A través de AICA me enteré del nuevo Arzobispo de Paraná: Mons. Juan Albertio Puiggari.

Un viejo conocido, ya que lo tuve como rector de mi Seminario durante los dos últimos años de estudios. Fue quién me presentó al Cardenal Karlic pidiéndole que me ordenara, primero diácono y luego presbítero. Luego, más adelante, compartimos el trabajo en la curia cuando él era Obispo auxiliar y yo encargado de la Oficina de Prensa.

Para más datos de su biografía pueden consultar el sitio mismo de AICA desde este link.

Un dato, tiene un perfil en Facebook. Desde allí les comparto la foto que ilustra esta entrada.

Un cariño muy grande a quién hoy es el Administrador Apostólico de la Arquidiócesis, Mons. Mario Maulión. De él puedo decir que fue un verdadero hermano, padre y amigo (aunque a veces lo hice sufrir bastante).

Espacio de publicidad automática - No necesariamente estamos de acuerdo con el contenido
Artículo anteriorEl sida, el preservativo y las prostitutas
Artículo siguienteLa Palabra de Dios como un canto a varias voces
Sacerdote. Párroco. Viejo bloguero que sigue utilizando las redes para evangelizar. En las buenas y en las malas... ¡hincha de River!