Los medios y el fin último

196

El fin último que tienen nuestras actividades le da sentido a todo.

Meditación del Evangelio de Hoy: Lucas 10,38-42

Jesús entró en un pueblo, y una mujer que se llamaba Marta lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra.

Marta, que estaba muy ocupada con los quehaceres de la casa, dijo a Jesús: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude”.

Pero el Señor le respondió: “Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas, y sin embargo, pocas cosas, o más bien, una sola es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada”.

Una reflexión en video

Lo cotidiano nos lleva de un lado a otro… entretiene nuestro corazón, nuestra inteligencia, nuestra vida. Y está muy bien que lo vivamos con intensidad. Pero si no la ponemos a la luz del fin último de nuestra existencia… a la corta o a la larga todo pierde sentido.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.