Noche de pecado

347

Lunes de feriado largo. Paula se inspira y manda un mensaje de texto: “¿Porqué no dejamos hoy la reunión del área y nos reunimos a comer en la casa de Armando? Invitemos a nuestros esposos y novias”.

Yo le respondo inmediatamente: “si quieren, les cocino un guiso de lentejas”. Consulta de por medio, nos responde que estamos convocados a las 20.00 en calle Mitre.

En la imagen estamos casi todos. Ya habían partido Walter y Marisa con su bebé. La foto la sacó Mary (la del gorrito simpático). El Área Joven Arquidiocesana de la Acción Católica casi en pleno (para los que no entiendan del tema, les cuento que son los responsables de animar la marcha de los grupos parroquiales en la Arquidiócesis de Paraná) y con los últimos estertores de su existencia: serán renovados a mediados de septiembre en la Asamblea Estatutaria. Algunos de ellos seguirán en el Área. Otros en otras áreas de trabajo.  Otros nuevos se incorporarán.

Ahh… ¿porqué noche de pecado? A la siesta (de un feriado) salí a comprar los elementos necesarios para la cena en un Súper a la vuelta de la Parroquia. O, por lo menos, lo que consiguiera y lo que pudiera reemplazarlos. A la entrada del comercio, en esas ofertas que suelen mostrar para que nos entusiasmemos antes de llegar a las góndolas específicas, me encontré con una promoción de vino. Necesitaba una botella para cocinar.

En la foto pueden leer el nombre del vino.

En realidad, fue una noche de medio pecado: meda botella fue al guiso y la otra media la consumimos entre varios de los presentes. Así que fue un pecadillo… no más.

1 Comentario

  1. ja ja no era pa tanto…medio exagerado el título padre…: )

  2. Pde., muy original el artículo, lo veo como una especie de sacerdote multifacético, y hasta chef! de seguro que no hay espacio para el aburrimiento, eh? A uds. se ve que los anima el espíritu de comunidad, que muchas veces falta, aunque haya lugares donde poder reunirse. Acá hay un centro pastoral parroquial construído hace pocos años que tiene una churrasquera que se muere de risa, que casi ni se usa.

    A propósito, podría postear o enviarme la receta de algo que acompañó con papas a la boliviana? lo mencionó en un artículo pero no recuerdo en cuál, me sonó a que debe ser rico. Gracias.

  3. Padre, en realidad la idea la tuvo Maricel, Michi y Emiliano… yo simplemente tomé sus pedidos e hice la consulta, jajaj! Muy linda cena compartida entre todos! Qué se repita y que estos momentos nos fortalezcan para seguir contagiando la alegria que nos da Jesús!!! ASJ!!!

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí