo buscan y es tiempo de anunciarlo y no mirar a un costado, para así llegar a vivir el gozo que sintió José al encontrarlo en el templo. Ese gozo de nuestro Patrono lo plenificaremos celebrando la Eucaristía, centro y culmen de nuestra vida, junto a nuestro arzobispo Juan Alberto Puiggari.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí