Los “enemigos” en nuestro combate espiritual

406

Hace casi doscientos años los soldados realistas fueron detenidos en el norte argentino. No fue un ejército organizado el que llevó a cabo la hazaña. Fue un grupo de criollos armados con lanzas y encabezados por Martín de Güemes. La estrategia fue sencilla: nunca presentar batalla de frente. El caudillo se contentaba con aquello que hoy describiríamos “toco y me voy”. Un ataque sorpresa, a cualquier hora y en cualquier lugar. Bastaba para desmoralizar a las tropas de un ejército superior en soldados y armamentos. Yo me imagino la “calentura” que tendría el general español, el cual no tenía nunca un ejército “concreto” con quién enfrentarse. Querer luchar contra alguien “al que no se ve” podría llevar a imaginar que ese enemigo no existe… si no fuera porque las heridas de las escaramuzas del contrincante están a la vista.

En el combate espiritual del que hablábamos anteriormente se puede caer en esta tentación: pensar que no existe un enemigo porque no lo veo. Hay quienes dicen que es sólo producto de la mente calenturienta de un pseudo-místico extravagante. Por eso es bueno, en primer lugar, comprobar la realidad de nuestras “heridas” en batalla para luego descubrir quién las causa.

La primera carta de San Juan nos presenta el tema:

“Hijos, les escribo porque sus pecados han sido perdonados por el nombre de Jesús.
Padres, les escribo porque ustedes conocen al que existe desde el principio.
Jóvenes, les escribo porque ustedes han vencido al maligno.
Hijos, les he escrito porque ustedes conocen al Padre.
Padres, les he escrito porque ustedes conocen al que existe desde el principio.
Jóvenes, les he escrito porque son fuertes, y la Palabra de Dios permanece en ustedes, y ustedes han vencido al maligno.

No amen al mundo ni las cosas mundanas. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo es concupiscencia de la carne, codicia de los ojos y ostentación de riqueza. Todo esto no viene del Padre, sino del mundo; pero el mundo pasa, y con él, su concupiscencia. En cambio, el que cumple la voluntad de Dios permanece eternamente” (2,12-17).

Las “heridas de batalla” son nuestros pecados. Cristo los redimió con su sangre derramada en la cruz. Pero continuamos sometidos a una “guerra de escaramuzas” por un triple enemigo: el maligno, el mundo y la carne.

El Concilio de Trento (Dz 1541), cuando en el marco de la justificación del cristiano nos prevenía sobre la perseverancia, dice:

“Igualmente, acerca del don de la perseverancia, del que está escrito: “El que perseverare hasta el fin, ése se salvará” (Mt 10,22; 24,13) —lo que no de otro puede tenerse sino de Aquel que es poderoso para afianzar al que está firme (Rom 14,4), a fin de que lo esté perseverantemente, y para restablecer al que cae— nadie se prometa nada cierto con absoluta certeza, aunque todos deben colocar y poner en el auxilio de Dios la más firme esperanza. Porque Dios, si ellos no faltan a su gracia, como empezó la obra buena, así la acabará, obrando el querer y el acabar (Fil. 2,18). Sin embargo, los que creen que están firmes, cuiden de no caer (1 Cor 10,12) y con temor y temblor obren su salvación (Fil. 2,12), en trabajos, en vigilias, en limosnas, en oraciones y oblaciones, en ayunos y castidad (cf. 2 Cor 6,3 ss). En efecto, sabiendo que han renacido a la esperanza (cf. 1 Pe 1,3) de la gloria y no todavía a la gloria, deben temer por razón de la lucha que aún les aguarda con la carne, con el mundo, y con el diablo, de la que no pueden salir victoriosos, si no obedecen con la gracia de Dios, a las palabras del Apóstol: “Somos deudores no de la carne, para vivir según la carne; porque si según la carne viviereis, moriréis; mas si por el espíritu mortificareis los hechos de la carne, viviréis (Rom 8,12 s).”

Identificado el triple enemigo (la carne, el mundo y el maligno), trataremos ahora de conocerlos un poco más.

1 Comentario

  1. Estimado Padre Fabian, muy buena forma para hablar de algo tal serio que nos compremete a todos los cristianos a estar evangelizado que es el COMBATE ESPIRUTAL, y empesar con historia de Guemez y demas, buena forma, pero a mi gusto le falta condimentos, leia lo que estoy tratando de agregar un poquito de algo de lo que se, me eh tomado con profunda seriedad y instruirme ante de escribir para tambien hablar mas profundamente de lo que SAN JUAN, nos dice, y tantos otros como:Pablo VII, en su catequesis del 15 de noviembre de 1972,expone la doctrina de la iglesia catolica y habla de la " LUCHA ESPIRITUAL Y EL COBATE " Y son muy precisas estas afirmaciones: CARNE; UNO DE LOS PECADO QUE DICE SAN JUAN, 2) MUNDO, Y MALIGNO, Y ACA ES LO QUE QUIERO PROFUNDIZAR, Porque todos sabemos como caemos al pecado, por las enseñansa que nos dan en la cateqiesis o nuestros padre mismo de alguna manera nos enseñan, y sabemos como DIOS PADRE POR MEDIO DE JESUS NOS REDIMIO, sabemos como somos perdonados, ya que siempre en homilias son tocados esos temas, pero muy poco el tema del MALIGNO,(QUE EN TODA LA BIBLIA SE HABLA, EN EL A.T 7 VECES EN EL N,T, 19 ) que realmente es lo que tenemos que estar bien informados, y aca como dije agrego algo de lo poquito que se, Que dice el Antiguo testamento? la primera ves que se habla de este enemigo que nos lleva a la lucha espiritual es en JOB,podemos leer ahi como satan le contesta a DIOS de donde venia, y como veia a un gran hombre, que hoy podia ser cualquiera de nosotros, vemos en ese relato como satan salio con odio hacia los hombre despues de estar en la presencia de DIOS,y capas de causarle muchos males al hombre con el permiso de DIOS,la cual siempre cuyo poder esta y estara siempre en DIOS,esta doctrina tambien encontramos en Sabiduria, Ya que nos recuerda que el hombre " DIOS CREO INCORRUPTIBLE " (2,23 y 23 )A mi entender, con esto comprendemos tambien lo que San Juan nos dice.Y como somos tentados en el MUNDO los hombre, Pablo VII nos recuerda, el demonio esta en el origen de la primera desgracia de la humanida,nos damos cuenta que siempre es falaz y fatal, y realmente es una gran lucha " ESPIRIRUAL QUE TENEMOS" UNA GRAN GUERRA Y BARALLA, PERO NOS RECUERDA EN EFESIOS CAP, 6 COMO SALIR…Viendo en el Nuevo Testamento,y con seriedad nadie puede negar esto, LA EXISTENCIA DEL DEMONIO, QUE ES EL MAL QUE NOS LLEVA A LA PERDICION A TODOS,los textos biblicos son tan claros que no dan lugar a la menor duda,( que pasa hoy con todo los hombres?)En San Mateo vemos como JESUS tambien es tentado, y como es su " LUCHA ESPIRITUAL,UNA DE SU PRIMER BATALLA " con el principe del mundo en la cual JESUS tres veces en el Evangelio de San Juan dice 12,31;14,30 y 16,11, pero El mismo asegura antes de su pasion que nada puede contra EL,14,30. que nos hablo mucho de este principe, y en 1 de San Juan dice como destruir las obras del diablo, 1 de JN 3,8.En Heb 2,14 y 15 nos recuerda como Cristo participo de esta batalla y y destruyo ese imperio, San Pablo como evangeliza sobre este tema de la " LUCHA ESPIRITUAL, LA BATALA ESPIRITUAL " 2,9-15, Por eso JESUS PUEDE DECIR EL PRINCIPE DE ESTE MUNDO YA AH SIDO JUZGADO ( JN 16,11 )COMO MANIFIESTA SU VICTORIA, 2,7-8, El Apocalipsis confirma esta enseñanza(20-10) EN fin padre FABIAN este tema es muy complejo y largo y mucho ahi para decir, tendria que siguir por ejemplo para terminar un poco de esta LUCHA ESPIRITUAL O BATALLA ESPIRITUAL, que muchos se ve que no saben realmente de que se refiere, quien es nuestro " ADVERSARIO" QUE MAS TENEMOS PARA EVANGELIZAR, MI ESTIMADO PADRE, LE DIJO UN GRAN ABRAZO, PAZ Y BIEN,( EN OTRO TEMA DE QUE TENGA QUE VER CON ESTO Y NUESTRO ADVERSARIO PONDRE MI POCO SABER AYUDANDO A LOS QUE SE CONFUNDEN CON ESTO QUE ES BIEN SERIO PARA TRATAR…ELBA ALEJANDRINA AQUINO.

  2. El que no reconoce que estamos en una verdadera batalla, se pierde en la voragine de la guerra y lo comen los buitres.
    Creo que estamos en un gran conbate, y que en estos tiempos la lucha es realmente tremenda, pero tenemos al Espiritu Santo que no asiste permanentemente, en nuestro escudo y nuestra lanza, nuestro yelmo y nuestro casco…
    Querido Padre, cuando quiera pase por MI REFUGIO, para retirar el premio Dardos II, en reconocimiento a su labor en este blog que fue para mi la inspiración de toda mi tarea bloggera en internet.
    Que tenga un hermoso día.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí