La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana

397

A través del V.I.S. me entero que acaba de ser presentado el documento base (Lineamenta) del próximo Sínodo de Obispos. Esta XIII Asamblea General Ordinaria se celebrará en el Vaticano del 7 al 28 de octubre de 2012. El tema es por demás interesante: “La nueva evangelización para la transmisión de la fe cristiana”.

Los “Lineamenta”, continúa el V.I.S., o primer esbozo sobre el tema sinodal, se publican en ocho idiomas: latín, francés, inglés, italiano, polaco, portugués, español y alemán y constan de un prólogo, una introducción, tres capítulos y una conclusión. El texto incluye un cuestionario general relacionado con los argumentos tratados, cuyas respuestas -71- deben ser enviadas a la secretaría general del Sínodo, no más tarde del 1 de noviembre de 2011, Solemnidad de Todos los Santos. La síntesis de las respuestas formará el “Instrumentum laboris” o documento de trabajo del sínodo.

En el Prólogo hay una distinción teórica entre la evangelización como actividad regular de la Iglesia; el primer anuncio “ad gentes”, a los que no conocen todavía a Jesucristo y la nueva evangelización, que se dirige sobre todo a los que se han alejado de la Iglesia, a las personas bautizadas pero no suficientemente evangelizadas. Esto ya es un clásico de la Teología Pastoral.

En la Introducción, algo para destacar, se subraya que la XIII Asamblea Sinodal se sitúa en el renovado compromiso ecuménico de evangelización que la Iglesia emprendió tras el Concilio Ecuménico Vaticano II. Hay muchos que criticarán este Sínodo a partir de estas dos conceptos: ecumenismo y Concilio. Pero es la vida de la Iglesia que sigue marchando por el mismo camino de estos primeros dos mil años.

El primer capítulo, bajo el título: “Tiempo de Nueva Evangelización”, se describe “el nacimiento del concepto de nueva evangelización y de su difusión en el curso de los pontificados del Venerable Siervo de Dios Juan Pablo II y de Benedicto XVI”. También se indican los “seis escenarios” que la Iglesia debe afrontar para estar “a la altura de los retos que el contexto social y cultural de nuestra época plantea a la fe cristiana”. Estos son: la secularización, el fenómeno migratorio, los medios de comunicación, el sector económico, la investigación científica y tecnológica y el sector político.

“Proclamar el Evangelio de Jesucristo” es el título del segundo capítulo, en el que se afirma que “el objetivo de la evangelización y, con mayo razón, de la nueva evangelización, es el anuncio del Evangelio y la transmisión de la fe. El Evangelio no se debe entender como un libro o una doctrina, sino como una persona: Jesucristo, Palabra definitiva de Dios que se hizo hombre”.

El tercer capítulo, “Iniciar a la experiencia cristiana”, replantea la reflexión sobre las herramientas de la Iglesia para introducir en la fe y, en particular, sobre la iniciación cristiana: Bautismo, Confirmación y Eucaristía. Veremos en que consiste ese replanteo.

Por último, en la “Conclusión”, se reafirma que “la nueva evangelización debería volver a encender en los cristianos el empuje de los orígenes, una nueva misión que involucre a todos los miembros del Pueblo de Dios”.

Cuando tenga el link con el texto, (estoy seguro que Zenit lo publicará), se los compartiré. Y, por supuesto, lo más importante, veremos como lo vamos trabajando a lo largo del año también nosotros.

ACTUALIZACION: como era de esperar… ya lo pueden leer completo desde Zenit.

1 Comentario

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí