La familia y la sociedad

446

El Texto de la Carta a las Familias para meditar en este día de la Novena a la Virgen de la Medalla Milagrosa es el siguiente:

La familia como institución, ¿qué espera de la sociedad? Ante todo que sea reconocida en su identidad y aceptada en su naturaleza de sujeto social. Ésta va unida a la identidad propia del matrimonio y de la familia. El matrimonio, que es la base de la institución familiar, está formado por la alianza “por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole”. Sólo una unión así puede ser reconocida y confirmada como “matrimonio” en la sociedad. En cambio, no lo pueden ser las otras uniones interpersonales que no responden a las condiciones recordadas antes, a pesar de que hoy día se difunden, precisamente sobre este punto, corrientes bastante peligrosas para el futuro de la familia y de la misma sociedad.

¡Ninguna sociedad humana puede correr el riesgo del permisivismo en cuestiones de fondo relacionadas con la esencia del matrimonio y de la familia! Semejante permisivismo moral llega a perjudicar las auténticas exigencias de paz y de comunión entre los hombres. Así se comprende por qué la Iglesia defiende con energía la identidad de la familia y exhorta a las instituciones competentes, especialmente a los responsables de la política, así como a las organizaciones internacionales, a no caer en la tentación de una aparente y falsa modernidad.

Hoy rezamos los Misterios de Luz

1- El bautismo de Jesús en el Jordán.

2- Las bodas de Caná.

3- El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.

4- La transfiguración en el monte Tabor.

5- La institución de la Eucaristía.

1 Comentario

  1. la familia es, sí, ciertamente, una institución. tal vez una de las primeras comunidades que formó el hombre para asegurarse protección y descendencia. pero, es algo mucho más importante. la familia es imagen de dios en la tierra. la santísima trinidad, es familia, son tres personas distintas con un fin y objetivo común, que forman un solo dios. jesús, nació en una familia, donde recibió amor, consejo y educación de sus santos padres, cuando todavía no tenía revelado cual era su verdadera condición. por eso, es mi devoción a san josé, “hombre de confianza de dios”, que amó y protegió a ese niño y, que al ser un simple hombre, nos da testimonio de que sí, se puede, si uno tiene vocación de servicio y ama a los suyos. seguramente, jesús aprendió a llamar abba al padre dios, cuando, en sus balbuceos infantiles, llamaba a josé de esa manera. fue el hombre que testimonió la presencia de un padre amoroso que nuestro señor, identifica con el padre creador. pero, siendo éste un ser muy superior, que nos da vida a todos sus hijos. en la familia se aprende a amar si se nos educa en el amor.

Tu opinión nos interesa.

Ingrese su comentario
Entre su nombre aquí