La rebelión del amor sólido

416

Es la propuesta de un grupo de jóvenes argentinos: el “grupo sólido”. Tienen una misión concreta, que la explican en su web:

Inspirar a jóvenes de Argentina y Latinoamérica a vivir el amor sólido; y formar líderes para concretar acciones que incidan en la educación, los medios de comunicación y la política, promoviendo el desarrollo de familias sustentables.

La historia de la iniciativa:

Grupo Sólido nace ante la inquietud de un grupo de jóvenes en Buenos Aires frente a la creciente disgregación familiar, a los fracasos matrimoniales y a la desorientación que muchos jóvenes sufrimos a partir del cambio de paradigmas culturales a la hora de vivir el amor. Esta inquietud se fue transformando en frustración cuando comprendimos el impacto social del declive de la estabilidad familiar: aumento de la pobreza, la deserción escolar, la inseguridad y el gasto estatal, entre otros.

Desde 2008, hemos convertido esta frustración en acción y hemos formado una red de jóvenes que ha ido creciendo y renovándose, desarrollado múltiples acciones para promover una cultura del amor sólido.

Hoy nos nuclean las ganas de trabajar por nuestro país y Latinoamérica desde una perspectiva abandonada. Nos convoca un diagnóstico compartido porque observamos una crisis de sentido en las relaciones familiares. Y nos une una comprensión del ser humano, la de entender que lo que más lo define es el amor y que, más allá de las dificultades, es mediante la generosidad que nos hacemos felices.

Y, por si no te queda claro… el video institucional es muy concreto:

En este momento están ofreciendo esta diplomatura online que brinda una mirada novedosa sobre los cambios políticos y culturales que se vivieron desde los años 60 buscando analizar sus causas y consecuencias y proponiendo caminos para generar una nueva valoración de la sexualidad:

El cursado va desde el 5 de septiembre hasta el 5 de octubre de 2013. El plazo para inscribirse cierra el 20 de agosto. Para más datos, consultar en este link. Me parece muy interesante: yo lo haría si no fuera en una época pastoral tan complicada (desde agosto a diciembre los curas no solemos hacer nada que ya no esté previamente programado… defecto profesional).

Más allá del curso concreto que ofrecen… ¡cuanto enciende la esperanza ver a jóvenes protagonistas de la historia! Sobre todo me ha encantado eso de que es una propuesta “joven, positiva y racional”. Este es el lío que necesita nuestra iglesia de ellos: la del amor sólido.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí