La Iglesia de Pedro

366

Uno experimenta tiempos especiales de vivencia de la Gracia. Para mí cada una de las Convivencias con Dios, de las que he participado o asesorado, tuvieron esa particular característica. Esta vez no fue la excepción.

El viaje en colectivo desde Paraná a Neuquén me llevó 18 horas. Pero no me debo quejar. A Nancy el colectivo no la quería llevar desde Bahía Blanca porque había paro de transporte. Marianela casi no llega desde Chile: caminó un tramo en la nieve hasta la frontera porque el cole no podía llegar. A Rosita le robaron el bolso unos motochorros dos días antes del inicio de la Convivencia. Ya les conté el porrazo de Juan…

Pero el jueves 15 estábamos allí todos. Dispuestos a profundizar nuestro encuentro con el Señor y su Iglesia. Y Él no se hizo desear. Desde el primer instante lo vivido fue muy intenso, con toda la ascética que requiere esta tercera Convivencia (de una serie de siete) pero con todos los “caramelitos” que nos ayudaban a gozarnos del amor de Dios.

Hubo frutos muy lindos. Pero, de los testimonios de los conviventes en la evaluación final, rescato lo siguiente: la moción generalizada para pasar de “la” Iglesia a “mi” Iglesia. Toda una acción del Espíritu en nosotros, que deberemos realizar en las acciones cotidianas y concretas que realicemos.

La foto está fuera de foco. Se las comparto pero cuando me envíen alguna mejor la cambio.

1 Comentario

  1. Hola Padre!!! por lo que veo llegaste bien, ja ja. Tengo unas cuantas fotos de la convivencia para mandarte, solo decime, como? Te mando un fuerte abrazo en Jesús.

  2. Padre, que hermoso testimonio… Me uní a ustedes durante la CcPe y me gozo en el Señor por lo que hizo… Un abrazo fuerte y bendicioness!!!

  3. PADRE…!!! Gloria a Dios que llegó bien. UN GRAN ABRAZO EN CRISTO DESDE NEUQUÉN.

  4. Hola Padre , hermoso testimonio. pero espero ansiosa encontrarnos para que nos cuentes.Dios sabe por qué permite las cosas.Siempre es para que proclamemos Su Gloria. Bendiciones

  5. Hola Padre me alegra ver que llego bien, esta convivencia con Pedro sin lugar a dudasdejo muchos frutos y los que aun se veran alo largo del año muchas bendiciones

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí