Los números reales de la elecciones primarias argentinas

473

¿Son los que se dicen? No. Un ejercicio que suelo hacer siempre de una elección es consultar, uno o dos días después, los números desde la página web del Ministerio del Interior de la Presidencia de la Nación. Allí están los números reales, no los porcentajes que difunden los medios oficiales y opositores. Y me suelen dar bastantes sorpresas.  Los pueden consultar desde aquí.

Estos son los datos (consigno el nombre del candidato más que la sigla de fantasía del “partido” que lo apoya). Primero los números reales del padrón electoral y su desempeño en el evento democrático:

Electores:

Totales: 28.853.153

Votantes: 21.757.053

Votos positivos: 20.699.663

Votos en blanco: 776.880

Votos nulos: 258.002

Votos recurridos e impugnados: 22.508

 

El porcentaje que vemos en los distintos medios, y que está también en esa página, es sobre el total de los votos positivos. Es decir, el que se hace sobre la suma de 20.699.663. Esto quiere decir que se tiene en cuenta la opinión del 71.71% de los argentinos con capacidad de sufragar. En otras palabras, la opinión del 28.26% de los argentinos no es considerada como válida en las cifras que se difunden. Teniendo en cuenta esto, con el 96.84% de las mesas escrutadas (no entiendo porque no tenemos el 100% luego de dos días… ¿tan difícil se hace escrutar todas las mesas?) Los resultados reales en votos y porcentajes sobre el total del padrón son estos:

Fernández de Kirchner:     10.363.319       (35.91%)

Alfonsín:     2.519.333       (8.73%)

Duhalde:     2.517.839       (8.72%)

Binner:     2.124.675       (7.36%)

Rodríguez Saa:     1.690.502       (5.85%)

Carrió:     671.327       (2.32%)

Altamira:     512.403       (1.77%)

Argumedo:     186.163       (0.64%)

Pastore:     64.927       (0.22%)

Bonacci:     49.175       (0.17%)

Esto da unas cifras bastante diferentes a las publicitadas.

En primer lugar, si consideramos la adhesión a la Presidente en ejercicio como una mirada de aprobación a su gestión de gobierno (como hemos escuchado) no podemos dejar de notar, también, que el 64.09% del padrón electoral la ha desaprobado: ya sea con el voto positivo a otro candidato o con el otro 28.26% de los votos en los cuales se incluyen abstenciones y votos en blanco. No es un dato menor y no entiendo porque no lo he visto reflejado en los medios de comunicación.

Se están preguntando a dónde fue a parar el “voto del campo” si ganó en todos los lugares donde estos les hicieron frente a los kirchneristas. Bueno, los números reales dicen que Cristina sacó: en Entre Ríos 33.46%; en Santa Fe el 27.23%; en Córdoba el 23.64 % y en Buenos Aires el 38.16 % (que incluye el subsidiado conurbano). Saquen ahora ustedes sus propias conclusiones.

Lo segundo, hay un fracaso rotundo de la oposición. Mucho más evidente que con las cifras difundidas por los medios: ninguno puede contar con un mínimo del 10% del total de los votantes.

Lo tercero… la primera minoría es la apatía general: 28.26 % Me pregunto… ¿cuánto hay todavía del “que se vayan todos” del 2001 dando vueltas por ahí? Creo que varias de las conclusiones que saqué luego de las últimas elecciones legislativas en 2009 no fueron tan desacertadas y continúan todavía vigentes.

Es un fracaso para todos. Bueno, casi todos… porque Altamira arañó por encima del 1.5% que necesitaba: el milagro que pedía le fue concedido por la ciudadanía.

1 Comentario

  1. En lo personal considero que los verdaderos análisis de las primarias no se difunden en principio para legitimar a la eleccion como un ejercicio ciudadano y no como una gran encuesta o sondeo nacional como lo que realmente ha sido.
    Se pretende causar un efecto cívico por contagio: “Todos votan, yo también voto”. Hasta la elección pasada todos los analistas estaban preocupados por la deserción cívica y hoy aplauden un falso 100% de votos escrutados.
    Se habia adelantado que los votos nulos, en blanco o impugnados no participarian del conteo. Las elecciones primarias son un ardid electoral que beneficia siempre al oficialismo. Que no sea de extrañar que esta practica en America Latina tiene fuerza en Costa Rica, Venezuela y en Honduras con su reciente refroma electoral. Saquen ustedes sus propias conclusiones entonces.
    No desprecio a los votantes. No desprecio los resultados. Lo único que desprecio es la falta de libertad por medio del ocultamiento de la verdad.

  2. Me gustaria que me responda: esta forma de expresar los porcentajes sobre los votos positivos es solo de ahora o siempre fue asi? La ley que dice que gana el que tiene mas del 45% se aplica sobre estos resultados?
    Entiendo a lo que va, pero usted esta hablando de que hay un 28% de personas que no son tenidas en cuenta. A mi me da que hay un 4% de votos no positivos que restados al 75% que representan lo votantes efectivos da un 71%. No se puede tener en cuenta al 100% porque el 25% de los que estaban habilitados a votar NO FUERON. Creo que nunca, en ninguna elección se tuvieron en cuenta para dar a conocer las cifras, o estoy equivocado? saludos!

  3. Quiero decir, que en realidad no habria que expresarlos sobre los 28 millones de electores sino sobre los 21 millones que votaron..teniendo en cuenta los anulados, impgunados y en blanco… De esta manera, de todas formas da un 47% para Kirchner…

  4. Fede: no se que dice la ley sobre de dónde se necesita el 45%. Habría que consultarla pero estimo que ha de ser sobre la cantidad de votos positivos realizados. Pero ese no era el fondo de lo que estaba planteando.

    Este artículo no es para desmerecer una victoria que fue aplastante, lo cual queda de manifiesto en el segundo punto de mi observación.

    Simplemente, cuando se hacen opiniones sobre la aprobación o no de una gestión de gobierno (no fui yo quién planteó ese tema al evaluar el acto eleccionario sino que se hizo desde el mismo oficialismo) es interesante manejarse con números reales. Creo que coincidimos que no es lo mismo decir que alguien cuenta con la aprobación del 50% a afirmar que cuenta con el 36%. Esto no es desmerecer a nadie, porque su inmediato contrincante no alcanza a sumar el 9% (menos de un dígito, por eso también se aferran a los dos dígitos, aunque sean exiguos: 12 %).

    He visto, de manera atónita, hacer balances sobre el famoso “voto del campo” y todos se basan en los porcentajes sobre los votantes efectivos y no sobre el padrón total: así es muy primario lo que se puede decir. Primario y muy alejado de entender la realidad.

    Con respecto a los QUE NO FUERON a votar, son ciudadanos al igual que los que votamos. El no ir manifiesta también una postura cívica. Allí dejé yo mi opinión de que los puede estar moviendo. Pero es una simple opinión mía. Vale un voto 😉

  5. Muy vago el análisis…….. con esto me estas diciendo que la estadísticas son falsas porque un niño de 1 año no fue a votar………. estoy de acuerdo de que debería ser tomando en cuenta impugnados, blancos y anulados, pero no los 28 millones de población, es sobre los 21 millones de votantes……

  6. Parece que te quedaste en el mundial del ’78 cuando cantábamos “25 millones de argentinos jugaremos el mundial…”. La población total argentina es de más de cuarenta millones de habitantes. De esos, 28 millones estamos en condiciones de sufragar y figuramos en el padrón electoral. De esos solamente 21 millones votaron. Las cifras que subo no están basadas en los 40 millones sino en los 28. Por eso no tengo en cuenta a los niños de un año. Ni siquiera a los adolescentes de 16. ¿Muy complejo para entenderse?
    Si hubiera sacado porcentajes sobre el total de habitantes entonces hubiera consignado que Cristina sacó el 26% de los votos. También hubiera dicho que Altamira no consiguió su milagro: 1.28 % Pero yo dije otra cosa muy distinta… ¿volvés a leer lo que dije?

  7. alguien sabe los de los chicos de 17 años que votaron???.. sospechosamente en mi escuela secundaria votaron TODOS los de 17 años que tienen ASIGNACIÓN FAMILIAR y alumnos del turno noche que tienen 18 y 19 años no vinieron en el padrón…. Este es un pequeño segmento, habría que ver cuantos votos suman

  8. Los chicos de 17 que votaron son los que tendrán 18 cumplidos al 23 de octubre. La razón es sencilla: se usaron en la primaria los padrones de la elección general. Me parece muy lógico porque esta no fue sino un adelanto de lo que será la elección real.
    De paso, este blog no está difundiendo posibles fraudes. Si alguien tiene algún tipo de pruebas QUE LAS PRESENTE DONDE DEBE PRESENTARLAS: EN LA JUSTICIA. Yo no creo en teorías conspirativas. Si puse los números reales es para que nos sinceremos en el verdadero apoyo que tuvo cada frente electoral. Pero es muy claro algo: Cristina tuvo un rotundo éxito porque hubo un rotundo fracaso de la oposición. El 36% de los votantes no es moco de pavo.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí