Las mentiras tienen patas cortas

382

Este es el contenido de un panfleto que los chacareros entregan a los vehículos que pasan. Me llegó por correo electrónico. Lean y juzguen ustedes el contenido:

Mentira 1: “Gracias a las retenciones el campo tiene el gas-oil barato” (Ministro Lousteau)
Realidad: El gas oil para el transporte en colectivos vale $1, en los surtidores de las estaciones de servicio (precio al público) $1.70 a $2 y para el campo (mayorista) vale $2.20 a $2.30. Y en los momentos de mayor consumo, siembra – cosecha, muchas veces no se consigue.

Mentira 2: “Gracias a las retenciones el campo tiene un tipo de cambio competitivo” (Ministro Lousteau)
Realidad: El campo vende con un dólar entre $1.75 y $2.05 (tipo de cambio menos retenciones) según los productos; y compra los insumos con un dólar de $3.15. ¿Quién puede competir así?

Mentira 3: “En el 2008 el productor recibirá el precio lleno del trigo” (Secretario de Agricultura de Urquiza)
Realidad: En el mercado externo el trigo vale $1150 por tn., por las retenciones el Gobierno se lleva $332 por tn., exportadores y/o molineros (amigos del Gobierno)se quedan con $248 por tn., y el productor cobra puesto en el puerto $580 por tn., solo el 50% del precio lleno.

Mentira 4: “El objetivo de las retenciones es que los consumidores tengan alimentos baratos”.
Realidad: El trigo en el 2002 (año en el que se reimplantaron las retenciones) valía $380 por tn., ahora vale $580 por tn., es decir que aumento el 52%. El precio del pan ese mismo año era $2 por kg., hoy cuesta $4 el kg., el aumento es del 100%. El principal objetivo de las retenciones es recaudatorio.

Mentira 5: “Al campo le va tan bien, que desde que asumió este Gobierno, el precio de la tierra aumentó seis veces”. (Ministro Alberto Fernández y Randazzo).
Realidad: El precio de los campos aumentó pero no lo compran los verdaderos productores con sus ganancias, sino empresarios, industriales y sindicalistas allegados al Gobierno con fortunas de dudosa procedencia. (Moyano, Eurnekian, Werthein, etc.)

Mentira 6: “La carne no esta afectada por las retenciones” (Ministro Alberto Fernández)
Realidad: Las retenciones a las exportaciones de carne, desde 2002 al 2006, pasaron del 5 al 15 %. Además, el mercado de la carne está fuertemente intervenido con precios máximos, manipulación de los Registros de Exportación, aprietes a consignatarios y frigoríficos para firmar acuerdos, etc.

Mentira 7: “El campo se queja y tiene superganancias”. (Ministro Alberto Fernández, Lousteau).
Realidad: En la zona de Coronel Dorrego, triguera por excelencia, con los valores actuales, los rendimientos necesarios para sólo cubrir los costos es de 2900 kg por hectárea. El rendimiento promedio es 2400 kg por hectárea. ¿Se gana algo? ¿Hay ganancias extraordinarias?… Y si las hubiera, ¡¿Es un delito que un empresario que arriesga capital, invierte y genera trabajo tenga ganancias?!

Mentira 8: “El campo vende a precios internacionales y compra insumos a valores que se han mantenido en pesos” (Ministro Alberto Fernández).
Realidad: Las retenciones le ponen un precio tope al precio que recibe el productor, actúan como un precio máximo, por lo que los chacareros no se benefician con los aumentos de los precios internacionales. Por otro lado, en el último año, los insumos aumentaron en promedio el 70% en dólares.

Mentira 9: “Este Gobierno no tiene una política anti campo” (Ministro Alberto Fernández y Secretario de Agricultura de Urquiza)
Realidad: ¿¡Todo esto le parece poco?!

Queremos que conozca los verdaderos motivos de nuestros reclamos y mostrarles que las declaraciones del Gobierno son totalmente falsas.
Disculpe las molestias que ocasionamos en su viaje.

1 Comentario

  1. Que terrible lo que llega a Chile de las noticias en Argentina… es de preocuparse, de verdad… rezo… Bendiciones.

  2. No es que vaya a defender a Crispina pero…

    1. Ese precio de gasoil sigue siendo barato. Uno puede quejarse porque todo va a BA, pero el precio es bajo.

    2. A pesar de eso el dolar es alto y eso beneficia de algún modo. No podrían mantenerlo a más de 1,80 sin robar al campO.

    En los demás puntos no se puede estar más de acuerdo.

  3. Mentira 7: “El campo se queja y tiene superganancias”. (Ministro Alberto Fernández, Lousteau).

    Lo que más revienta es que cuando las empresas de los grandes polítiocs consiguen superganacias a base de oprimir al consumidor ellos no se quejan, ni siquiera escuchan cuando les presionamos para que bajen ciertos productos o servicios (como a los ISP y sus ganacias gracias a un servicio de internet propio de paises cuartomundistas). Así que cuando el pobre campesino consiga algún día esas superganancias, que no pidan cuentas, los campesinos se lo habrán ganado.

  4. Sepan entender a esta gente del gobierno, el tema de las retenciones y el dolar alto que permita exportaciones que generen nuevas retenciones es el unico plan economico que tienen si aflojan una pisada de chimango se va todo al (piiiiiiii). De eso obtienen el dinero para la clientela politica y fundamentalmente para pagar la deuda externa que desde la renegociacion aumento 14.000 millones de dolares. Ese es el quid de la cuestión… Asi que olvidense de dialogo…En definitiva es mejor, por que cuanto mas lejos esten del acuerdo mas cerca estan ella y el, del helicoptero…

  5. cita:

    extraordinarias?… Y si las hubiera, ¡¿Es un delito que un empresario que arriesga capital, invierte y genera trabajo tenga ganancias?!

    genera trabajo ??? la soja es un yuyo q se mantiene con 1 peon cada muchas hectareas… 2° en cualquier pais de 1° mundo hay leyes e impuestos para frenar el enriquecimiento en determinadas situciones asi q si las ubiera tendriamos q tener como modelo esto. ha no pero como somos Argentina no dejalo total se lo merece… saludos tu amigo perito en grano.

  6. Leyendo estos comentarios de un tema que ya parece bastante viejo, o tal vez no, y habiendo pasado bastante agua bajo el puente, seria interesante preguntarnos como cristianos algo que ya dije en el comentario sobre la salud de la presidenta. Y me refiero a cual es la vision de la realidad de la gente del campo.
    Yo no estoy a favor de este gobierno, que tiene la presion impositiva mas alta de la historia, y con eso hace "politica" demagogica. No creo que a la gente del campo, por ejemplo, le haga mucha gracia el tener que pagar "retenciones" gigantescas, para financiar el futbol de Grondona y compañia, con los tremendos contratos que pagan a tecnicos y jugadores, como si estuviesemos en Europa. NI hablar de los escandalos publicos .
    Pero, cual es la mentalidad de la gente de campo? O por lo menos de sus dirigentes. Son verdaderamente cristianos? Rezan? Tienen vida espiritual? Participan de los sacramentos? Que leen o ven por television? Que tipo de valores inculcan a sus hijos?. Me consta que muchos (no todos) son buenos cristianos. Pero, y los dirigentes?
    Porque hay que recordar que muchos de los legisladores que representan los intereses del ambito rural votaron por esa monstruosidad llamada "matrimonio igualitario" o putinomio. Eso habla de un tremendo desorden en sus vidas, desorden que transmiten a nivel social. En definitiva, se trata de una lucha por $$$ ? Nada mas los distingue del oficialismo K y la "oposicion" ?? Meto tal vez el dedo en la llaga, pero creo que es hora de decir las cosas por su nombre, aunque no sea popular hablar de estos temas.

  7. Ernesto, aunque esta entrada sea MUY ANTIGUA y me pregunte si te llegará mi respuesta (todavía no entiendo bien cómo funciona el formato de blog), te cuento que mi padre era extranjero y administraba el campo que era de sus hermanos -residentes en el extranjero- y propio. Mi padre tenía una humildad y un código de ética que se asemejaban más a un cristianismo práctico que a muchos cristianos predicantes. Él era católico, y aunque a veces iba a misa no practicaba los Sacramentos. No condono esta actitud suya, por supuesto, pero aprendí mucho de él en cómo tratar a los demás, con dignidad. Mi padre sufrió mucho en este país -y eso repercutió mucho en el deterioro de su salud-, en parte por ser incomprendido en cuanto a sus valores, era más “patriota” que muchos, aunque no se nacionalizó. Amaba el campo y la sencillez y te puedo decir que hay MUCHOS en el campo que tienen un vínculo muy fuerte con el Creador. Yo lo viví.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí