Mons. Juan Alberto Puiggari ya es Arzobispo de Paraná

368

Acabo de participar de la ceremonia de toma de posesión como nuevo Arzobispo de la Arquidiócesis de Paraná de Mons. Juan Alberto Puiggari.

Llegó a la ciudad a través del río Paraná, en un barco de la Prefectura. Desde allí se dirigió a la Catedral, previo paso por la Municipalidad donde lo saludó el Intendente y le entregó las llaves de la ciudad. Luego hizo los cincuenta metros que lo separan de la Iglesia Matriz donde lo esperaba la gente. En el atrio del Templo mostró al Consejo de Consultores la bula papal que lo designaba Arzobispo y nos bendijo a todos con una aspersión de agua. Mons. Maulión le dio la bienvenida a la Arquidiócesis. La Catedral estaba cerrada, por eso, como un signo de hacerse cargo abrió las puertas para que podamos ingresar. Después se dirigió a la Curia a revestirse para la Misa, mientras el pueblo congregado ingresaba a la Catedral. Los laicos participantes tienen que haber sido unos milquinientos. Los sacerdotes eramos mas o menos unos 170. Conté 22 Obispos, además del nuevo Arzobispo, y al Nuncio Apostólico y, acompañando sin concelebrar (cuestiones protocolares), el Cardenal Karlic.

De entrada me impresionaron tres cosas. La primera un clima festivo, plagado de aplausos, algo bastante infrecuente en la Catedral paranaense (más bien fría y lejana es su estado habitual).

La segunda, un coro y una orquesta de primer nivel. Dirigida por Eduardo Retamar, más allá del habitual precioso órgano de tubos y el coro catedralicio, se habían sumado un grupo interesante de instrumentos: violines, violonchelos, flautas, una trompeta… (puede ser que haya habido otros instrumentos pues yo soy bastante trunco para las cuestiones musicales). El clima de sacralidad festiva que supieron darle a la ceremonia hizo que fuera muy bella y muy llevadera (duró más de tres horas y no me di cuenta). Me impactó muy bien: qué lindo sería que un diez por ciento de ese arte sacro lo podamos tener en nuestras comunidades parroquiales.

Lo tercero fue que cada vez que lo nombraban a Mons. Karlic (tres) la gente aplaudía. Se nota que sigue muy presente en el recuerdo cariñoso del laicado local.

La ceremonia comenzó presidida por el Nuncio. El Secretario Canciller, el inefable Padre Quijano, leyó la bula. Entonces el Nuncio le entregó a Mons. Maulión el báculo para que se lo entregara a Mons. Puiggari. Luego el neoarzobispo se sentó en la cátedra (la silla más grande que preside la ceremonia… ya haremos alguna entrada sobre lo que significa y la historia particular de esa en concreto) y con ello se hizo formalmente cargo de la Arquidiócesis. Los sacerdotes renovamos nuestras promesas de fidelidad al Obispo y se sumó el resto del Pueblo de Dios. Le dieron la bienvenida cada uno de los Obispos presentes y lo saludamos cada uno de los sacerdotes de la Arquidiócesis.

La Misa como de costumbre. Con una homilía de presentación que, cuando la tenga, se las compartiré. Muy sencilla, como es él, pero muy profunda en sus contenidos y muy afectuosa en sus consideraciones a los presentes. Entre las citas se destacaron las de San Pablo, muy propias de su familia espiritual, y las de Aparecida. Me encantó que se presentara como un profeta de esperanza (cito de memoria, ya les compartiré las palabras textuales cuando las tenga).

Al final, también como de costumbre, hablaron tres personas. Un sacerdote, como siempre con conceptos teológicos. Una religiosa que le comunicó sus esperanzas de que los acompañe de cerca. Y, como parece que es norma, un laico que habló sencillo pero concreto. También hoy fue el mejor de los tres discursos. Me encantó como terminó sus palabras. Fue algo así (de nuevo, mi memoria me falla): “Bueno Mons., ya hemos hablado, ahora… ¡a pastorear!”.

ACTUALIZACIÓN: pueden leer la homilía o ver las fotos de la jornada en la página del Arzobispado..

1 Comentario

  1. paz y bien, estimado padre fabian, porque tanta cosas nos parecen absurdas, protocolares, ceremoniosas, y demas cosas, sin ocuparnos y preocuparnos realmente de lo que es ecencial? nosotros los feligreses, que muchas veces somos burros y necesitamos aprender mas en profundidad las cosas de aquel que recordaremos en este tiempo que cuaresma nos traera, que nos esta pasando? que pasa con los que se dicen sacerdotes, obispos, arsobispo y la listas jerarquicas que hay ,que pasa? realmente tengo tambien problemas de memoria y es mejor que empesemos a pastorear, ya que muchos andan por el mundo como ovejas sin pastor.
    con todo mi respeto y amor, de corazon a corazon, elba

  2. Elba, te agredecería que no utilizes (como solés hacer) el teclado en mayúsculas para comentar. En primer lugar, porque poner todo en máyúsculas en internet es sinónimo de estar gritando, algo que seguramente no querés. Y, en segundo lugar, es muy difícil leer un texto que está solamente con letras mayúsculas.
    Con respecto al comentario, no entiendo exactamente hacia dónde querés apuntar.

  3. me gusto mucho su comentario padre y comparto la idea que
    se presento como un profeta de esperanza.relaciono esta venida un poco con la pascua
    al menos en lo espiritual. oremos para que pueda llevar su mandato .
    lamento mucho no haber podido estar presente por fuerza mayor ,pero seguí por la tele aunque
    la información se mezclaba un poco con los carnavales (bastante contrastante) en fin asi es la tele. Dios lo bendiga! saludos

  4. Algo vi de su lema de Arzobispo pero no me acuerdo. Yo lo quiero mucho. Fue muy padre para mi en diversas circunstancias. Quiera Dios que haya vuelto fortalecido en su autoridad con tanto subdito rebelde que hay en nuestra arquidiocesis. Despues que vea sus palabras quizas pueda decir algo. Bendiciones

  5. nuestro todavía obispo de Mar del Plata….porque no lo dejamos partir de nuestro corazón.
    Nos mostró con humildad y afecto el divino rostro de Jesús, el amoroso cuidado de todas las ovejas delicadamente como mamá María. Siempre atento, su mirada firme diciendo aquí estoy Jesús está conmigo y contigo.
    Firme mensaje pastoreando con la palabra y el ejemplo. Sigue el camino de Juan Pablo II!!!
    Sabe Padre porque todavía no tenemos Obispo? Porque no encontraron uno tan bueno cómo él!!! Bueno como hermanos lo compartimos, disfruten su Pastoreo…..

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí