La libertad se consigue a precio de sangre

366

Luego de la Semana Santa me encuentro nuevamente con todos ustedes. El celebrar el Misterio de Amor de Dios para con nosotros copó todo mi tiempo… como creo que debe ser. El lunes lo compartí con mi familia, en mi pueblo: Hasenkamp. Por la noche, ya de regreso, aproveché para ir al cine. Vi la producción “300″, la lucha del Rey Leónidas junto a 300 espartanos defendiendo un paso frente al ejército del Rey Jerjes. En un momento la reina, hablando con su pueblo indiferente, dice algo así como “hay que darse cuenta que la libertad se consigue a precio de sangre”. Palabras más, palabras menos, esa es la idea (mi memoria me traiciona para citar textualmente). Esto me hizo pensar en dos cosas que ocurrieron el fin de semana.

En primer lugar, el Viernes Santo un hombre que es Dios derrama su sangre por nosotros hara darnos la libertad de los hijos de Dios. Nuestra libertad frente a las cosas de este mundo y a la maldad del poder de las tinieblas fue conseguida por la sangre derramada por la flagelación, la coronación de espinas, las caídas en el camino y el clavar en la cruz de Jesús. De su costado abierto por la lanza del soldado brotó sangre y agua que nos renueva como seres humanos.

En segundo lugar, me vino a la memoria lo que estamos viviendo en la Argentina. No solamente en esta Semana Santa. Un signo es la muerte de un maestro (y quiero decirlo así, sin decir nombre… solamente profesión) en medio de una protesta. Quiero tomarlo como un signo de algo que nos está pasando, cada vez más, aunque de diversos modos. La sensación que a uno le va quedando es la cohersión del derecho constitucional a expresarse, centro de la vida democrática. No solamente en una provincia como Neuquén gobernada por la derecha.

También en otra provincia como Santa Cruz gobernada por la… ¿? Y no solamente allí, son solo ejemplos de situaciones que podríamos encontrar a lo largo y ancho de la patria. Veamosló desde otra óptica: cuando hay elecciones generales en las cuales se dirimen las internas de un partido que no se animó a discutir internamente… cuando en las elecciones se proponen personas pero ignoramos sus proyectos ciudadanos… cuando los funcionarios hacen anuncios populistas que saben que ellos no van a cumplir pero que hipotecan a los demás… cuando los medios se concentran en pocas manos que tienen colores económicos o políticos determinados… cuando cunde (despues del pacífico “que se vayan todos”) el “no te metás, no vale la pena, no cambia nada, siempre está los mismos, entre ellos se protegen”… cuando la gente sólo se preocupa de discutir cosas tan importantes como el fútbol, las telenovelas o gran hermano… Por esto creo que la sangre de este maestro (algo que indigna) debe hacernos despertar a la libertad: a sentirnos responsables de nuesta Nación. No para usar la violencia, sino para no desentendernos de la cosa pública, para sentirnos responsables de lo que nos pasa, para (con la libertad de los hijos de Dios) animarnos a asumir lo que nos corresponde hacer en el lugar en el cual el Señor nos ha colocado. Para que, así, la muerte de este maestro no sea en vano.

1 Comentario

  1. 1. Juan Martín Nador – Abril 11, 2007
    Una cosa es predicar los Valores Cristianos, pero otra cosa muy distinta es ponerlos por encima de los Valores de la Nación. Lo que se hace en defensa de Ella, se hace bajo la Voluntad del Señor.

    2. Fabián – Abril 11, 2007
    Mi amado Jesús te respondería: “busquen el Reino de Dios y su justicia y todo lo demás les será dado por añadidura” (Mt 6,33)

    3. Natalia Padilla – Abril 12, 2007
    Comparto con ustedes un mensaje que nos ha dejado
    S.S. Juan Pablo II “La Iglesia necesita laicos que hayan aprendido a vivir el radicalismo del Evangelio en la normalidad diaria”… que sea esta nustra vocación… según el evangelio del día de ayer, que podamos, al igual que los discipulos de Emaús, reconocer al Resucitado en el “encuentro”, en la particion del Pan… y decirle ¡quedate con nosotros! quedate en nustra familia, en nustros lugares de trabajo, con nustros amigos, en lo cotidiano de nuestra vida!!

    4. Juan Martín Nador – Abril 12, 2007
    Padre, no sea iluso, el contenido de la Biblia es mitad invento de los santos, mitad producto de malas traducciones.

    5. Natalia Padilla – Abril 12, 2007
    Juan martín: “la verdad los hara libres”… Cristo mismo es el camino, la verdad y la vida… no podemos callar lo que hemos visto y oido…

    6. Lala – Abril 12, 2007
    Padre ¡ qué bueno que cada uno pueda libremente decir lo que piensa mas allá de a quien va dirigido ese comentario ! Me gusta porque por uno que responde a favor, en contra o con ignorancia uno puede darse cuenta del pensar de nuestros HERMANOS EN CRISTO a pesar de ellos. Yo miré “Jesús” una mirada actual a la vida y época de Jesús de Nazareth. La verdad la mire en cuotas porque no me daban los tiempos. Despues te digo lo que pienso.

    7. comun – Abril 12, 2007
    Hola!!!!!!!!!!!!!
    Hoy entre a ARGENBLOG” y lo descubrí, que bueno!!!!!!!!!!! Un padre que tiene un blog, me gusto mucho.
    Yo tambien tengo uno pequeñito, jijiji
    Perdón por mi ignorancia donde queda, Hasenkamp……….
    Pasare por aquí, seguido.
    Un besote de alegría.

    8. Juan Martín Nador – Abril 12, 2007
    Lala: Sin embargo, Dios precede como cabeza espiritual y moral de toda Nación. Recuerda por favor la historia de Juana de Arco. La política nacionalista es una manifestación más clara de la Voluntad Divina.

    9. Fabián – Abril 12, 2007
    Lala: espero tus pensamientos
    Natalia: un gusto interactuar. Tenés razón, “no podemos callar lo que hemois visto y oído”. Algo de esto puse en mi post “LO primero de los mandamientos”.
    Común: te visité y me encanto el paseo que me permitiste dar.
    Juan Martín: me encanta que participes. Te hago una pregunta: la frase que puse del Evangelio, ¿es invento de los Santos o una mala traducción? Si es invento de los Santos, te pido que me digas qué Santo la inventó y porque lo hizo. Si es mala traducción, te pediría que me hagas la traducción correcta del griego.

    10. Juan Martín Nador – Abril 12, 2007
    Por favor, Padre, Ud. sabe mejor que yo que el verdadero sentido de la Religión Católica -la Verdadera Religión- no está en las palabras, sino en los sentimientos y en las acciones.
    Recuerde que la época de redacción del Nuevo Testamento, estaba plagada de pensadores -por decirlo de alguna manera- que pretendían asir la Verdad del Señor en unas cuantas fórmulas filosóficas.
    Seguramente Ud. recordará la polémica de Duns Scotus en torno a la Razón y a la concepción tomista de la Teología. ¿Ud. que opina sobre aquello?
    Muchas gracias.

    11. David – Abril 12, 2007
    Padre me gustó mucho lo expresado… a mí particularmente me llamó la atención que por lo menos en mi facultad que es pública, ninguno de los profesores hizo algún comentario de la muerte del maestro, osea empezamos las clases el martes después de vivir una jornada de duelo nacional, y en las aulas no se dijo nada, eso me llevó a reflexionar sobre si los argentinos somos conscientes del estado de violencia en el cual está sumergido el país.. bajo mi punto de vista llevado a cabo por la derecha… y creo que Santa Cruz está gorbenada por una cuasiizquierda a igual que el gobierno nacional…

    12. Fabián – Abril 12, 2007
    Juan Martín, creo que te vas por la tangente y no respondes a mi pregunta.
    Con respecto a lo que planteas, te recuerdo que hay cuatro evangelios canónicos y cerca de cincuenta apócrifos, ¿la razón? En esos cuatro la Iglesia reconocía la Revelación de Jesús, en los otros veía agregados humanos que deformaban la Palabra transmitida por los Doce.
    Por otra parte, hablas de religión. Religión es el esfuerzo del hombre por relacionarse con Dios (a través de palabras y ritos). Hay quienes dicen que el catolicismo no es religión en sí mismo. Antes de ser acción del hombre es Dios que sale al encuentro de los hombres por intermedio de su Hijo: la Gloria se revela en el Logos hecho Carne, Jesús. Por lo tanto no tiene palabras humanas sino un contenido dado desde lo Alto. La respuesta religiosa del hombre es secundaria (en el sentido de orden de precedencia). En otras palabras, antes que el sentimiento y las acciones humanas está el hecho del Dios que se manifiesta y el contenido de esa revelación (Logos o palabras…). Si no se tuviera ese sustento, las palabras serían vanas y las acciones estériles.
    Sigo esperando la respuesta a la pregunta que te hice sobre la cita: ¿invento de Santos o mala traducción? Qué y porqué.

    13. Lala – Abril 12, 2007
    Padre solamente a mi me la dieron a la película para que opine, porque alguien dijo que no era recomendable por una escena zonza, casi ingenua a lo que vemos hoy en TV. pero a mi me parece mas importante saber lo otro, si esa manera de presentar la vida de Jesús está bien o no porque hay algunos que se escandalizan por todo.A mi me encanta que San José en aquel tiempo …sólo José el carpintero, se enoje con los cobradores de impuestos y que se impaciente porque Jesús no cumple con la misión para la que Dios lo habia mandado según el cree, porque no sabe en realidad lo que debía pasar y así etc..etc.. por eso dije de hablarlo, me gusta y me llega mucho ver lo humano de Jesús, bien enraizado con lo divino, como también a María reconocerla mas humana de como nos enseñaron.
    Que el Señor Resucitado nos fortalezca en el amor y en la sabiduria para defender a quien dio TODA su sangre para hacernos libres.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí